De Bianco a García – Arocha, todo un abismo

La diferencia ente los seres humanos, está marcada por la estatura moral y ética que se pueda exhibir en el desarrollo de la vida, de la profesión, del quehacer cotidiano. Esa condición dice o no del respeto merecido o del desprecio ganado al calor del comportamiento publico y privado.

Cuando hablamos de Jesús María Bianco, es necesario mencionar la calidad y cualidad humana de un hombre que se entregó a la función humanitaria, ductora de la formación de hombres y mujeres con valores de honor, vergüenza y honestidad. Recordando los duros días del Dr. Jesús María Bianco, enfrentando el aparato represor de la oligarquía bajo el mandato ingrato de Rafael Caldera rodríguez, presidente entonces al servicio del imperio Norteamericano, la figura de un digno rector se agiganto ante el potencial armado de unas fuerzas represivas que se caracterizaban por el desprecio a la vida y el odio a la libertad. Eran los tiempos en los cuales las sombras eran mantenidas relegadas a los espacios del gobierno de turno de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Rafael Caldera, pero dentro de la UCV, la luz de la razón y la verdad era sostenida por ese indigne venezolano que ejercía la función de rector.

Cuarenta años después encontramos una situación paradójica: ahora la luz brilla en los rincones de gobierno y las sombras campean en la UCV ¿que pasó? Hoy la rectoría de la Universidad Central de Venezuela, esta ocupada por una persona gris, farsa, mediocre y engañadora; posada de rodillas ante los intereses más mezquinos contrarios al país y a propia institución que rige. Hasta los espacios de la dirección son usados para francachelas de aguardiente cara y libidinosa, donde hasta la vigilancia en convertida en cómplice de bacanal.

Con la bendición d esa rectora, se impulsa la violencia y el crimen entre los hermanos Estudiantes. Apoyadora de una derecha fascista, cuya conducta refleja la poca estima y la baja moral, llegando incluso a exponer las nalgas públicamente yo no se como no se les ocurre a esos aliñados manitas blancas, pupilos de Gracia – Arocha pintarse una foto de élla en el trasero afeitado. La universidad central de hoy, dista años luz en todo aspecto de la de los tiempos del Dr. Bianco. Su rectora es mentirosa, calumniadora, manipuladora, carece de valores éticos y morales, infla las nominas para robarse los dineros y se niega a rendir cuentas a nadie. Es decir es toda una anárquica pro yanqui.

Se impone la necesidad de encender nuevamente las luces de la sabiduría y la dignidad dentro de la UCV, es lo menos que podemos hacer por la memoria ese grande hombre que defendió los espacios de dignidad y conocimiento de esa institución. Entre Bianco Y García – Arocha hay una distancia del cielo al infierno, élla en el infierno de la perversidad, él en el cielo de la razón y la luz


javiermonagasmaita@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2731 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a97038.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO