Tenemos un Sur

Petróleo, ¿por qué tan solito?

La estrangulación económica que está ejecutando la burguesía a instancias de Washington, hace recordar un antiguo chiste cruel donde se refleja el cinismo de un charro malandrín que iba en su caballo y próximo al pueblo, cuando ya oscurecía divisa una pareja de jóvenes enamorados y sin decir palabra, sacando su pistolón le da un tiro al galán: luego, caracoleando su montura se le acerca a la muchacha y con su acento azteca, dice: Chula, ¿por qué tan solita?

Chama, ¿por qué sin harina? sería la pregunta de cualquier importador de trigo o de maíz. Mi vida, ¿no tienes margarina todavía? diría un industrial de las grasas. Corazón, ¿conseguiste el repuesto? ¿Sí? Seguro que muy caro ¡Qué cosas! Comentaría un concesionario.

Crean el desabastecimiento y luego hacen su campaña mediática contra la escasez. Politizan la inseguridad y como les convienen cifras rojas bien altas, contribuyen a elevarlas como lo han hecho en lo que va de siglo para dañar la imagen del proceso bolivariano, ahora de forma abierta, ejerciendo el monopolio de la provocación y la violencia, en su afán por tener más poder, usando los paracos de Uribe, quien, interrogado sobre el tema, no pudo evitar su risa de culpable satisfacción.

Y es que el Departamento de Estado da otro zarpazo, qué es una raya más para ese tigre, pues piensa que con esta operación tenaza de guerra económica e insurrección armada paramilitar, podrá derrocar a los bolivarianos y retomar el control sobre los recursos de nuestra Patria: vemos como se acaban de disparar de nuevo los precios a la par de aumentar el desabastecimiento en muchos rublos, y como ya se les escualidizaron las barricadas, comienzan los actos terroristas realizados por los mercenarios colombianos enviados por el sonriente socio de Leopoldo López, como quemar cisternas de combustible y asesinatos por francotiradores, tratando de doblegar la resistencia y la voluntad del pueblo venezolano.

Al pueblo de las dificultades se nos presenta un nuevo reto para conservar la independencia y la inclusión y, como debe ser siempre, nuestros líderes tienen que pregonar con el ejemplo, gobernar obedeciendo, remachando la unidad cívico militar, aprovechando la crisis para profundizar la revolución, incrementando el poder popular y minimizando el burocratismo, el sectarismo y la corrupción.

Esperemos que en el III Congreso del PSUV se tenga al fin la voluntad que impulse el salto cualitativo y convirtamos la eterna maquinaria electoral en un verdadero partido para la revolución, capaz de detener la insurrección narco paraca y de que puedan volver los gringos y decir: Petróleo, ¿porqué tan solito?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1809 veces.



Oscar Pérez Cristancho


Visite el perfil de Oscar Pérez Cristancho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ofensiva Golpista febrero 2014

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ofensiva Golpista febrero 2014


Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013