El hato Arocha

Quienes comandan la Universidad Central de Venezuela con la Rectora Cecilia Arocha, aspirante a la Presidencia de la República, han amasado una cadena de poderes, la historia empieza en la Facultad de Odontología donde su padre fue Decano, su hermano miembro del Consejo de facultad y ella Decana por doce años.

Siendo Decana modificó mediante resolución los estatutos de reelección de esta Facultad para mandar por tres periodos, es decir, doce años, después acusan al Presidente Chávez de querer perpetuarse en el poder.

Arocha nunca ha dado clases, grandiosa maestra para montar una gran estructura que le permita estar constantemente en diversos cargos, incluso estuvo como representante profesoral ante el Consejo Universitario, apoyada por AD y Copei, hasta lograr la Rectoría y desde allí desarrollar uno de los periodos más nefastos de oscuridad que universidad alguna conozca en estos tiempos.

Su gestión se ha enmarcado en la instalación de unos fulanos portones a las entradas de la ciudad universitaria, aludiendo que la inseguridad tiene altos índices dentro del recinto.

La inseguridad es uno de los elementos claves por parte de la oposición venezolana, desde este concepto se ataca y desprestigia al gobierno, pero detrás de esto se ocultan grandes mafias comandadas por reconocidos personajes que impunemente actúan amparados en la autonomía.

Los mafiosos sobre todos los roba vehículos son amigos de connotados opositores que financian a la presidenciable Rectora, contribuyen con pagos que ayudan las andanadas de actividades opositoras.

La instalación de los cuestionados portones esconde la venganza Rectoral contra un grupos de estudiantes revolucionarios, hoy enjuiciados por connotados enemigos de esta gestión universitaria corrupta, inoperantes quienes han trasformado la academia en falsas acusaciones contra quien más presupuesto le han dado a esta universidad.

Hoy la universidad es usada como escenario político, apartando importantes aportes académicos para lo que ha sido su concepción mundialmente.

El Hato Arocha no descansa, así como convirtieron la Facultad de Odontología en un espacio donde juegan a sus anchas sin que nadie les audite, hoy los Arocha han triplicado su patrimonio desde el Rectorado, cuentos, historias montadas y la proyección de una candidatura presidencial llena de soberbia, junto a los representantes más oscuros del acontecer académico es el desarrollo de la gestión de los ganaderos Arocha.

Ya empiezan a verse los negocios de esta infame gestión, los delatan los grandes compromisos adquiridos como el negocio de los portones que desesperadamente tratan de cumplirle a las mafias que le ayudaron en su coronación.

Esta es la verdad de una muy recatada dama que sueña con ser Presidenta de este país.




venezuela01@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4211 veces.



Miguel A. Jaimes N.

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Sus sitios webs; https://www.geopoliticapetrolera.com.ve y https://www.lamucuy.com.ve

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes

Miguel Jaimes

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a97205.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO