Sobre la "suspensión" de la participación del PSL / C-CURA en Trabajadores en Lucha

Es desacertado retirarse de un espacio de unidad clasista porque no admita a sindicalistas de derecha

Compañeros del PSL/CCURA han dado a conocer formalmente su decisión de “suspender” su participación en “Trabajadores en Lucha (TEL)”, alegando que el espacio está cruzado por diferencias entre varios factores respecto a cómo encarar los conflictos laborales que se han venido presentando. Refieren que están por lograr la más amplia unidad de los trabajadores, sin distingos políticos ni ideológicos, en la movilización para confrontar la política antiobrera y autoritaria del gobierno de Maduro y que la situación defensiva en que nos encontramos como clase lo que da es para que nos unamos todos los que queramos luchar contra la dramática situación que padecemos.

Desde Marea Socialista ratificamos que efectivamente en TEL venimos, desde hace cierto tiempo, desarrollando un debate que es más significativo de lo que pretenden dar a entender los compañeros del PSL/CCURA; y lo es tanto que su decisión ha sido la de retirarse del espacio, aunque luego eufemísticamente digan que “suspenden” su participación en Trabajadores en Lucha/Caracas para continuar, según dicen, impulsando TEL en otros estados. Por tanto, vamos a desarrollar en tres puntos lo que consideramos respecto a tal decisión, el verdadero debate que nosotros hemos dado y el llamado fraternal que les hacemos más allá de las diferencias.   

El debate real que hemos dado desde Marea Socialista

Para nosotros el debate ha sido y es “Trabajadores en Lucha”, la defensa de que sea el espacio que inicialmente nos convocó, con sus características y sobre la base del documento fundacional que estipula sus líneas gruesas de funcionamiento (I). Cuando fuimos al evento de conformación del espacio nos encontramos con compañeros, factores políticos obreristas y organizaciones sindicales que asumimos el reto de levantar un polo obrero/sindical con clara definición de clase y en base a unos elementos programáticos para intervenir en las luchas concretas.

En medio de los conflictos que se han venido dando, por ejemplo, el del sector docente, nos podemos encontrar de todo, hasta direcciones que son parte de brazos políticos/sindicales de la patronal privada y de partidos pro intervencionistas, que están por la invasión gringa, y que… de más está decirlo, juegan para sus propios intereses y tienen un margen de acción ante la brutal situación que padecemos todos los trabajadores a nivel nacional, con sostén económico y mediático. Eso lo marca la realidad y se lo tenemos que advertir a la gran cantidad de trabajadores que sanamente se mueven desde la base y en función de sus condiciones materiales concretas, que ven cómo sus años de esfuerzo y trabajo se han ido a la nada.

Acompañar y alentar las protestas de los trabajadores es importante y buscamos intervenir como Trabajadores en Lucha para ayudar a organizar, movilizar, defenderse de la ofensiva que sufrimos y elevar el nivel de conciencia de la clase trabajadora. Pero, de nuestra parte hemos dicho, en cada ocasión, que no debemos desperdiciar la oportunidad de participar y mostrarnos como un polo con orientación e independencia de clase, con propuestas e iniciativas que ayuden a avanzar en la lucha, incidiendo en las acciones comunes con nuestra propia columna, con nuestras propias consignas y aportando en la cualificación de cada movilización. Todo eso en ayuda para la recomposición del movimiento sindical y la claridad política de los trabajadores y trabajadoras.

Nos parece que no ayuda al avance general de la lucha de los trabajadores seguir gritando consignas carentes de concreción como la de “salario digno” sin decir cuál es ese salario o queriendo colar de contrabando la dolarización, como lo hace la dirigencia sindical vinculada a los partidos burgueses, sin referirse al derecho que está plasmado en el Art. 91 de la CRBV, según el cual, el criterio de un “salario digno” es la cobertura del costo de la canasta básica de alimentos, bienes y servicios.

Tampoco sirve de mucho hacer loas a los levantamientos de pueblos hermanos como los de Ecuador o Chile, si eso no se empalma con absoluta claridad con las claves centrales que explican dichas gestas, que enfrentan políticas y paquetes económicos cuyos efectos son similares tanto allá como en Venezuela, aunque aquí Maduro se declare contrario al neoliberalismo, mientras que las direcciones sindicales oportunistas de la derecha llaman a levantarse pero pertenecen a partidos con programas neoliberales.

Si no mostramos un cuerpo propio ni aglutinador, en función de ir fortaleciendo nuestro musculo de clase, en medio de un contexto que amerita recomponer las fuerzas genuinas e intereses auténticos de los trabajadores, lo que estaríamos haciendo es facilitarle la tarea a unas direcciones político/sindicales que no solo están deslegitimadas en sus propios espacios, sino que su “gran fortaleza” es tener a su servicio los medios de comunicación del capital, que les disponen sus partidos políticos y que sabemos perfectamente cómo se están perfilando para las jornadas de Noviembre convocadas por Juan Guaidó, con el objeto de aprovecharse y desviar las luchas obreras hacia propósitos ajenos. Eso fue lo que ocurrió con la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela (ITV) frente a las luchas de comienzos de año, y por eso abandonamos correctamente ese agrupamiento que quería poner a la orden de Guaidó las luchas del movimiento sindical.

Entonces, el debate aquí no ha sido si vamos o no a la movilización de sectores de la clase trabajadora por sus justos reclamos, así sea convocada por el sindicalismo de derecha (o de la burocracia cercana al gobierno), sino la imperiosa necesidad de mantener Trabajadores en Lucha como espacio de articulación no contaminado por esa presencia incompatible con sus fundamentos, principios y programa para la pelea de clase.

La relación con la Coalición Sindical  

No es casualidad que TEL se haya ido debilitando a partir del momento en que el PSL/CCURA y otros factores se fueron ligando, en aras de la “unidad”, a una relación más estrecha con la llamada “Coalición Sindical”, brazo político/sindical cuya dirección responde a María Corina Machado y a Antonio Ledezma. Esto ya lo explicamos en otro documento (II). Por eso insistimos en que la discusión de fondo en TEL no ha sido la “unidad de acción” sino la preservación de los instrumentos autónomos de la clase trabajadora y cómo eso se relaciona con el contenido y el modo de intervenir en concurrencia con otros factores sin perder el perfil que nos define. Y es con esto que tiene que ver nuestra discusión en torno al último escrito del PSL/CCURA, dado a conocer a TEL, y su decisión de retirarse del espacio, aunque ahora lo formule como una “suspensión” y el mantenimiento de una participación puntual en Aragua o en algún otro lugar.

Los compañeros del PSL/CCURA ponen, por delante de todo, su confrontación con el gobierno de Maduro, la cual compartimos en la medida que se trata de un gobierno autoritario y que es responsable de un terrible paquete anti obrero; sin embargo, dejan de lado la naturaleza de ciertos factores que se movilizan también contra ese mismo gobierno, pero que lo hacen desde una postura proimperialista y al servicio de los planes de sectores burgueses opositores al “madurismo”. Es por ello que, hay que tener sumo cuidado, a la hora de que se pretendan mezclar esos elementos en las luchas de la clase trabajadora, pero con el fin de conducirlas hacia otros rumbos. Llamar a la unidad sin hacer esos distingos y advertencias nos lleva a posiciones de carácter oportunista y posibilista, en el sentido de buscar sacar provecho de ello sin reparar en otras consecuencias o de apelar a lo que se mueve en el marco de las posibilidades para confrontar al gobierno sin ver a quién realmente estaríamos favoreciendo . Por eso hablan en su reciente comunicado de juntarnos todos sin distingo político ni ideológico, afincándose contra el gobierno, pero dejando en abstracto lo de “romper con los demás partidos patronales”, termina justificando la alianza con la derecha opositora propatronal y proimperialista que tiene su propia manera de confrontar al gobierno, usando para ello al movimiento obrero. Ni una sola mención a Guaidó, ni una sola mención a Ledezma, ni una sola mención a María Corina Machado como direcciones a las que hay que combatir. O sea; los compañeros no le hablan a los trabajadores del riesgo de la relación o coincidencia en la “lucha” con estos factores, con todo lo que hay detrás a nivel del capital mundial, la relación que mantienen con Trump, cuya línea la expresan en el seno de los conflictos, instancias como “Coalición Sindical”

El gobierno de Maduro y compañía es claramente anti obrero y criminal pero no es el único enemigo que tenemos los trabajadores, por eso asumimos la declaración inicial de TEL que en ese sentido se ubica sin ambigüedades. Es un grandísimo error retirarse del espacio, debilitarlo, sin importar que pueda llegar a romperse, para darle prioridad a mantenerse relacionado con los factores mencionados, que claramente tributan a la derecha más rancia del país. Para darle forma a tan lamentable paso, los compañeros del PSL/CCURA han pasado por la pretensión de proponer que se incorporase a TEL a dirigentes públicos de la Coalición Sindical, a lo cual opusimos resistencia junto a otros integrantes de la articulación, sabiendo los compañeros que esto choca con los acuerdos y principios fundamentales a través de los cuales sustentamos la relación colectiva que nos liga en TEL.

Es poco serio eso de dar a conocer la decisión de retirarse de TEL para luego darle la vuelta diciendo que “suspenden” su participación en “Trabajadores en Lucha/Caracas” para continuar en algunos estados, como si se tratase del nombre de una franquicia. No tiene justificación de peso que se nos conduzca a romper TEL debido al debate que venimos dando; sino todo lo contrario: que ese debate y la continuidad de la acción cotidiana articulada es lo que nos puede permitir intentar una salida superadora, que es una necesidad para todos nosotros y para la clase trabajadora. Sobre todo, viendo la dinámica de movilización que está recorriendo gran parte del continente y que tiene muy preocupados a todos los clanes de la gobernanza mundial, donde los gobiernos del Grupo de Lima no la están teniendo fácil, ni el de Maduro tampoco, porque se llamen neoliberales o no los gobiernos, los levantamientos populares son contra los paquetes y las medidas anti obreras, que se aplican tanto allá como acá.

El llamado fraternal a los compañeros del PSL/CCURA

Nosotros apostamos por la unidad de los trabajadores, con independencia de clase y política de todos los factores del poder burgués y burocrático claramente identificados en el escenario nacional y mundial. Todos los compañeros son valiosos e importantes, y más allá de las diferencias insistimos en que es un error garrafal retirarse de TEL y abandonar las reuniones en Caracas, cuando más bien vemos la necesidad de hacer un esfuerzo porque podamos reordenarnos y dar con el método adecuado para nivelarnos y encontrarnos con los demás compañeros, que en su momento fueron al primer evento en la UCV. Y si es cierto que TEL ha avanzado en algunos estados, entonces eso ensancha todavía más el error de los compañeros y de cualesquiera otros que sean parte de esa idea.

Hay propuestas que nos pueden facilitar retomar la dinámica propia. Por nuestra parte insistimos en fortalecer la consigna del Art. 91 de la CRBV y el amparo ante el TSJ, como un eje articulador en torno al salario que sigue siendo el factor principal de las movilizaciones y reclamo de los trabajadores. De igual manera discutir más a profundidad cómo continuar las actividades en el sector salud con SIRTRASALUD y cómo TEL actúa de motor, que sirva para que el compañero Thony Navas recupere dinámica en el Distrito Capital y avance como una referencia, más allá de declarar a los medios, o cómo empujamos de conjunto con la compañera Zuleika Matamoros, docente de base pero que ha venido interviniendo muy bien en ese conflicto; entre otras.

Creemos que desde TEL podemos contribuir con algunas tareas unitarias centrales que están en el panorama de los problemas concretos y que requieren respuesta de la clase trabajadora, enfatizando: 1) lucha en torno a reclamo de Art 91, SM = CB, apoyo al Amparo, respuesta al último aumento del gobierno 2) seguir defendiendo derecho a convenciones colectivas y exigir anulación Memorando 2792, 3) lucha por el rescate de prestaciones sociales con iniciativas judiciales y de calle, 4) defensa de los seguros médicos, comedores y beneficios… 5) acompañamiento solidario de las luchas (petroleros, maestros, salud, sector eléctrico, sector privado… o las que se presenten. 6) Contra represión y por las libertades sindicales. 7) Actividades de difusión, formación y foros de discusión desde TEL…

Es nuestro deseo que PSL/C-CURA permanezcan en TEL y siga participando, pero mantendremos nuestra firme posición respecto al ingreso de sectores contrarios al programa fundacional. Estamos por que todos acompañemos las iniciativas propias y autónomas de TEL sin reemplazarlas ni desestimarlas por otras con alianzas que tenga cada factor. Nos parece necesario insistir en la realización del Encuentro o Plenaria Nacional pendiente. También pensamos que es urgente discutir la posición de TEL ante el llamado de Guaidó a los trabajadores para el 16 de noviembre en función de su agenda política, al cual nos oponemos y debemos denunciar por las razones ya expuestas: nuestra lucha es nuestra y no de quienes la pretenden confiscar desde intereses contrarios.

Nos repensamos y hemos polemizado desde TEL, pero en lo que sí coincidimos plenamente con todas las organizaciones articuladas, es en la caracterización de la política anti obrera que viene ejecutando el gobierno y a la que todos, y la clase trabajadora, venimos resistiendo de una manera muy cuesta arriba, pero apostando por avanzar en cuanto a saldos orgánicos y mayor presencia en las luchas. Con estos elementos, de polémica, por un lado, pero con llamados fraternos a la vez, insistimos en la importancia de revitalizar entre todos a TEL y que se de en base a un involucramiento de la mayor cantidad de compañeros y compañeras posible, tanto en las reuniones quincenales y sus debates, como en las acciones prácticas. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 614 veces.



Marea Socialista

Organización política venezolana de izquierda, de orientación marxista-leninista-trotskysta, con ancestros partidarios desde los años 70 del Siglo XX. Procede de una corriente crítica, fundamentalmente obrera, que participó en el PSUV en los tiempos de Hugo Chávez y se desprendió en 2014 en ruptura franca con el gobierno de Nicolás Maduro. También se enfrenta a la derecha opositora y al autoproclamado "presidente" Guaidó. Se articula internacionalmente con la Liga Internacional Socialista (LIS-ISL IV Internacional). Una de sus principales consignas distintivas es: "¡Ni burocracia, ni capital!" Su Web es: www.mareasocialista.org

 Msocialista89@gmail.com      @MareaSoc89

Visite el perfil de Marea Socialista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a284043.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO