Dejad que los asnos jalen la carreta

La oposición de la Mud ha sido desplazada por la Guarimbería en la calle, para continuar la protesta y el malestar o podría decirse que este es su Plan, agotar al gobierno, por supuesto lleno de acciones encubiertas, de saqueos, destrucción y muerte, por la otra montada en un dialogo que no creen, toda una plastilina política se ha convertido la oposición, continuando con sus acciones terroristas en la calle, intentando fracasar el dialogo, sin aportar soluciones, torpedeando las acciones del gobierno, saboteando la economía, para inducirla a declarase en cero crecimiento económico, y cantar “el fracaso del modelo socialista de desarrollo, para luego justificarse. Si ejercieran gobierno en el supuesto negado, no sabría qué hacer con la democracia participativa, las libertades y la democracia protagónica, al respecto tendría que decidirse entre “libertad y democracia”, por lo que su decisión sería sacrificar la democracia en aras de imponer un régimen de libertades privilegiadas sostenida con el autoritarismo, así lo hizo Betancourt, pero en nuestro caso sería el camino hacia la desmembración de las fuerzas armadas y desmovilizando de la mayoría de los cuerpos de seguridad del Estado previamente para aniquilar la unión cívico militar,

Por otra parte; está el bodrio de la doctrina de las iglesias católica, esa que lucha contra el “Plan de la Patria” a través de su lucha contra “el Curriculum bolivariano”, arguyendo “adoctrinamiento e ideologización” a sabiendas que ellos mediante la educación privada domestican en dogmas religiosos a sus niños y niñas además de adolescentes, eso no lo dicen ni siquiera el Opus Dei, adopta una política de silencio, del adoctrinamiento, aquí no se cumple “la idea de que cada quien siga su camino”, sino que deben ser enajenado espiritualmente, religiosamente, aún dentro del Estado de derecho, aspirando a que “los jóvenes no tenga pensamiento individual”, sino que piensen como el colectivo religioso en la tradición de “la familia, la propiedad privada y el Estado burgués” que implica obedecer al Poder Político del Estado del Vaticano, porque no hay que negarlo, el Vaticano es un poder, es un Estado, pero hay más el hecho de que seamos gobernado como esclavos de la iglesia al peor estilo del siglo XIX y aún más atrás, cuando la iglesia era un poder unido al Estado, por eso se opone al Estado de derecho. ¿Pero como decidirá la oposición el camino a la libertad?

Aquí tienen “una estopa mental”, no saben qué hacer con “la democracia participativa y protagónica”, mejor sería que una minoría decidiera lo que le conviene a la mayoría, una economía de mercado transnacionalizada, pero para ello hay que sacrificar la democracia, porque el voto de la mayoría decide por el cambio, por lo que ellos llaman “la tiranía de las mayorías o la tiranía soberana”, ya que los guarimberos no se lo calan, “el voto popular de las mayorías”, por eso el malestar en la calle, la desestabilización, si ellos no se lo calan, pues que nadie lo haga, pues esa democracia popular es según la guarimbería, como una “mayoría circunstancial, para no reconocer lo que ha sido el voto popular en más de dieciocho procesos electorales triunfantes de la revolución bolivariana. Por eso, el pensamiento opositor desea corregir ahora a R. Betancourt colocando “Los bueyes delante de la carreta”, es decir primero la libertad que la democracia, para que “los bueyes”, el pueblo según su idea jalen la libertad, porque la democracia viene por añadidura, como mágico-milagroso de esos que oferta la iglesia.

Entonces se plantea la oposición que --los bueyes jalen la carreta--, porque en el marco de la lucha de clase, supuestamente las revoluciones la hacen las clases media según ellos, pero como piden a gritos que el pueblo apoye esa vanguardia guarimbera (terrorista) que no termina de hacer revolución social, no termina de ser reconocidos, para eso, piden que los barrios jalen la carreta, pero si no quieren, dejad que sea los asnos (así llaman a la elite política en EE.UU) jalen la carreta a ver si pueden con su revolución neoliberal de mercado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1762 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a187900.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO