El producto interno bruto capitalista que esconde

Asì como en la antigua Roma, los eventos deportivos eran solo para los bien dotados fisicamente y los otros jamàs tendrìan oportunidad alguna de competir; de igual manera en los resultados econòmicos de un perìodo determinado, son muchos los eventos y materias que no son considerados para la mediciòn correspondiente; esto ha producido vacìos importantes sobre la marcha de una economìa, la diferencia fundamental radica en la puesta en practica de una nueva forma de hacer economìa y del trato que se le da a programas sociales de alto impacto en todos los ordenes. Comenzamos por el salario mìnimo, que se ha ido incrementando años tras año y esto indudablemente tiene una incidencia en el comportamiento de los ciudadanos y ciudadanas en general, sencillamente porque hay una mejor calidad de vida que a su vez se traduce en màs alimentación y acceso a bienes y servicios.

La forma o manera como se ha calculado el Producto Interno Bruto en los paìses capitalìstas ha obedecido a sus propias reglas impuestas a travès de los organismos internacionales; pero hay algunos elementos que aùn no tangibles representan un fuerte impacto y no son tomados en cuenta, esto es de esta manera gracias al concepto monetarista de las economìas, que reduce los impactos en muchos escenarios de la economìa en cuanto a movilidad; se ha circunscrito el asunto solo a la producción de bienes y servicios que de manera tangible se pueden demostrar; es decir lo que el mercado dicta y hace en cuanto afecte a los diferentes sectores de la economìa.

No es menos cierto que la producción de bienes en la manufactura ha sido desplazada hacia el sector financiero nacional e internacional, ya lo decìa la economista norteamericana Joan Spiro, a principios de los años 90, bajo una relaciòn para entonces de 60-40, lo que se ha incrementado y no es por casualidad que la crisis financiera internacional haya hecho crisis, nos preguntamos estos vaivenes de las economìas donde nuestro paìs no escapa, acaso no inciden en los resultados de la economìa, en cuanto a la cantidad de transacciones que se han dado en un momento determinado.

Ello, no es todo, hay otras cosas o incidencias que no son tomadas en cuenta o no han sido tomadas en cuenta, nos referimos a la economìa informal en cuanto su concepto, alcances e impactos, por ejemplo, la incidencia en los niveles de producción y comercializaciòn, en la generaciòn de ingresos a la población y en el nivel de ocupación y lo que a su vez, representa desde el punto de vista de la contribución a una economìa sana.

En nuestro caso, el impacto de los programas sociales y misiones en alimentación, salud, educación, que está trabajando el Instituto Nacional de Estadísticas, contribuyen de manera ostensible tanto en la recuperación económica como en el bienestar de los ciudadanos, no solo lo tangible en cuanto a la generación de empleo sino que detrás de los programas hay todo un espectro de producción de bienes y servicios tangibles y si medimos más allá, tendríamos que considerar los aspectos no tangibles que como resultados hay que valorar como un pueblo mejor alimentado, un pueblo mejor preparado para el trabajo creador formal e informal y un pueblo con mejor salud y disposición física.

Porqué el título que escogimos y no otro, que en verdad se pudo determinar; sencillamente, las matrices de opinión académica capitalista que defienden el mercado y su libre accionar, y el remache del concepto neoliberal, no les interesa ciertas movilidades en la economía por citar alguno, que pasaría en Colombia y EEUU si el negocio del narcotráfico no existiera, cuál sería la verdad verdadera de sus respectivos PIB, en el caso venezolano la solicitud eterna de los oligarcas de un tipo de cambio libre y abierto, què incidencia tendría en los resultados económicos.

Hay otro aspecto, en nuestro concepto fundamental, nos referimos al papel del Estado en la economía, acá si nos vamos a detener con mayor agudeza y precisión; el liberalismo y luego el neoliberalismo han abogado por siempre por la no intervención del Estado en las actividades productivas y de servicios, he allí la gran diferencia entre el capitalismo y la aplicación de fundamentos socialistas en la economía.

En Venezuela a partir del año 2003, se abordó el papel del Estado, en estadios más representativos y se formuló la plataforma socialista como filosofía de vida para la sociedad del futuro, y en ello, el Estado debe tener un papel de primer orden en la generación de las potencialidades económicas y políticas, aunque anterior hasta a esta fecha no se habló abiertamente de tal posibilidad y aún así la burguesía criolla y del exterior arremetieron con las consecuencias ya conocidas, no solo se trata entonces de la lucha política por el poder real sino el dominio del aparato del Estado como eje del control de las riquezas y fortunios que están dan, con la gran diferencia que los grupos de la oligarquía como siempre lo hicieron, se vieron impedidos de continuar con el más grande descaro la fuga de nuestras riquezas a través de posiciones apátridas y de entrega al extranjero.

El gran dilema para la oligarquía es haberse puesto al descubierto por primera vez y de manera masiva sus verdaderas tareas e intenciones, luego de muchos años de dominio político, económico y de entrega, por supuesto, el juego que el imperio desarrolló se les fue de las manos y tratarán siempre de reconquistarlo de cualquier forma, para lo cual, en la medida que fortalezcamos al Estado como generador económico, estaremos contribuyendo a la formación política para el futuro, la semilla que sembremos hoy, hará de Venezuela una fortaleza en la construcción de la futura sociedad de iguales.

El Estado como ente creador de riqueza a través o a partir de su propia actividad económica, conjuntamente con los empresarios privados, de buena voluntad y con responsabilidad social, harán del país una pequeña gran potencia; en ello, los acuerdos bilaterales y los organismos regionales de integración deben caminar la misma ruta en aras de construir el otro camino, el de la emancipación económica, el de la liberación económica, el del socialismo económico. En próxima entrega nos referiremos a ese socialismo económico que es necesario comenzar a elaborar, la siembra está allí y tenemos que vigilarla día a día.


(*) ECONOMISTA
rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4290 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a87047.htmlCd0NV CAC = Y co = US