Entre la razón y la fuerza: El dilema de la oposición

Decía Alfredo Maneiro, gran líder revolucionario venezolano, ya fallecido: "En política, no basta con tener la razón. Hay que tener también la fuerza".

La Oposición venezolana nunca ha tenido la razón, pero sí la fuerza. Desde la misma llegada de Chávez al poder, nos demostraron una descomunal capacidad de conspiración y de manipulación, que hacía muy difícil la permanencia del proyecto revolucionario bolivariano. Empezando por la todopoderosa Embajada gringa, pasando por todo el estamento empresarial, mediático, eclesiástico, militar, sindical y gremial, hasta llegar a una poderosa clase media ganada para el odio y el neo-fascismo, la fuerza opositora nos retaba a diario para destruir el sueño popular que nacía en 1999.

Tanto poder exhibía aquí la antigua "Coordinadora Democrática" (hoy MUD), que una embajadora de los EE.UU. (Donna Hrinak) tuvo el "tupé" de pedirle a Chávez la renuncia, apenas comenzando el gobierno. Y después vendrían la quema -en cadena de Radio y TV- de la Ley de Tierras, el golpe de Estado, el paro económico, el sabotaje petrolero, el intento de "Referendo Consultivo trasmutado en Revocatorio", el propio Referendo Revocatorio, la invasión paramilitar de la Finca Daktari, las temibles guarimbas, "La Arrechera" de Capriles, "La Salida" de L. López y la guerra civil de 2017.

Y todo lo anterior, sin contar con todo el andamiaje internacional de apoyo que ha tenido aquí la canalla opositora, en su afán por destrozar al chavismo: Los grandes periódicos y televisoras del mundo, más la OEA, la Unión Europea, la ONU, Mercosur, y los gobiernos de Estados Unidos, España, Francia, Chile, Colombia, Panamá, Brasil, Argentina, Canadá, Costa Rica, Paraguay, Perú, Uruguay, etc. Es decir, cualquiera diría que hemos apelado a la magia, para sostener un proceso revolucionario que acusa tantos enemigos infernales.

¡Démonos cuenta, entonces, cuánta fuerza nos ha demostrado la Oposición, y aun seguimos vivos...! ¿Por qué no terminan de destronarnos, y mandar este país a la mierda...? La respuesta es sencilla: Han tenido la fuerza, pero no la razón. Y su error de cálculo fue el siguiente: Si la derecha mundial ha tumbado tantos regímenes progresistas, sin tener la razón, ¿por qué en Venezuela no...? "La conciencia, Libertador, la conciencia"... (Parafraseando a Alí Primera, en su famosa canción "Bolívar y El Carajíto").

Pero la Oposición sí ha llegado a tener -por destellos- la "razón", en ciertos momentos históricos de estos 18 años. Un ejemplo de ello, fue la amarga experiencia electoral del 2015. (Aunque lo correcto sería decir, que "nuestro gobierno ha llegado a perder -en ciertos lapsos- la sintonía con el pueblo que nos sustenta, aunque producto de la misma intoxicación derechista").

¡Pues..., ni aún así, teniendo "razón" y fuerza, la MUD/USA nos ha logrado mancillar. ¿Qué ha pasado...? ¡Bueno, que cuando han tenido la "razón", han desperdiciado la fuerza! Después que nos aplastaron en la Asamblea Nacional, recurrieron a otra escalada fascista, que terminó por hundirlos frente al mismo pueblo que alegan defender. Es decir, que cuando han logrado conjugar la razón con la fuerza, ambas se les diluyen en las manos. Terminan perdiendo la razón, y desperdiciando la fuerza, que es lo que les acaba de suceder este 15 de octubre. ¡Qué vaina...!

(jesusmezadiaz21@gmail.com).

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 328 veces.



Jesús Meza Díaz


Visite el perfil de Jesús Meza Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Meza Díaz

Jesús Meza Díaz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US Y ab = '0' /actualidad/a254082.htmlCd0NV CAC = Y co = US