Dónde puede firmar Lameano

Un tal Lameano del Marqués lanzó públicamente una solicitud de informaciones sobre cómo cambiar multitud de cosas firmando, como si eso pudiera hacerse, y pregunta dónde debe firmar para que no sigan ocurriendo cosas que le disgustan o para que ocurran las que él quiere. Lástima que este señor Lameano esté tan desubicado en la vida, y especialmente en la muerte, que plantea cosas que, aunque puedan ser atractivas, no dejan de ser idioteces. Vamos a responderle solamente el primer párrafo pues tampoco es que uno esté tan desocupado como para dedicarle tiempo a tal mazacote de majaderías con asuntos de cierta relevancia. Comienza preguntando textualmente que "dónde hay que firmar para que no haya más muertos en el país", y como ese tema de la muerte está relacionado con la concepción religiosa de cada quien, yo le sugeriría que envíe su firma a su deidad favorita, no sin advertirle de mi pesimista convicción de que esa bicha que representan como esqueleto con guadaña no le para a firmas, a súplicas, ni a cadenas de oraciones, por lo que los sepultureros no van a quedarse sin trabajo y pueden estar tranquilos, además de que si lográramos extraditar a esa flaca, cuando empezara a no morirse más nadie en este país, la voz se correría rapidísimo y todo el mundo se vendría pa acá buscando esa papaya de la vida eterna, y sencillamente no cabríamos y los servicios públicos colapsarían y nos moriríamos pero de la arrechera por la falta de agua, por el aumento del bachaqueo con la comida, por el racionamiento eléctrico, además de que no habría cama pa tanta gente.

Luego pregunta dónde firmar para que se acabe la delincuencia, en lo que le haríamos la recomendación de que, como la culebra se mata por la cabeza y en la cúspide del malandraje mundial se encuentra la elite de quienes gobiernan la primera potencia del planeta, (me llamas pirata porque sólo tengo tres barcos, si tuviera trescientos me llamarías emperador), envíe entonces su firma a la Corte Internacional de la Haya, con la misma advertencia pesimista de que no surtirá ningún efecto pues los honorables magistrados saben que esos malandros tienen unas chinas que pegan duro. Igual respuesta le daríamos a la corrupción y la justicia. Y si se trata de sancionar a todos los corruptos, de seguro que la oposición migraría en masa para Miami pues no faltaría un corrupto enchufado que les advertiría a tiempo.

Para muestra, ese párrafo basta, y como en lo que sigue vemos la audacia de la sandez de los intelectuales de la derecha, y de verdad no tenemos tiempo para perderlo con los Lameanos del imperio que se atreven a llamar analfabeta a nuestro Presidente de la República y narcotraficante al de la Asamblea Nacional, cuestión en la que los órganos de justicia deberán pedir cuentas, se le puede sugerir a Lameano del Marqués que recoja las firmas para los temas que plantea, pues en la Venezuela Bolivariana sí puede ejercer este derecho democrático, pero que lo haga siguiendo un mínimo de ética, sin firmas planas, y como no pueden dejar de ser tramposos, por si acaso, que el CNE las verifique. Veamos cuántas recoge.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1657 veces.



Oscar Pérez Cristancho


Visite el perfil de Oscar Pérez Cristancho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: