Dada la gravedad de las circunstancias

Dada la gravedad de las circunstancias actuales, el problema, es que el imperialismo quiere y necesita derrocar a maduro, primero por todo lo que el puede representar como legítimo heredero de los ideales de Chávez. y segundo para apoderarse de nuestras riquezas como antes hizo con Irak, Afganistán y libia. Cisneros no es un simple vocero mediático, es el jefe que tiene el imperio, por encima incluso de Mendoza.

Por esto ellos no quieren dialogar, sienten que no lo necesitan en las actuales circunstancias. Para que exista un diálogo real hace falta dos personas, la parte que está en Miraflores está jugando su papel, pero es la misma guarimbera que está afuera en la calle.

Ojo, la paz vendrá luego cuando derrotemos al enemigo capitalista.

Sino llamen a Fidel.

Recuerden lo que decía che Guevara. Que “a los gringos no se les podía dar ni un tantico así”.

Y nosotros ahora sin tirar un tiro, en Miraflores está invitada y sentada en la mesa, esa oligarquía que fue la misma de un 11 de abril. Por segunda vez invitada por el presidente, ya le han aceptado 56 de los 59 puntos que presentaron en la mesa, estamos entregando todo a cambio de nada.

Esta estrategia no me cuadra, la prueba viviente es que no cesan las guarimbas, incendiaron la UNEFA, sigue la es caces de harina, leche, aceite, repuestos, baterías y otros productos básicos. Todo está ahora más caro y difícil de conseguir.

La única manera de salvarnos es radicalizarnos llamar al pueblo chavista y revolucionario y con ese pueblo salir a triunfar o a morir de este pantano, pero no entregar al enemigo las banderas de Chávez y por las que lo asesinaron.

Es hora de hablarle claro al pueblo

Patria o muerte

Todos somos Chávez.

requenave1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1597 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas