Un análisis de los resultados de Carabobo

Es cuestión de matemáticas

Es cuestión de matemáticas, el análisis de los números, más allá del simple cálculo o la fría operación, nos arroja resultados sorprendentes, esto pasa cuando se analiza, por ejemplo, los resultados electorales del 23-N,  estos números dan para todo, como diría el saber popular, no es simple cuestión de perder o ganar, de avanzar o retroceder, eso se lo dejamos a las mentes simples que se empeñan tercamente en mirar el valor absoluto de cada uno de esos resultados obviando su contenido, eso se lo dejamos a quienes no entienden que una cifra electoral no es mas que el resultado de un largo proceso, por lo demás complejo de política, gestión y acción, en el caso de nuestra revolución, de acción de gobierno.

En Carabobo tenemos el caso patético y de análisis o para el análisis, del ex gobernador Luis Felipe Acosta Carlez, este Sr. tuvo la gracia de ser el nominado por los sectores populares para derrotar  en el año 2002  con una votación de 20 mil votos a la dinastía de los Salas, los cuales gobernaron a Carabobo por mas de 16 años, pero, ahora, el 23 de Noviembre tiene la desvergüenza de ser el responsable de entregar la Gobernación Bolivariana de Carabobo al fascismo y la corrupción, encarnada  por esa misma dinastía, es decir, este Sr. Acosta Carlez y su familia que gobernó junto a el, en nombre de la revolución, es el responsable del regreso de la mas atrasada y reaccionaria de las oligarquías al poder en uno de los estados mas importantes de Venezuela. 

Los números lo dicen, ¿porque un pueblo que hace cuatro años se lanzó masivamente a las urnas a derrotar a los Salas esta vez no acompaño al candidato del proceso?, ¿que paso durante estos cuatros años de gobierno de Acosta Carlez para que se convirtiera en el personaje de mayor rechazo del escenario político regional?, ¿Por qué otros gobernadores Bolivarianos si pudieron reelegirse y lejos de mostrar cifras de rechazo su aceptación se proyecto en la reelección abrumadora?

Veamos: 

MUNICIPIOACOSTA CARLESTOTALES REP%
BEJUMA1.66829.7025,62%
CARLOS ARVELO4.51981.5585,54%
DIEGO IBARRA2.25255.1274,09%
GUACARA3.63297.4293,73%
JUAN JOSE MORA1.68839.6904,25%
LIBERTADOR3.35690.0873,73%
LOS GUAYOS4.72079.9275,91%
MIRANDA42416.5832,56%
MONTALBAN1.26614.7328,59%
NAGUANAGUA4.68890.9575,15%
PTO. CABELLO2.838117.6352,41%
SAN DIEGO2.46349.0415,02%
SAN JOAQUIN1.38931.7734,37%
VALENCIA21.387513.3594,17%
TOTALES56.2901.307.6004,30%
 

Acosta Carlez, después de ser Gobernador por cuatro años de el Estado Carabobo no logró superar mas allá del 9% en ninguno de los municipios de Carabobo, del total de 1.307.600 electores inscritos en el Registro Electoral Permanente (REP) apenas un pirrico 4,30% votaron por el, es tanto el desprecio del pueblo Carabobeño por este Sr. y su familia que su estrategia de dividir los votos “Chavistas”  realmente no se cumplió, porque aunque este pirrico cuatro por ciento era necesarios para ganar la gobernación, los votos del Chavismo fueron harto significativos y suficientes  para ganar la mayoría de las Alcaldías Carabobeñas y el Consejo Legislativo Regional, y mantener, sin su mala compañía, un honorable segundo lugar, y como dijo el Presidente en cuanto al tema de la Reforma: “nos ganaron la Gobernación por un podrío” .

Ahora, bien, ¿cual es el aprendizaje?, primeramente que no se puede hacer revolución sin revolucionarios, no hay socialismo sin socialistas, y un Sr. que de manera arrogante y alabanciosa afirma que no es malo tener una Hummer, que hace negocios con individuos vinculados al narcotráfico, que después de su origen Humilde se codea con lo mas granado de la oligarquía Carabobeña, que despreció y humilló al pueblo Carabobeño con un lenguaje soez y chabacano, que no culminó ninguna de las obras acometidas, que cada obra era un negocio redondo para sus socios y contratistas, no puede llamarse Bolivariano y mucho menos socialista.

El verdadero significado de ese cuatro por ciento que votó por Acosta Carlez es el de un 95,7% que lo desprecia y rechaza, un 31% que votó por Salas Feo que lo repele por que a los traidores nadie los quiere, un 29% que votó por el PSUV que lo repudia por traidor, un 34% que se abstuvo por la apatía generada por un gobernante que fue excluyente y que no logró entusiasmar a nadie, es despreciado, Rechazado y Repudiado por ser traidor, corrupto, sin vergüenza y desclasado. El pueblo no quiere a los que se tiñen de rojo para ocultar su verdadero color: el de los anti patria, el de los pitiyanquis, el de los seres de mayor calaña que son los traidores, mas de un disfrazado debe verse en este espejo, porque el pueblo dejó de ser pendejo, y ahora los números tienen un profundo significado, el resultado es el castigo del pueblo para los traidores y el reconocimiento a los verdaderos revolucionarios, Bolivarianos y socialistas que se mantienen fiel al pueblo  y al poder popular. 

Alirio J. Gerardo G.

aliriojose60@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3302 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a68982.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO