Tips de la guerra económica y el ladronismo impuesto por la oligarquía

No cabe duda que esta guerra económica está siendo manejada por la oligarquía criolla e internacional, porque los poseedores del capital que vieron reducidas sus ganancias con la pérdida del poder a la llegada de Chávez a Miraflores, decidieron un buen día estrangular la economía venezolana y eso comenzó con lo del paro petrolero, donde muchos de esos comerciantes inescrupulosos decidieron bajar las santa marías, llevándose en su accionar a los más pequeños, con el único fin de tumbar el gobierno Revolucionario y Bolivariano, pero afortunadamente para bien del propio pueblo esa estrategia no le funcionó, incluyendo la derrota de lo que al mismo tiempo era un paro petrolero. 

Ahora bien ese mismo plan de boicotear la economía seguía estando vigente en los planes del Departamento de Estado del gobierno de los EEUU, máxime aun cuando tenían la experiencia de haber logrado su objetivo durante el gobierno de ese otro gran líder latinoamericano que se llama Salvador Allende y que dio paso a una de las dictaduras más criminales y fascistas del siglo pasado. Ese mismo libreto lo vienen aplicando desde antes de la muerte del Comandante Supremo, el propio Chávez lo advertía en más de una ocasión, sin embargo es ahora cuando se siente ese accionar de una oligarquía apátrida casada con grandes intereses internacionales, tratando de imponer una economía de guerra, donde se destaca el ocultamiento de mercancía, el acaparamiento, la especulación o robo descarado, el contrabando, el bachaquerismo y el mercado negro, todo esto es como un coctel de acciones y actitudes que envenenan la economía y se la dan a tomar a su propio pueblo, sin importar niños, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad que requieren atención médica permanente y personas en general que requieren de insumos para hacer su trabajo, llámense choferes, carpinteros, agricultores, herreros, talabarteros, profesionales medios, pequeños comerciantes, amas de casa y población en general, todo esto con la única finalidad de paralizar la economía y generar el segundo Allendaso en Venezuela, pero estoy seguro que no pasaran.

En el caso de los productos perecederos y altamente perecederos, como las carnes rojas, carnes blancas, pescado, pollo, frutas, verduras y hortalizas, las ganancias son excesivas y groseras por quienes tienen el control de la comercialización en los mercados mayoristas y minoristas, sobrepasan el cien por ciento, y aquellos que son llamados pequeños son víctimas de esa espiral de precios que semana tras semana se van aumentando, claro que también esos llamados pequeños comerciantes también entran en el juego del alza de los precios de los diferentes rubros que se comercializan robando al pueblo. En este punto es donde el pueblo tiene que saber, que del precio que el paga, no le llega ni el cincuenta por ciento (50%) al productor. Esto mismo ocurre con los repuestos para vehículos, comenzando por los propios concesionarios, importadores de repuestos para vehículos, maquinaria, electrodomésticos, computación, etc, etc, lo mismo ocurre con la medicina y equipos médicos, pero aparte de ese ocultamiento de mercancía y robo descarado con los precios, entonces se tiene que todo eso forma parte de un arsenal de contrabando que va a alimentar la economía de países vecinos, como Colombia, Curazao y Aruba, dándose en este caso el gran negocio que complementa a otro ya establecido como es el de la gasolina.

Ahora, cuando nos referimos a lo que sucede en las colas de farmacias o de supermercados, entonces nos encontramos con un porcentaje alto de personas que están actuando como bachaqueros de mercancía, algunos haciendo su propio negocio por su cuenta, donde ni el familiar más cercano se le salva del precio alto que tiene que pagar por ese pañal, ese desodorante, ese kg de leche, esa toalla sanitaria, ese papel sanitario, etc, etc, y otros que sencillamente le trasladan la mercancia como bachaco a un fulano que los espera entre una(1) y cinco (5) cuadras a la redonda, con una camioneta o camión para el acopio de dicha mercancía, esto es del conocimiento público, para evitar esto deberían hacerse un patrullaje permanente de los órganos de seguridad, de tal modo que esos bachaqueros se vean perseguidos y aislados del área cercana a su negocio mal habido. Particularmente considero que se debe hacer una inspección y supervisión de todo aquello que se llama almacén, deposito o galpón, porque en el caso de las baterías, repuestos para vehículos, maquinaria, electrodomésticos, cauchos y otros si hubo dólares preferenciales para comprar dicha mercancía, esta tiene que estar en alguna parte y los órganos de inteligencia deberían establecer una estrategia que permita detectar a las personas involucradas en ese negocio sucio y anti patria. Esa guerra económica tiene nombres y apellidos, hay protagonistas de la misma, algunos viven aquí y otros en el extranjero, por lo menos que comiencen a aparecer los responsables de esa guerra en Venezuela.

Cuando terminaba de escribir este artículo me encuentro con la noticia de: hallan galpones de, "Laboratorios Pharma, CA, con medicamentos vencidos, siendo además según la misma noticia una de las empresas que recibe dólares preferenciales otorgados por el Gobierno nacional. Medicinas de alta rotación para personas con padecimientos de diabetes, hipertensión y otras patologías fueron halladas. Asimismo, localizaron materia prima utilizada para la elaboración de medicamentos, agua destilada y solución fisiológica con fechas no aptas para el consumo y en grandes cantidades, por los inspectores del organismo que realizaron la fiscalización". 

También con el gas pasa algo de escasez en algunas ciudades, donde empresas privadas a las que le dieron la concesión de hacer la distribución como servicio, ahora boicotean con una operación morrocoy, argumentando cualquier cosa, desde gandolas paralizadas hasta la falta de camiones para su distribución, pero en el fondo lo que quieren es desprenderse de un grupo de trabajadores para obviar sus obligaciones con la Ley del Trabajo y que Papá Petróleo les dé más dinero para seguirse enriqueciendo, mientras tanto se siguen dando situaciones que están obligando a los usuarios a trasladarse hasta las puertas de llenado de la empresa, a buscar su bombona pequeña, mediana o grande, con el agravante de generar en el consumidor un gasto adicional por el transporte individual que tiene que pagar, para que alguien le haga el favor de llevar y traer la bombona hasta su casa, además del peligro inminente que significa la manipulación del gas, como si se tratase de una cola para comprar leche o pañales para un bebé. Este caso se resuelve interviniendo dichas empresas, quitarles la concesión y convertir a las mismas en Empresas de Producción Social Comunal.

Alguien me decía, que a esta guerra económica hay que enfrentarla con una "guerra antieconómica", precisando a quienes se les dieron dólares preferenciales para traer "X" productos, cotejar la facturación correspondiente con lo vendido hasta el momento, por ejemplo los importadores de repuestos para vehículos son pocos, comenzando por los concesionarios de vehículos, la venta de los mismos debe cuadrar entre lo importado, venta de los mismos y la existencia en depósito, de no haber correspondencia el dueño o los dueños de la empresa, deben ser citados a declarar sobre dicha anormalidad y el Estado debe tomar las acciones legales a que corresponda, pero se tiene que enfrentar esa guerra económica, con una guerra frontal sin contemplaciones de ninguna índole y que caiga quien caiga. Asimismo, las páginas Web que ofertan productos a precios elevados, incluyendo venta de carros, repuestos, y productos venezolanos como Leche en polvo deben ser intervenidas y puestas fuera de circulación, porque se han convertido, al igual que dólar today, en marcadores de precios que día tras día son excesivamente elevados y no puede ser que nadie haga nada al respecto.

En el caso de la oferta de productos venezolanos en una página Web colombiana, fue denunciada en VTV, en Marzo del año pasado. Finalmente, creo como muchos venezolanos, que ese contrabando ya no solo de gasolina, sino de productos alimenticios debe ser fuertemente atacado en alcabalas y trochas, para evitar que sirva de motivación e incentivación a los bachaqueros y lacayos burgueses que están haciendo el gran negocio del siglo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2773 veces.



Romel Alí Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social