Asumamos los retos para construir una juventud que sea Irreverencia Organizada

JPSUV: 6 años de ausencia democrática (Documento)

Por: Juventud de Marea Socialista.

Entre el 09 y 12 de septiembre se desarrollará el Congreso de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela luego de 6 años de su fundación. Aspiramos que se convierta en un espacio para la rebeldía de las bases, en un momento para pujar por una juventud democrática y presente en las luchas, en la oportunidad para que la juventud que se empape de los debates mundiales sobre la necesidad de una nueva izquierda. Creemos que se deben superar los vacíos del 3º Congreso del PSUV en el terreno económico y político. Que seamos sensibles frente a las acciones autoritarias realizadas por miembros de la dirección cómo en el caso de las sanciones a Héctor Navarro y los ataques contra Jorge Giordani. Apostamos sinceramente a que este Congreso permita reencontrarnos con el Chávez que en la fundación de la JPUSV, batalló para formar una juventud crítica, movilizada, irreverente y que rompiera esquemas. Estamos conscientes de que nuestro "Por ahora" parte de estar muy alejados de haber construido esa juventud partidista que necesita nuestra Revolución Bolivariana.

Por eso alzamos nuestra voz, damos nuestras propuestas de cara al pueblo joven para que los debates no se queden encerrados en cuatro paredes. Sabemos que es posible cambiar lo que debe ser cambiando, por eso tiramos la piedra sin tener miedo a ser etiquetados y damos la cara para seguir avanzando en la construcción de ese mundo que soñamos, y que hoy por desviaciones burocráticas y una clara ofensiva de la derecha nacional se ve torpedeada. Confiamos irresolublemente en nuestro pueblo, en su disposición de lucha, en su consecuencia con la Revolución Bolivariana. Aquí nuestros aportes frente al venidero Congreso de la JPSUV.

Regalando espacios a la derecha.

En los últimos años sectores juveniles han encabezado procesos de movilización de impacto nacional. En su mayoría distantes de los objetivos de la Revolución Bolivariana. Aquí cabe hacerse varias preguntas ¿Todo el que se moviliza críticamente frente al gobierno es de derecha? ¿Los jóvenes que han querido mostrar inconformidad han encontrado un espacio en la revolución para hacerlo? ¿Es correcto confundir güarimberos y opositores como lo mismo? Estas son preguntas densas que abren un gran debate, lo reconocemos, pero como no plantearlas si son eje central para definir como intervenir políticamente en la juventud.

Estamos convencidos que las acciones güarimberas generaron una profunda crisis en las filas de la oposición juvenil. Para muchos la famosa #salida no expresaba sus intereses reales de lucha. Es indudable que los sectores dirigentes de derecha -de manera oportunista- quisieron bañarse con las consignas más emblemáticas de las luchas anticapitalistas a nivel nacional. En asambleas universitarias se planteaban debates muy distintos a las posturas reflejadas por la MUD en los medios, que partían de profundas críticas al gobierno pero despegándose de la posibilidad de propuestas neoliberales. En ocasiones nos encontramos con jóvenes que se reivindican de "derecha" pero hablan de propuestas anticapitalistas que chocan con las ideas de sus "dirigentes".

Sin que nos quede ninguna duda, el fenómeno juvenil opositor no es homogéneo y cuentan con una unidad sumamente superficial. Estamos convencidos que grandes franjas se encuentran allí porque no han visto en la juventud revolucionaria una opción crítica, irreverente y luchadora frente a los problemas reales que aquejan a nuestro país. Repudiamos y combatimos de la manera más clara los sectores que conscientemente alzan las banderas del capitalismo, pero advertimos que no intervenir en las luchas universitarias, laborales, culturales entre otras, con una política clara donde vean a una juventud revolucionaria, le regala espacios en la juventud a la derecha venezolana.

Rumbo a un Congreso con graves desviaciones.

Nuestro primer Congreso luego de 6 años. Para que la JPSUV salga fortalecida de este Congreso, debe afrontar todos los debates por más amargos que sean. 6 años sin vernos la cara ha sido tiempo suficiente para reproducir conductas burocráticas que afectan la democracia interna. Por señalar uno de los aspectos, contamos con un conjunto de coordinaciones nacionales jamás electas por nadie, la imposición del dedo ha sido aplicada a su máxima expresión. Esto ha desarrollado todo un manejo interno donde lo importante es tener un buen padrino, matando así, la posibilidad del desarrollo de liderazgos reales que vengan desde las bases.

La famosa cooptación se ha reproducido ejemplarmente en la JPSUV, llegando así al Congreso con una dirigencia absolutamente ilegítima que ha confiscado los debates y la conducción de nuestra herramienta partidista. Apostamos entonces a revolucionar la estructura actual y dar paso a las más amplias libertades democráticas que reconozcan el verdadero liderazgo de toda una juventud militante que ha dado hasta lo que no tiene por la Revolución Bolivariana.

Ausencia de normativas claras. En el Congreso fundacional de la JPSUV con la participación de más de 1000 delegados se aprobaron los estatus que hoy brillan por su ausencia. En el art. 6 numeral a.- "Son derechos de los y las militantes: elegir y ser elegido como vocero o vocera y delegado o delegada de la juventud en todos los niveles de la JPSUV y, en general, para toda actividad partidista, sin discriminación alguna, cumpliendo con los requisitos establecidos en los presentes estatutos.". En el numeral d.- "Ejercer libremente la crítica y la autocrítica, en los organismos correspondientes, con espíritu constructivo."

Apenas el día Jueves 04 de Septiembre fue publicado el reglamento para la elección de delegados y delegadas ante el Congreso, así como también el número de los mismos por cada uno de los municipios a nivel nacional (http://juventud.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2014/09/REGLAMENTO-ELECTORAL-VD.pdf y http://juventud.psuv.org.ve/wp-content/uploads/2014/09/delegados-definitivos.pdf), una clara vulneración de nuestros derechos como militantes.

Esto, beneficia a aquellos que cuentan con las maquinarias y recursos para adecuarse a las condiciones que se imponen desde las "altas" esferas a última hora. Llamamos a pelear desde cada uno de nuestros espacios para que las voces de las bases militantes sean escuchadas.

Dispersión en la agenda de debate. Para nadie es un secreto que en todo proceso Pre-Congreso debe garantizarse que las diversas posturas sean conocidas por las bases. Hasta ahora sólo se conocen los documentos emanados desde la dirección y se visualiza el más mínimo espíritu de recoger propuestas distintas a ellas. Dicha realidad afecta el desarrollo del Congreso, atravesando una clara dificultad donde la aplanadora de la dirigencia busca imponerse en el debate de las ideas. Por inexperiencia o voluntad de quienes se sitúan al frente de la estructura hoy, están profundizando las fallas que se han venido arrastrando, asfixiando el debate democrático mueren las posibilidades de cambiar lo que deba ser cambiado.

Al revisar el cronograma (http://juventud.psuv.org.ve/congreso-jpsuv/) de 11 fechas centrales 5 días son actividades culturales y deportivas (45% del cronograma), 3 días discusión de los documentos (27% del cronograma) y 2 días para reuniones de enlaces (18% del cronograma) y 1 día para la elección. Esto genera una dispersión tremenda que vulnera los tiempos necesarios para el debate político. Por supuesto que los jóvenes hacemos deporte y cultura, por supuesto que nos recreamos, pero cuando vamos a un Congreso queremos tener garantizados los más amplios espacios para el encuentro en debate y construcción de propuestas.

Sectarismo a la orden del día. El Congreso no ha logrado convertirse en un punto de agenda de la juventud revolucionaria a pesar de las enormes posibilidades, ya son años arrastrando una grave agenda sectaria. Desde la fundación, la dirección se ha alejado de las críticas y aportes de las bases desmotivando así a amplios sectores. El creer tener todas las respuestas y siempre refugiarse en el señalamiento de la "falta de consciencia del pueblo" alejo a la JPSUV de las luchas cotidianas, viéndose limitada como instrumento de lucha en muchas ocasiones. Hoy esta realidad tiene clara consecuencias que se reflejan en la enorme disgregación de las fuerzas juveniles del partido. Debe asumirse esto con gran responsabilidad, la revolución necesita de la juventud partidista y para eso hay que romper cualquier vestigio de sectarismo.

Se pagan y se dan el vuelto. La delgada línea entre el papel contralor del partido y la gestión gubernamental se ha roto. Muchos de quienes asumen roles dentro de la conducción del partido son a su vez dirigentes de la herramienta juvenil. En diversas oportunidades se ha tratado de desarrollar músculo político por medio de la chequera, generando fuertes vicios de clientelismo a lo interno de la JPSUV. El derroche ha estado a la orden del día, grandes beneficios a los que tienen acceso los sectores dirigentes los haces alejarse de la cotidianidad del militante, es un gravísimo error que debe ser revertido con medidas concretas: quienes ejercen funciones de dirección no pueden ser los mismos que asuman responsabilidades de gobierno.

Las dificultades no nos detienen. Seguimos adelante.

La juventud revolucionaria no se frena ante las dificultades. La pasión por transformar la sociedad y derrotar al capitalismo nos da energías de sobra para debatir de cara al pueblo. Las contradicciones las convertimos en razones para avanzar; las amarguras se convierten en una fuerza motivadora; las esperanzas de vivir en un mundo mejor nos conducen a trabajar cada día por ser mejores, más eficientes y más combativos. Las calles, universidades, fábricas, espacios públicos y demás escenarios de encuentro no les pertenecen a los jóvenes que perdieron las expectativas de cambiar al mundo, nos pertenecen a los luchadores, a los arriesgados, a los defensores de la democracia, a quienes no permitiremos que el socialismo se convierta en un mensaje monótono, a quienes crecimos junto a Chávez para obtener conquistas para nuestro pueblo, a quienes no nos conformamos con pequeñas cosas porque queremos tomar el cielo por asalto.

Por eso vamos a la pelea, para eso escribimos con la intención de que no sea letra muerta. Alzamos nuestras banderas multicolores que expresan la diversidad de nuestra lucha. La juventud de Marea Socialista alza su voz para ir al encuentro con iguales y distintos que coincidimos en una cosa: Ni el Capital Ni la Burocracia podrán confiscar nuestras luchas, haremos nuestra tarea que no es más que defender el Legado de la Revolución Socialista, de la nueva izquierda democrática y movilizada que no cree ni en sectarismos ni oportunismos. No nos quedamos al margen y planteamos nuestras propuestas.

Dando propuestas al país. En defensa del Proyecto Bolivariano.

La actual coyuntura política demuestra la necesidad de un profundo "sacudón" que venga desde las bases. Es nuestra principal tarea, explicar que las debilidades como revolución se expresan al seguir buscando salidas en el marco del capitalismo. Alejarnos de las banderas del socialismo contribuye a acrecentar dichas debilidades, por eso no hay vuelta atrás, o triunfa el socialismo o conoceremos la barbarie. Hoy corre riesgo una de nuestras más grandes conquistas: El control de nuestra renta petrolera. Dicho control permitió pensar un proyecto de país y comenzar a ejecutarlo, como también nos dio la posibilidad de romper límites en la inversión social que promovió un significativo nivel de vida. La vulneración de los mecanismos de administración de divisas permitió que se desarrollara un mecanismo mafioso de acumulación privada de capital expresada en un caso emblemático como lo fue la fuga de veinte mil millones de dólares en el 2012.

Como jóvenes que hacemos vida en Marea Socialista, hemos sido parte de la construcción de todas sus propuestas. El 19 de Julio en Conferencia Nacional Abierta aprobamos dos (2) documentos centrales que compartimos y nuevamente colocamos en debate debido a su vigencia:

Nos declaramos en campaña para romperle el lomo a la corrupción. Desde Marea Socialista hemos levantado la propuesta de "Auditoria Contra la Estafa a la Nación". Los jóvenes debemos ponernos al frente de esta campaña, ejecutarla en cada espacio donde hagamos viva. Debemos frenar definitivamente todo mecanismo mafioso que apunte al enriquecimiento de cúpulas. Por ejemplo, debe haber una profunda auditoria en universidades como la UCV que exigen presupuesto sin rendir cuentas claras. Debemos sumarnos a las campañas para conocer el paradero de los dólares fugados a través de SITME o CADIVI. Sea un burócrata o un capitalista, tenemos que pelear para tener conocimiento de donde están nuestros reales y que paguen los responsables.

Apostamos a una ley del primer empleo en el marco de la LOTTT. Mosca, gobiernos capitalistas de todo el mundo aprueban este tipo de leyes con la finalidad de darle un marco legal a las paupérrimas condiciones laborales de la juventud. Cualquier debate que se desarrolle en nuestro país para el acceso al primer empleo debe garantizar iguales condiciones que las establecidas en la Ley Orgánica del Trabajo vigente. La búsqueda de un primer empleo no va de la mano precisamente con las carreras en las que se están impulsando. Actualmente hay una migración del empleo hacia empresas especializadas en súper explotación como las cadenas Mc Donalds, Atento y tiendas de distinta índole, que ofreciendo supuestas "comodidades" en el cumplimiento de horarios, ofrecen muy malas condiciones laborales. El debate del primer empleo debe concentrarse en la posibilidad de generar empleos productivos que den acceso en condiciones justas (beneficios de la LOTTT) a la juventud.

Rompamos verdaderamente los esquemas comunicacionales. Todos recordamos cuando con el surgimiento de Ávila TV se logró transformar radicalmente la forma de hacer televisión. Sin necesidad de menospreciar los debates surgidos acerca de lo bueno y malo de dicho canal, hay que reconocer que fue un aporte importante en el debate de una nueva comunicación. Desde hace pocos meses atrás todo ese esfuerzo fue desmontando, convirtiéndose en un canal donde de política no hay mucho, y figuras que nacieron con ese canal hoy repiten esquemas comunicaciones en canales del Estado muy alejados del debate crítico e irreverente de la juventud, donde el "rompiendo esquemas" sólo es usado como un marketing político.

La juventud ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de la comunicación alternativa y comunitaria, y es un esfuerzo que debe ser promovido con mucha más fuerza. Es necesario que haya disposición política para acompañar estas iniciativas muchas veces desmeritadas por parte de la burocracia. Casos emblemáticos como el de aporrea.org demuestran las incomodidades de sectores dirigentes por la comunicación realmente democrática, al descalificar y combatir espacios como ese. La juventud debe pronunciarse firmemente por promover una comunicación distinta, tiene que pronunciarse en contra del mal manejo de VTV que asfixia los debates que da nuestro pueblo, y ser consecuentes con una conducta realmente zurda de la mano del Pueblo Bolivariano.

Insistimos en la transformación democrática de nuestra educación. ¡Constituyente ya!

Cuando nos referimos a Educación en Revolución hablamos de logros sin precedentes en nuestra historia. La masificación a todos los niveles es una realidad innegable y que representa una de las conquistas fundamentales del proceso, que defenderemos hoy y siempre. Todo avance en revolución genera nuevos retos y de esto no escapa la educación. En este punto específico sólo abordaremos lo relacionado a la Educación Universitaria. Recordemos por ejemplo, que todavía tenemos la deuda pendiente de la nueva Ley de Educación Universitaria. Aquí algunos puntos que consideramos claves.

Profundicemos la democracia universitaria. Durante años hemos combatido los rasgos antidemocráticos de las Universidad autónomas, donde para la elección de autoridades el voto de un profesor equivale a 40, 50 o 60 votos estudiantiles según los niveles de participación, pero en las universidades nacidas en el proceso las autoridades son colocadas a dedo sin ningún mecanismo de consulta, matando el espíritu democrático en la conducción universitaria. Esta es una amarga realidad que debe ser transformada. Proponemos desde la Juventud de Marea el empuje de un proceso de democratización profunda de todas las autoridades universitarias en el país.

La falsa disyuntiva centro de estudiantes vs consejos estudiantiles. Un debate mal llevado ha sido el de los organismos estudiantiles, siempre reducido y llevado a debates filosóficos, sin consultar a la globalidad del movimiento estudiantil. Se ha tratado de colocar desde arriba el esquema de Consejo Estudiantil sin hacer un debate a fondo del funcionamiento y los objetivos. La crítica a los Centros de Estudiantes, que parte de realidades innegables ha sido la raíz para experimentar en una nueva forma de organización que no alcanza los objetivos de construir algo más democrático. Creemos que este es un falso debate, nuestro interés es el de construir organismos gremiales que sean reconocidos por el conjunto de los estudiantes, que responda a esquemas democráticos, de respeto e inclusión de las minorías, de lucha y movilización y sobre todo autónomos frente a las autoridades se vistan del color que se vistan. Los Consejos Estudiantiles y Centros de Estudiantes pueden convivir como formas de organización gremial, lo importante, es que sean profundamente democráticos y reconocidos.

La inserción laboral tras la obtención del título universitario. La dificultad por encontrar estadísticas oficiales sobre la inserción de los graduados en sus terrenos laborales dificulta este debate y genera grandes preocupaciones. La no planificación de la economía, limita la posibilidad de planificar la apertura de carreras, el desconocimiento de la cantidad de recursos humanos que se necesitan para determinadas áreas, la actualización y reformulación de los pensum de estudio, todas variables que apuntan a una completa improvisación en la Educación Universitaria. El gran riesgo que estamos corriendo es la formación de una gran cantidad de profesionales y técnicos que no tienen garantizado el trabajo en sus áreas. Proponemos que -de existir- se hagan públicas estas estadísticas y de lo contrario, que se construyan, pero definitivamente debemos entrar en el debate de la planificación universitaria y garantizar empleo inmediato a quienes se gradúen.

Garanticemos satisfacer nuestras necesidades en armonía con el planeta.

Los debates posmarxistas introdujeron una variable novedosa no tomada en cuenta, por ejemplo, en la experiencia del socialismo soviético. Uno de esos elementos ha sido el ambientalismo, usado por el capitalismo y sus grandes trasnacionales de manera engañosa sólo para reducir jugosamente el pago de impuestos. En nuestro socialismo debemos buscar satisfacer todas las necesidades del ser humano, pero no a costilla de la destrucción del planeta sino en armonía con el desarrollo de nuestro medio ambiente. En Venezuela esta lucha se ha mantenido hasta cierto punto como un problema de marketing y absolutamente desvinculado de la lucha política, resultando así, ser algo al margen y siendo tomado por sectores como una lucha de carácter meramente individual. El ambientalismo no se trata de hacer negocios sembrando arbolitos, sino con la modificación de los patrones de producción y consumo que generan un desgaste ambiental vertiginoso que pone en riesgo nuestras generaciones futuras.

Queremos conocer que pasa en nuestra faja petrolífera. No al fracking. El debate sobre el esquema monoproductivo de nuestra economía ha llevado a hacer centro en la extracción petrolera. De esta manera se han dedicado importantes recursos a la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco, donde se han convocado a un conjunto de empresas transnacionales. Meses atrás quedamos sorprendidos con el anuncio por parte de PDVSA de acuerdos con empresas como Halliburton, Schlumberger, Weatherford, Repsol y ENI para la explotación petrolera en la Faja. Estas Transnacionales además de estar relacionadas con guerras imperialistas, son banderas del método de fracturación hidráulica mejor conocido como Fracking. Este método se ha desarrollado para obtener mayor rendimiento en la extracción y por su puesto jugosas ganancias, pero los daños ambientales son gigantescos y ya han despertado manifestaciones a nivel mundial.

Es inadmisible que si quiera pase por la cabeza la utilización de este método en nuestras tierras. Estamos ganados para la idea de que como jóvenes nos organicemos acompañados de equipos técnicos para ir a nuestra faja y realizar una inspección a fondo, donde podamos conocer los daños ambientales que se estén ocasionando y pelear para que las trasnacionales mafiosas salgan de nuestras tierras.

Ni por aquí ni por allá. Un parao a los transgénicos. Por medio de ingeniería genética se logra la modificación de aspectos fundamentales en la producción de semillas y cría de animales. De manera similar al fracking, la única argumentación positiva es la obtención de mayores ganancias. Ya en el mundo se sufren consecuencias económicas y ambientales desgarradoras. Empresas como Monsanto monopolizan el mercado internacional de transgénicos y a través de sus semillas establecen niveles de dominación sobre los cultivos de los países que acceden a sus servicios. Por otro lado la eliminación de cultivos ancestrales, la proliferación de alimentos de dudosa calidad, enfermedades desarrolladas a raíz de las modificaciones del ADN son sólo algunas de las consecuencias en la implementación de los transgénicos.

En Venezuela hemos alzado nuestra voz de protesta contra la instrucción de estos mecanismos, en ocasiones frente a esfuerzos legislativos que pretendían permitirlo. Sabemos y seguimos muy de cerca a compañeros y organizaciones que han asumido esta pelea y promueven una Ley de Semillas donde quede absolutamente descartado el uso de transgénicos, a ello todo nuestro apoyo. Sin embargo, somos víctimas de la instrucción indirecta. Al no producir el global de alimentos que necesita nuestro país, los niveles de importación son altísimos y la mayoría de las veces desde países que usan el recurso de la modificación genética.

En ese sentido debemos promover la legislación necesaria y el fortalecimiento tecnológico que frene de cualquier manera la entrada de productos modificados genéticamente. Y como propuesta de fondo darnos un plan para definitivamente garantizar nuestra soberanía alimentaria.

Menos carros y más transporte público de calidad. En el marco de los convenios con China se ha acordado la importación masiva de vehículos particulares, y según datos oficiales las solicitudes para acceder a ellos ya asciende al millón de personas. Esta realidad vulnera la industria automotriz instalada en el país, poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo, pero también responde a una concepción incorrecta de las necesidades de nuestro pueblo. Creemos que el menor uso de carros particulares no depende única y exclusivamente de un problema de consciencia individual. Tiene que ver con una política de Estado donde se revolucione el maltratado y desgastado sistema de transporte masivo.

Estamos convencidos que debemos construir un sólido sistema de transporte que le permita a la población movilizarse tranquilamente las 24 horas. Los beneficios de esto son innumerables desde la reducción de emisiones de gases tóxicos, pasando por la reducción de calidad sonora y hasta garantizando mejor calidad de vida. Abramos una discusión entonces de hacia dónde dirigimos los recursos, a importar vehículos particulares o a dar un crecimiento exponencial a la instalación de transporte colectivo.

A ordenar nuestra explotación minera. Si hay un proceso que produce un desgaste ambiental y humano tremendo es la explotación minera. En nuestra revolución ha habido esfuerzos por ordenar todo lo referente a este tema, pero los hechos demuestran que ha sido insuficiente. Todavía las explotaciones al margen siguen a gran magnitud y no se conoce a ciencia cierta el total de extracción mineral que permita ir haciendo un cuidadoso seguimiento en esta materia. Debemos avanzar en la creación de zonas especiales donde se apliquen normas estrictas que reduzcan a su mínima expresión los impactos, cómo también hacer un debate claro y raspao acerca de la protección de nuestras tierras y definir con toda la disposición política de cuales explotaciones mineras son necesarias y cuales deben terminar.

A diferencia de SUPRA-CCS queremos un sistema óptimo de recolección de desechos. Basta con observar las imágenes de la planta de transferencia de Coche en la ciudad de Caracas, para darnos cuentas de un manejo pésimo por parte de la gerencia de Supra-CCS del sistema de recolección de desechos. Se han generado en varias oportunidades una acumulación de basura que produce olores pestilentes a kilómetros del lugar, afectando directamente barriadas y urbanizaciones. Las denuncias en este sentido demuestran ya afectaciones de salud y reducción de la calidad de vida. Sin entrar en debate sobre el rol que puede jugar el reciclaje, estamos convencidos de la necesidad de promover nuevos patrones de consumo que no generen tanta basura y por supuesto, optimizar el tratamiento de los desechos.

Reivindiquemos a nuestra mujer.

La pobreza sigue teniendo rostro de mujer. En la Revolución Bolivariana las mujeres trabajadoras hemos conquistado una serie de derechos y beneficios, la nueva LOTTT y las diferentes Misiones Sociales enfocadas para el apoyo a las mujeres así lo demuestran. Sin embargo, para la construcción de una sociedad donde se garantice verdaderamente la igualdad de género aún quedan muchas tareas pendientes. Las Leyes, Misiones y Ministerios aún no han podido implementar una política capaz de vigilar que se cumplan las conquistas obtenidas en la LOTTT referentes a los períodos pre y pos natal, no han podido garantizar los aumentos justos de salarios para las trabajadoras, y peor aún: han hecho muy pocos esfuerzos en atacar la cifra de femicidios y violencia doméstica en Venezuela.

Interrupción de embarazo para no morir. Partimos de reconocer lo difícil de este debate en nuestra sociedad, pero nos vemos obligadas a contribuir a que se desarrolle. Hoy por hoy instituciones públicas garantizan distribución gratuita de preservativos, pero el acceso a anticonceptivos femeninos sigue siendo de muy alto costo. Esto marca una dificultad que discrimina entre hombres y mujeres. La interrupción del embarazo tratado clandestinamente, ocasiona cuadros de salud graves y hasta la muerte en nuestra mujer pobre, que no puede acceder a una supervisión médica adecuada. Experiencias en otros países como Cuba –donde las interrupciones son legales y atendidas públicamente - , demuestran saldos muy favorables al reducir muertes de mujeres embarazas y reducir los índices de necesidad de uso de este recurso.

Insistimos en la necesidad de incluir este debate como parte del fortalecimiento de las políticas de salud pública que logren reducir significativamente los riesgos de interrupciones clandestinas. Todo esto acompañado de una sólida campaña de educación sexual que reduzca los índices de embarazos no planificados, y que haga de la interrupción el último recurso.

No creemos en temas tabús. En Revolución todo debe ser debatido.

La juventud debe ser promotora de que ningún detalle pase debajo de la mesa. Como defensores del libre pensamiento hay romper con ataduras ideológicas que pesen sobre nuestra cultura de la sociedad capitalista que buscamos derrumbar. La revolución ha ignorado temas sensibles que terminan siendo debates en pasillos y calles sin resolución alguna. Para resolver un problema primero debemos reconocerlo y por eso debemos combatir el silencio.

Basta de recriminación frente a la diversidad sexual. Mientras en países del mundo entero se vienen aprobando los derechos civiles para el matrimonio entre parejas del mismo sexo, y en algunos hasta la posibilidad de adopción, en Venezuela sigue siendo casi que un debate execrado, quedando relegada esta demanda sólo a los colectivos que se organizan con dicho fin. La juventud tiene un papel protagónico en levantar este debate y romper ataduras culturales que recriminan la libre decisión sobre la sexualidad. Creemos que es momento de avanzar en esta deuda democrática que permita dar un salto adelante en la reivindicación democrática de este derecho. ¡Basta de callar! Luchemos por la reivindicación de la diversidad sexual.

El combate contra las drogas ¿política de represión o política de salud pública? El tema de las drogas sigue envestido de una concepción represiva como la solución para erradicar su existencia. Los esfuerzos de los órganos policiales y de inteligencia siguen clavados en el combate súper estructural del problema y con una política informativa muy débil. El problema de la drogadicción sigue causando estragos en nuestra juventud, muy a pesar de las inmensas fortunas destinadas por el gobierno para combatir el narcotráfico. En la medida que se siga tratando tímidamente este problema no encontraremos solución alguna. Creemos que el enfoque fundamental debe ser de política de salud pública y no como problema-pena que siga llenando nuestras cárceles de jóvenes consumidores. Este enfoque permitiría desarrollar campañas educativas que prevengan al consumidor sobre los efectos y no sobre la pena, ayudando así a empalmar con el problema real dando herramientas para decidir y no para reprimir.

Mercantilización del deporte. Parece mentira que este tema deba ser tratado como un tabú, pero así es, la pretensión por hacer al deporte como algo asexual frente a la política lo convierte en un tema poco discutido. Es indudable el esfuerzo realizado por el gobierno para fortalecer el deporte de alto rendimiento trayendo importantes logros al deporte nacional, esfuerzo creemos debe invertirse también en el deporte comunitario clave en la formación de nuestras futuras generaciones deportivas.

Pero decimos con absoluta responsabilidad que las federaciones deportivas en el país siguen siendo manejadas por mafias, que antes que el desarrollo deportivo están pendientes de la plata que obtienen por negocios y publicidad. ¿Qué explica que la FVF haya tardado tanto tiempo en seleccionar a un nuevo director técnico? ¿Qué razón hay para que nuestros talentosos peloteros no se fogueen en nuestra liga y haya una fuga de talento valiosísima hacia ligas en otros países? Son preguntas que ameritan una respuesta: Debemos promover un proceso de des-mercantilización de nuestro deporte.

Seguiremos en la calle.

Por supuesto que este documento logra abordar de manera general algunos temas para generar debates, sin embargo hay una esencia que es recuperar el carácter democrático de los instrumentos partidistas de nuestra revolución. Ponemos estas posturas al servicio del debate para que cada uno de quienes batallemos por este Congreso de la JPSUV contemos con elementos de los debates que día a día hacemos en cada espacio. Hemos decidido alzar nuestra voz de propuesta porque confiamos irreductiblemente en nuestro pueblo, capaz de aceptar los debates más complejos y construir las soluciones más aleccionadoras, con ese espíritu escribimos, con ese espíritu luchamos. Entendemos el Congreso de la JPSUV como un momento que puede contribuir o no a las luchas que hoy libra nuestro pueblo, por eso motivamos a pelear por nuestras ideas en este espacio.

Sin embargo reiteramos nuestro interés de seguir en la búsqueda de la construcción de espacios de debate democrático, de movilizaciones para defender el legado socialista de Chávez, de darlo todo para que nuestra revolución bolivariana siga adelante con el pueblo como protagonista. Desde la juventud nos sumamos y apostamos a ser motor fundamental en la puesta en marcha de las resoluciones de la Conferencia Nacional Abierta de Marea Socialista. Invitamos a todos los jóvenes que se sienten identificados con estas propuestas a encontrarnos a lo largo de todo el mes de septiembre, octubre y noviembre en las conferencias regionales que vamos a estar realizando. Levantemos una gran corriente de quienes queremos cambios, de quienes estamos convencidos y somos tercos luchadores anticapitalistas, de quienes ponemos nuestra actividad cultural al servicio de la transformación social, a que nos encontremos todos aquellos que exigimos y reivindicamos los instrumentos políticos no para conseguir votos sino para hacer revolución.

Correo: MSocialista89@gmail.com

Twitter: @MSocialista89



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7372 veces.



Marea Socialista

¡Ni Burocracia Ni Capital, Socialismo y más Revolución!

 @MareaSoc89

Visite el perfil de Marea Socialista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Congreso del PSUV 2014

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Congreso del PSUV 2014


Otros artículos sobre el tema Ecología y Ecosocialismo

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ecología y Ecosocialismo


Otros artículos sobre el tema Sexo Diversidad

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Sexo Diversidad


Otros artículos sobre el tema Liberación de la Mujer

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Liberación de la Mujer


Otros artículos sobre el tema Universidad Central de Venezuela (UCV)

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Universidad Central de Venezuela (UCV)


Otros artículos sobre el tema PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a194448.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO