Maduro y Falcón el 21-M

Nadie, hasta donde he podido escarbar, se ha tomado la tarea de dibujarnos una Venezuela después del 20-M. No he visto un análisis que nos haga un boceto de la venezuela pasado el 20-M. De la pesquisa realizada hasta hoy, sólo Luis Salas (LS) se ha lanzado con un artículo en el cual nos describe las razones (10 razones) por las cuales es imposible que Falcón no tenga posibilidades de conducir el gobierno. LS si está viendo a Venezuela después del 20-M, pero seguro, que si LS va a su oftalmólogo particular y le hace un estudio de campo visual, la conclusión definitiva es que LS tiene un lado tuerto.

El hecho que no haya visto bocetos publicados sobre Venezuela el 21-M, no supone que no existan esos bocetos. Cada actor político  ha calculado la situación y es muy probable, que algunos tenga su carta debajo de la mesa y esperando que Santos siga la línea.

Pienso que los posibles inconvenientes no están sólo del lado de Henry Falcón; es bueno reconocer, que aun siendo (por ahora) el PSUV la organización que por ahora ha logrado más votos; Maduro no la tendrá fácil. No es que ahora me dispuse a leer estas cartas que según parecen permiten adivinar el futuro. Es simplemente reconocer, que tanto Maduro como Henry Falcón tendrán un nivel de gobernabilidad entre la raya amarilla y la roja, porque la confrontación incluye otros proyectos que no estarán tranquilos.

Es posible, que de salir victorioso Maduro, el conformismo dentro de las filas revolucionarias continúen afianzándose. Es una probabilidad también, que comience un despertar  porque la vida a los trabajadores y trabajadoras se no está siendo pequeñita y Maduro hasta ahora no ha podido (ni podido, por falta de poder político y no de votos) ofrecer una respuesta.

Sabemos con qué se va comer Henry Falcón. No sabemos, cómo la sociedad no civil (trabajadores y trabajadoras), esta que no es la exquisita sociedad civil de la cual gusta hablar la MUD y FA en sus pronunciamientos va a procesar las líneas que el asesor-buitre de Henry Falcón va a llevar acabo. Sólo  LS sabe que será imposible un gobierno de Henry porque LS resuelve el asunto con una bolita y una barita de comodín. No incluye en el escenario al príncipe.

Después del 20-M hay cosas que están por verse, pero ninguna de las que podemos ver, será viable sin una capacidad de fuerza que tenga cada actor. Ni Maduro ni Henry con sus respectivas fuerzas tienen  la bolita con la barita. Cada uno necesita de un segundo, que puede ser uno de ellos. El balón parece estar en un territorio de nadie. No soy tan adivino como LS, pero pueden existir actores con ganas de patearla. Esto incluye un pateador externo  que cuente con la poca o mucha fuerza que tenga Falcón.

No excluyamos entre los pateadores a ese que viene pagando los platos rotos y es el que más tiene que perder. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2408 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a263461.htmlCd0NV CAC = Y co = US