¡Con la derecha ni a misa!

Jorge Rodríguez tiene razón cuando grita a todo pulmón que no hará gobierno ni con Capriles, ni con Ledezma, ni con Ocariz.

La Derecha no perdona, y tiene un solo objetivo: Imponer la dictadura de los ricos sobre la nobleza de los pobres. A ellos sólo les gusta un método: El fascismo; y un solo fin: La perpetuación de la explotación de clases.

Y esa derecha recalcitrante que representan Capriles, Ocariz y Ledezma no conoce otra forma de entendimiento con los factores progresistas que no sea la rendición; por lo que cualquier conciliación con ellos pasa porque su tesis se imponga; que no es otra que la liquidación del proceso bolivariano, y la desmovilización popular hasta ver aplastada la conciencia de clase que el pueblo ha acumulado gracias a Chávez.

Lamentándolo mucho ¡estamos en guerra!...; y sólo terminará esta guerra cuando alguna de las partes se rinda. Sólo que mientras nosotros, ingenuamente quizás, llevamos 10 años pretendiendo ganarle a la burguesía con votos, ellos cada vez que pueden nos ganan con plomo. Pero es que ni con votos les ganamos, porque habrá que ver la cantidad de contrarrevolucionarios infiltrados que hoy tenemos ejerciendo gobierno con Chávez (ganando elecciones, incluso), y que no harán otra cosa que afianzar los intereses de clase de las oligarquías, mientras disimulan gritando ¡Patria, Socialismo ó Muerte!...

Hay un resquicio por donde vendrán a meterse los enemigos, y no es otro que la supuesta “gobernabilidad” compartida, y que si nosotros no aceptamos nos tildarán de bárbaros y resentidos. Y pondrán para ello a funcionar toda su maquinaria mediática; y harán a creer a “Crucita” Bermúdez y a Daniel Brito (ambos de Cumaná), que Chávez sigue siendo un ogro y que a Leopoldo López y a Marcel Granier hay que prenderles velas.

Si alguna cosa diferencia a la Izquierda de la Derecha, es que ésta cuida mucho las formas; de manera que mientras Pinochet jugueteaba con sus nietos, y aparecía en TV riéndose a mandíbula batiente mientras besaba a nuestra Miss Universo Maritza Sayalero, al propio tiempo soltaba su jauría de perros hambrientos para asesinar a miles de chilenos que clamaban justicia.

La Izquierda nó. La Izquierda es elocuente en el verbo (vean a Chávez cuando amenaza, insulta, arremete, etc.), pero incapaz de matar una mosca.

Le digo siempre a mis amigos escuálidos que si se quieren convencer de esto último, comparen lo que hicieron Hugo Chávez frente al Golpe de Abril de 2002, y Carlos Andrés Pérez frente a “El Caracazo” de 1989: Mientras el primero sacó un crucifijo y llegó de la muerte pidiendo perdón; al segundo no le tembló el pulso para sacar al Ejército y sembrar de cadáveres las calles de la Capital.  

Así que antes que nos estigmaticen ellos como que somos nosotros los malos, saquemos de urgencia una contraofensiva mediática para enseñar lo contrario.

¡Hagamos de urgencia el Mural del Oprobio! 

(jesusmezadiaz@yahoo.es)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1694 veces.



Jesus Meza Díaz


Visite el perfil de Jesús Meza Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas