¿Qué Está Pasando en las 263 Alcaldías?

Se ha dicho muchas veces y con sobradas razones, que los gobiernos locales son los que están más cerca de los ciudadanos. Esa cercanía entre el poder Municipal y los ciudadanos/comunidades, hace que las Alcaldías sean efectivamente espacios de recepción de demandas que formulan las organizaciones comunitarias y los Alcaldes, tienen la obligación y la responsabilidad de convertirse en puentes o coordinadores interinstitucionales (articuladores y promotores de políticas públicas) para poder darle respuesta a esos problemas/demandas, porque por lo general, una parte importante de los Municipios del país dependen del situado nacional y esa circunstancia, los limita financieramente para atender plenamente sus competencias.

Si se intenta hacer una lectura de las ofertas electorales que los candidatos y candidatas a las Alcaldías formulan en la contienda electoral, no se exagera si se afirma, que la mayoría ignoran completamente las competencias de los Municipios o le colocan (muy conscientemente) un extra a sus inclinaciones demagógicas.

Básicamente, las alcaldías son importante instrumentos para que un determinado asentamiento humano se perciba y sienta como una ciudad. En resumidas cuentas; la función básica de los alcaldes y alcaldesas se orienta a darle sentido humano a esos conglomerados. Eso no es cualquier cosa y para poder cumplir con esa función; las alcaldesas y alcaldes deben disponer de dos instrumentos: 1) Un plan contemple la ordenación y promoción del desarrollo económico y social y 2) Plan local de desarrollo Urbano. En muchas Alcaldías este importante instrumento (PEDUL) no existe o esta desactualizado.

El PSUV de acuerdo con los resultados electorales del 23-N ganó en 263 alcaldías y ese hecho no deja de ser un tremendo reto para el desarrollo del proceso revolucionario, porque de la percepción que se tenga de las gestiones municipales dependerá en gran medida, la surte de ese proceso. Para el Proyecto Revolucionario, el desarrollo de gestiones eficientes en los municipios es uno de los aspectos estratégico del proceso y en función de ello, parece razonable entonces que se concrete una política de apoyo y coordinación con este poder para asegurar así un mejor desempeño. El éxito en este nivel de gobierno asegura o facilita la continuación del proceso revolucionario a nivel de las gobernaciones y contribuye significativamente a la consolidación de la opción revolucionaria nacional.

Un mal desempeño a este nivel, contribuiría al surgimiento de una especie de “talón de Aquiles”, capaz de debilitar el liderazgo de Hugo Chávez Frías. Si se reconoce el carácter estratégico que tienen los gobiernos municipales para la profundización del proceso revolucionario; el PSUV debería estar ejecutando acciones dirigidas a ofrecerles a las Alcaldías bolivarianas un apoyo técnico e implementar paralelamente, un proceso de control de gestión para asegurarse que las políticas se ejecuten oportunamente.


Razones que Justifican la Ejecución de Estas Acciones


1) Los recursos son limitados y los problemas y Competencias son exigentes. Además de esta condición de las competencias; los municipios han venido acumulando problemas y haciendo más complicado las soluciones.

2) Nos inscribimos dentro de unas perspectivas política e ideológica que cuestiona duramente el paradigma según el cual, el mercado es capaz de ordenar y equilibrar las variables económicas y sociales.

3) Los Municipios confronta serios problemas/deficiencias institucionales/gerenciales que dificultan el desarrollo de políticas públicas.

4) Muy pocas Alcaldías no disponen de Unidades o Direcciones que permitan planificar el gobierno municipal. Si se reconoce las exigencias de las competencias de los Municipios, la complejidad de los problemas básicos (aseo, vialidad, transporte, agua), la limitación de los recursos financieros y se niega el paradigma del esquema neoliberal es lógico pensar que la planificación es o puede ser una importante herramienta para impulsar gobiernos más eficaces y establecer una mancomunidad de gobierno.

El asunto es político y técnico, porque es posible que en una alcaldía exista una unidad de planificación con un buen técnico, pero el Alcalde lo atrae la rutina o las urgencias y se olvida que la planificación puede ser una importante herramienta para ofrecerle una respuesta oportuna y eficiente a los problemas.



evaristomarcano@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3692 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /contraloria/a69898.htmlCd0NV CAC = Y co = US