Pildoritas 72 (año VII)

Perdónenme pero ese diálogo ni siquiera llegará a un saludo a la bandera

El diálogo anunciado por el gobierno quien por su lado sí sabe a quien representa y está en capacidad de resolver problemas que hayan servido para desavenencias y tres políticos de la derecha, quienes por declaraciones de dirigentes opositores que ya publicaron los medios, se desprende que unos no creen en el diálogo y otros no están dispuestos a apoyarlo simple y llanamente porque su objetivo es la guerra, y en su locura creer que pueden derrocar a un gobierno que tiene incuestionablemente el apoyo de la mayoría del pueblo y la Fuerza Armada, es un diálogo que si se instala no es difícil augurarle poco o ningún éxito, simplemente porque quienes por la derecha van como opositores, no representan a quienes están generando violencia extrema que no ha parado ni va a parar, es decir no tienen sobre ellos ninguna ascendencia ni están en capacidad de garantizar el fin de la violencia por parte de los llamados guarimberos, unos porque el odio que se ha hecho en ellos irreversible no los deja y otros porque les pagan para matar e incendiar.

Ya hemos visto declaraciones de Smolanzki a nombre de Voluntad Popular que le da una patada al diálogo, igual de Ledesma y Capriles lo que quiere decir que hay una división evidente en la llamada MUD y que quienes fungirán como la otra parte, no representan para nada la ultraderecha aunque la apoyan “in péctore”, que es quien tiene el dedo en el gatillo y quien tampoco, ahora mismo, está en condiciones de cerrar el grifo de la violencia, pues ya hay serios indicios de que el monstruo que crearon no acepta órdenes de nadie, pues quiere seguir en su empeño de muerte, ya que está siendo muy bien alimentado con inyección de enormes cantidades de dólares, por lo cual la única salida como lo he dicho en varios de mis escritos, es cancelarles la fuente de financiamiento.

Por otro lado hay que empezar a manejar nuevas estrategias como por ejemplo la publicación de las fotos y las características de quienes han sido detenidos en flagrancia, estudiantes o no, porque si por el hecho de ser estudiantes, se les prueba que han cometido crímenes, no puede eximírseles de la aplicación de la ley ya que esta no discrimina por ningún motivo, criminal es criminal y punto.
Pareciera que, según se desprende de declaraciones de Aveledo, una de las condiciones para el dialogo es que a “nuestros estudiantes que son nuestra principal preocupación” así lo dijo, no se les podría tocar ni con una letra de la Ley.

Además surge la pregunta ¿No debe ser una condición el que se pare la violencia, porque se entiende que esta se sustituye por el diálogo?.

Pues así debería ser, aquí no, simplemente porque los dialogantes no tienen ninguna autoridad sobre los violentos y estos ya han dado muestras de no reconocer, mas bien de desconocer cualquier signo que pueda servir para que las acciones terroristas disminuyan, ya que ello conllevaría el que se quedaran sin trabajo, todos quienes han sido hasta ahora “trabajadores” de la muerte y la destrucción.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1423 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas