A los funcionarios y órganos auxiliares para el ambiente

En días como estos, nos estremecen escenas de personas que dan mal uso a un vital liquido como lo es el agua, también nos causa estupor como en pleno siglo XXI hay personas que se encargan de dañar todo nuestro ambiente, talando, quemando y hasta desviando los causes de los ríos para aprovechamiento privado, a nuestro pesar esto es una conducta generalizada y aunque estamos en un mundo globalizado y la transmisión de información es masiva, aunado a que el estado y las empresas privadas hacen esfuerzos para transmitir mensajes ecologistas y ambientalistas, a la mayoría parece importarle poco lo que pasa con nuestras reservas naturales y mas alarmante es ver como funcionarios policiales, de la guardia nacional y hasta funcionarios del ministerio del ambiente, hidrocaribe y alcaldías, ven con sus propios ojos delitos ambientales y atroces acciones en el despilfarro del agua y no hacen nada, no se inmutan ante estas acciones , por eso estas palabras están dirigidas a ustedes a todos aquellos hombres y mujeres que al no conocer sus deberes se encogen de hombros y pasan de largo ante estas criminales actividades, por ejemplo las personas que con manguera en mano derrochan agua tratada, que con desparpajo dilapidan nuestro recurso hídrico, que desconocen la cantidad ingente de recursos que gastamos todos en potabilizar el agua que llega a nuestros hogares, otro ejemplo las personas que talan las riberas de los ríos, que ejerciendo una actividad ilícita como lo es la extracción ilegal de madera dejan las montañas desnudas y al caer las lluvias arrastran toneladas de sedimento a las aguas del río, ocasionando alta turbidez lo que daña nuestras plantas potabilizadoras, los funcionarios de los órganos auxiliares del ambiente están autorizados y tienen la facultad de intervenir ante cualquier acto que contravenga las normas reguladoras de las actividades que se constituyan en detrimento del ambiente. A través de estas líneas le vamos a describir las normas que los facultan y a las cuales se deben, iniciando con la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela la cual establece en su articulo 127 lo siguiente: Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia.

Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley.

Así como también la ley del Ambiente en su articulo N° 101 faculta a todos los funcionarios del estado a velar e intervenir en todos los asuntos ambientales y sobretodo aquellos que vayan en detrimento del mismo: Artículo 101 Los funcionarios de la Guardería Ambiental, representantes del Poder Público, están facultados para tramitar en el marco de sus competencias y de conformidad con la normativa sobre la materia, lo conducente ante la comisión de un hecho punible ambiental o de una infracción administrativa, en garantía de la conservación del ambiente y del desarrollo sustentable.

La Ley Orgánica del Ambiente promulgada el 22 de diciembre de 2006, en las Disposiciones Generales, artículo 2, establece que se entenderá por la Guardería Ambiental a la acción de vigilancia y fiscalización de las actividades que, directa o indirectamente, puedan incidir sobre el ambiente para la verificación del cumplimento de las disposiciones relativas a la conservación de un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado.

Así que el llamado de la Fundación Agua Para Todos es a los funcionarios policiales, guardias nacionales, ministerio publico, del ambiente y de agua, los trabajadores de instituciones como PDVSA, Hiodrocaribe, alcaldías, concejales, Alcaldes y demás instituciones publicas a colaborar para enfrentar esos delitos que atentan contra el buen vivir del pueblo y el buen funcionamiento de la Republica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1215 veces.



Rodolfo J. Gil

Abogado. Presidente de la Fundación Agua Para Todos

 rodolfogilg@gmail.com      @aguaparatodos1

Visite el perfil de Rodolfo J. Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rodolfo J. Gil

Rodolfo J. Gil

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a234610.htmlCd0NV CAC = Y co = US