Parto de los Montes

La vieja fábula del Griego Esopo, reapareció ayer, pasada la media noche

La reunión entre los integrantes de la oposición política y miembros del régimen generaron en mí, y quizás en el resto de la población venezolana, una expectante sensación de miedo; que me llevó a pegarme del cara de vidrio a la espera de observar el terremoto, que se produciría en la antigua casa de Misia Jacinta.

Desde las cinco de la tarde, me instalé con recelo frente al televisor. Esa era la hora anunciada para el debate.

A las cinco y treinta, Erika Ortega dio comienzo a "Rueda Informativa",anunciaba: en cualquier comienzo daremos el pase a Miraflores. A las siete y cincuenta, ¡que susto! la iguana de Miguel Angel cayó y salió corriendo.Y nada.

¿Será posible que los integrantes de la mud, en vez de ir a Miraflores se fueron al Congreso de Brasil, igual que Mari Cori.? No lo creo....... pero es posible.

De pronto, apareció la imagen del antiguo chófer de metrobús; ahora, chófer de la revolución anunciando el inicio de la reunión con los integrantes de la mud.
Sin mamadera de gallo, la presencia de representantes de Mercosur, El Vaticano etc. me dio un poco más de confianza; porque noticias callejeras anunciaron la muerte de un integrante de la Policía Bolivariana y la quema de dos camiones con alimentos, en Valencia. ¡ Y eso, no son juegos!

Los participantes del acto, fueron discurriendo siempre: por calles diferentes. La oposición negando los logros de la revolución. Los del gobierno, mostrando sus beneficios. Llegó el momento que el sueño me abordó, justo, cuando empezó a hablar el señor Barboza; tal vez, porque yo desde muy joven lo he visto y oído como el eterno "representante del pueblo" ¡ Más de lo mismo !

Me lavé la cara. Esto, y las fanfarronerías de Ramos Allup ahuyentaron mi sueño.

Cuando Radonski tomó la palabra, el pánico me abordó de una.
Sus ojos, puyuos, anunciaban algo malo: "Nada, me dije, aquí viene el terremoto" Tal vez, por estar pendiente de los movimientos telúricos del palacio presidencial, no escuché con atención el discurso del gobernante viajero.

Gracias al Alcalde de Caracas, Jorge Rodriguez, me dí cuenta que yo estaba alucinando. Pero en positivo.
¡UUUUFFFFFFFFFFF! Por fin supe, que todo esto, no era más que una fábula: EL PARTO DE LOS MONTES.


berdarias@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 850 veces.



José Bernardo Arias Rondón


Visite el perfil de José Bernardo Arias Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Bernardo Arias Rondón

José Bernardo Arias Rondón

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a186192.htmlCd0NV CAC = Y co = US