Saqueo inducido o cuando entre pillos te veas

Sacar conclusiones contundentes de los hechos que tienen lugar en la Venezuela actual, se ha convertido en un verdadero reto a la inteligencia de expertos políticos y opinadores. Máximo aún si se comprende que todos estamos inmersos en una atmósfera política particular, sin antecedente alguno en nuestra historia, y sometidos para nuestra desgracia, a la activación de representaciones sociales propias del sistema capitalista, que aún cuando decimos execrarlo, se reproduce subrepticiamente en las perspectivas de pensamiento con las cuales intentamos explicar estas realidades.

Celebrar, por ejemplo, que un grupo minoritario de personas asuma tomar en forma compulsiva electrodomésticos de una tienda, bajo la premisa de que quien lo hace está ejecutando la justicia por su mano porque de antemano "conoce" como esos dueños de tiendas le han esquilmado mucho más de lo que él en ese momento pretende saquear, me parece una perspectiva sino totalmente errónea, al menos, deliberadamente parcializada e incompleta. Y el equívoco surge de la activación de un concepto idealizado de lo que en teoría llamamos pueblo, y del esquema según el cual creemos que este hace justicia.

¿En qué circunstancia la iniciativa de determinado número de personas puede ser representativa del concepto de pueblo que manejamos, de acuerdo al grado de consciencia social que uno u otro ha alcanzado? ¿En qué medida estos aparentes actos "espontáneos" no son estrategias de grupos interesados en manejar la psicología de masas que lleva a grandes conglomerados de seres humanos a actuar en forma irracional, o simplemente a detonar mecanismos que al final resultan adecuados para aprovechar las coyunturas de las crisis y llenar aún más sus arcas?

Todo es posible en un país en el cual el capitalismo ya viaja hasta en el calcio de nuestros huesos…

Un compañero que habita en la ciudad de Valencia refería en detalle y con conocimiento de los hechos, cómo los dueños de Daka en el 2011 mandaron a quemar su propio negocio para evitar sanciones y cobrar el seguro, y ofrecía evidencias que apuntaban a que en este nuevo hecho ocurrido ahora el día sábado 9 de noviembre y en el que se involucra al mismo establecimiento, se apostaron algunos secuaces a las puertas del negocio, y con la complicidad de los empleados de la tienda, recibieron en cuestión de escasos minutos (que no dan cabida a posibilidad alguna de embalaje) las cajas de los televisores. Por supuesto, una vez iniciado el saqueo, más personas (de esas que a muchos les gusta llamar "pueblo verdadero" dependiendo de los intereses que le favorezcan) se suman en búsqueda del usufructo personal –porque no es otra la explicación aunque haya quien vea en esa acción una reivindicación social ancestral ante el desprecio de la clase acomodada que tiene acceso a esos productos que le son negados a él− y pasan a formar parte del pillaje colectivo en el cual se ha convertido dolorosamente el país.

"Una vez que se inicia el saqueo –comenta el amigo− el hecho se convierte en robo, de modo que el seguro se encargará de pagarlo todo. Sirve para inducir un estado de zozobra en la población y sirve para recuperar la inversión de la mercancía".

Definitivamente no me anoto en la disputa que pretende poner en la mesa de la discusión quién es más pillo o más elegante en el robo. Ni en aquella que sublima la acción de grupos que actúan sólo para su beneficio personal calificándola como reivindicativa del saqueo a las riquezas hecho por los grupos dominantes y que deberían beneficiar a todo el pueblo venezolano. No. Y no lo hago porque sencillamente de allí no podrá derivarse una forma sana de hacer revolución, y en consecuencia de crear nuevas formas de relación que permitan la consolidación de una sociedad cada vez más cooperativa y solidaria, y en consecuencia, la formación de una cultura para la vida y no para el festín de la existencia consumista.

Si alguna conclusión certera podemos sacar del escenario, es que ciertamente avanzamos en terreno minado. Y que las minas las colocó el sistema republicano desde el momento en que centró su economía en una estructura rentista. No obstante, ¿fue alucinación o realidad que desde comienzos de este gobierno llamado bolivariano se anunció que nos aprestábamos a abandonar el capitalismo y nos enrumbábamos hacia una economía socialista? ¿Son falsas nuestras percepciones cuando constatamos que paradójicamente no se ha hecho otra cosa que acelerar el proceso de enajenación del pueblo venezolano a través de un sistema educativo anquilosado y tradicionalista que incorpora las innovaciones tecnológicas como una simple moda y deja a un lado la investigación seria en torno a las características particulares de los procesos de aprendizajes? ¿Somos injustos cuando reclamamos que este gobierno ha permitido que en el contexto social de los venezolanos se enseñoree el clientelismo, las prácticas nepotistas, y la corrupción en todos ámbitos públicos y privados, así como en todos los estratos sociales?

¡Qué fácil próspera en esta Venezuela de cultura rentista un saboteo económico que produce, junto a otros factores, un índice inflacionario tan escandaloso como el que actualmente sufrimos! ¡Y qué fácil prospera un "saqueo" y nosotros lo naturalizamos o lo justificamos creyendo que forma parte de las luchas populares!

Vale el exorcismo cuando de él expulsamos al demonio del consumo y el pensamiento inmediatista, y comenzamos a imaginar nuevas formas de producción y de relaciones humanas. En ese debate, sí me anoto, y en él se me irá la vida, si con ella contribuyo a dejar una mejor sociedad para nuestros hijos y sus futuras generaciones.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1845 veces.



Gladys Emilia Guevara


Visite el perfil de Gladys Emilia Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gladys Emilia Guevara

Gladys Emilia Guevara

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a176871.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO