Pildoritas 79 (año IX)

Cuando la derecha pretende pescar en aguas turbias

Las declaraciones del Presidente en las que se refiere al partido Voluntad Popular como el principal actor de la violencia,  son muy acertadas,  pues las ejecutorias  criminales de este grupo les han costado a muchas familias, lágrimas,  dolor y luto, hasta el puto de que no es para nada erróneo, afirmar que esta organización tiene probada inclinación terrorista, pues bastaría comparar sus acciones en el aun corto tiempo de vida en la política nacional, con las de otros movimientos similares en el mundo, para concluir que aquí en nuestro país lamentablemente, aunque se pretenda afirmar lo contrario, tenemos un grupo, que muy bien sirve de ejemplo cuando se quiera, por sus características, definir lo que es terrorismo.

Mientras el gobierno nacional y una representación de la llamada MUD, están, con los buenos oficios, de un enviado del Papa y tres ex presidentes, explorando las posibilidades de lograr algunas coincidencias, que pudiesen contribuir a bajar el clima enrarecido que existe en el país, por la insistencia de una oposición irracional, que se niega  a aceptar que aquí hay un estado de derecho, que obliga al poder constituido a ejercer el mandato de las leyes y la Constitución, y poner orden para meter en cintura, a quienes demuestran con su conducta querer convertir la patria en un permanente caos, zozobra y anarquía, este partido que por cierto ha hecho bastantes méritos como para que a estas alturas estuviese inhabilitado, y que tienen  en lugar de un compendio ideológico positivo, un verdadero prontuario, tanto que su ideólogo y fundador está preso y condenado, sigue anunciando hechos de violencia, amenazando con asaltar el palacio de gobierno y dando ultimatos que en nada contribuyen a abonar las condiciones que se requieren, para que exista un diálogo como el que se intenta, con posibilidades de éxito.

Entonces, cuando se observa a voceros de algunos  partidos de la MUD, salir a defender a los violentos y rechazar la verdad de lo dicho por el Presidente, quien además pidió  la aplicación de la justicia contra esos violentos anunciadores del caos, por fuerza, se tiene que llegar a la conclusión de que la oposición venezolana tiene una doble cara, un doble discurso y que sus declaraciones coincidentes, en este caso, no son otra cosa que el aprovechamiento de las circunstancias, para dar una sensación, que sabemos muy falsa, de unidad entre sus integrantes.

Ahora bien, ha comenzado el diálogo, por fin, después de múltiples llamados hechos por el Presidente de la República, pero además por organismos internacionales y figuras de la política de tres países como son España, Panamá y República Dominicana y la representación de su Santidad el Papa, quien por su investidura, tiene especial connotación en este nuevo intento, que debería servir para meter en cintura a una oposición que como vemos, aun con un  escenario como el que se desarrolla, conformado por 4 mesas de diálogo, siguen colocando condiciones inaceptables, como la descabellada de que el gobierno ejecute la ley de amnistía, como si ya no hubiese quedado bien claro que la misma es inejecutable por haber nacido monstruosa desde su origen;  todas las condiciones como vemos están  dirigidas a evitar que el Presidente Maduro concluya el periodo de gobierno para el cual fue elegido.

Los antecedentes que registra la historia dan pie para no ser absolutamente optimistas, la conducta que en paralelo muestran algunos voceros de la derecha generan al menos una duda razonable de que va a ser muy difícil obtener resultados que contribuyan a la paz, más cuando de manera totalmente irresponsable, salen colocando plazos para los resultados que ellos desean, so pena de incendiar el país, como si en verdad tuviesen la fuerza y el coraje para lograrlo y sin percatarse que el gobierno si tiene, no solo la autoridad y facultades que le da la Ley, sino la fuerza, el coraje  y la mística que a ellos les falta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1044 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas