Como lo veo lo escribo N° 215

Para los de hoy, lo que se supo ayer

Primero que todo, quiero aclarar, que mis intervenciones desde el año 2002, en la página de Aporrea, buscan el mismo fin que mantuve luego de una frustrante y agotadora batalla en el “grupo Revolución Bolivariana”; que se entendiera la necesidad de organizar una fuerza que contrarrestara los peligros que arrastra el poder con el tiempo, peligros descritos muy sabiamente por  Bolívar, pero bien guardado por los gobernantes de turno para evitar la construcción del nuevo ser que consolidara el Socialismo Bolivariano.
 
Tantos años manteniendo y defendiendo el pensamiento bolivariano y sentir que no  ha hecho mella en el corazón de muchos venezolanos; es decepcionante ver, como se están chupando y desmoralizando a la Patria ante nuestros ojos y no se escuche un grito de indignación acompañado de una acción valedera, por los que tienen el poder que les dimos con el voto para ejercerla; lo más patético es que algunos dicen que respetan a Fabricio Ojeda, pero no son capaces de levantar su voz para alertar de los peligros y renunciar si es necesario para romper solidaridades mal entendidas como Fabricio, que no se prestó, a las componendas en contra de la Patria y su Pueblo.
 
Muchos de mis escritos cuentan con un ejemplo, que como mínimo debía dejar un interrogante en los lectores; pero no, a pesar de que algunos fueron leído por más de dos mil y más compatriotas; que en un alud progresivo podría llegar a todos los confines, vemos como los problemas se agravan, confirmando que no le pararon ni una molécula; ganó el personalismo, la envidia, el fanatismo y porque no decirlo, la ignorancia política y el no saber ni sentir el significado del amor por la Patria. No hay duda de que la situación empeora y la avalancha no es de sueños y realizaciones, sino de incertidumbre  e inacciones. Para comprobarlo he querido comparar muchas de las situaciones presentes con las opiniones pasadas. Entiéndase que no creo tener la verdad; pero estoy seguro de que la idea está clara y abierta al debate, único medio de encontrar las luces que lleven a una solución posible.
 
“Como lo veo lo escribo” nace en marzo del 2004, momento en que se sentía un nuevo impulso de lucha por la revolución, tiempos de revocatorio y aprobación de leyes, coloco un párrafo de mis opiniones de ese ayer, que hoy siguen siendo la mismas:
 
“Señores diputados del oposicionismo, las reglas deben ser respetadas, la mayoría pírrica que tiene el bloque del cambio y nótese que en esta mayoría confluyen diferentes partidos con distintas tendencias políticas, es concluyente para la aprobación de las leyes que son necesarias y sólo el pueblo podrá detectar si es injusta y anularla con un Referéndum Abrogatorio, recurso que está en la nueva Constitución Bolivariana, no es el saboteo, ni los golpes, ni los muertos; la forma de detenerlas o censurarlas. Respeten al pueblo y aprueben las leyes para que el ciudadano juzgue”.
http://www.aporrea.org/actualidad/a7979.html (leído por 2810 compatriotas)
 
No dejen de leer el siguiente, publicado en el 2005, creo que no tiene desperdicio, si le paramos un poquito es posible que recuperemos el rumbo o por lo menos ilumine a los que no quieren perder sus privilegios:
 
“Mientras no se haga un alto ante el espejo para mirarse a los ojos y reconocer por un momento, que se están realizando esfuerzos dispersos, la Revolución Bolivariana corre el riesgo de perderse. Es inconcebible, inmaduro e inaceptable que algunos compatriotas que se dicen revolucionarios, se enfrasquen en llevar sus luchas populares en formas aisladas, a tal punto, que se niegan a darle el apoyo a otras luchas, aunque en ellas pueda estar librándose una más profunda que resuelve la suya. Pero lo más decepcionante es ver, como profesionales de gran valía pierden su tiempo atacando las ramas, cuando son las raíces el problema. Lamentablemente no hemos podido erradicar la envidia y el miedo a ser desplazados. Es más, para algunos, quienes critiquen, rechacen o muestren indiferencia a su tesis, pasan a ser sus enemigos y por lo tanto del proceso; porque hay quienes se creen más revolucionarios que otros, pero del ideal Bolivariano y el amor por la Patria ni idea.”
http://www.aporrea.org/actualidad/a12003.html(leído por 2086 compatriotas
 
En el 2006, en una opinión que titulé: “Sin pelos en la lengua”, comienzo a percibir lo que se está cristalizando hoy y que no es más que  la falta de conciencia y el haber arado en el mar por no tomar en cuenta las criticas positivamente:
 
“Tengo que decirlo aunque me cataloguen de los que sea, de todos modos, conque moral podrían calificarme los no dan un paso adelante para defender los principios bolivarianos y contrarrestar esa estrategia de endiosamiento, que está fomentando de manera ladina la quinta columna escuálida, contra el Comandante Chávez, y en la que están colaborando, a veces con inocencia, aquellos que no aceptan las críticas a sus displicencias y el rechazo a la ineptitud e ineficiencia de algunos de sus colaboradores o de los candidatos impuestos a dedo para regir los destinos de este heroico pueblo.” http://www.aporrea.org/ideologia/a19596.html  (2543 lecturas)
 
El anterior le cae completico a todos aquellos intelectuales y estudiosos de la conducta humana que reté a que opinaran públicamente sobre la Auditoria Pública y Ciudadana y otros álgidos problemas que se están presentando y que dé anteojito, han sido manejados torpemente y muy alejados de cualquier socialismo por los actuales responsables de la administración pública.
 
Pero este del 2007, de haber sido leído y entendido alguno de sus párrafos, tal vez pudo evitar que llegáramos a la actual situación:
 
“Pareciera que la mayoría de los intelectuales del conocimiento psicológico y del comportamiento humano no son capaces de salirse por un momento del cuadro en que permanecen, para percatarse que hay incongruencias que van minando las expectativas, debilitando la motivación y produciendo decepción en los cuadros revolucionarios; Por ejemplo, la vuelta del Comandante Arias Cárdenas al proceso, después de oírlo comparar a Chávez con una gallina y verlo en un video en Fuerte Tiuna los días del golpe del 11-A, junto a un Orlando Urdaneta; confunde y disgusta a más de uno y me pregunto ¿ con que moral enjuiciaremos a los otros civiles y militares que atentaron esa vez contra la Patria y su Pueblo.
 
No es satisfactorio ni suficiente
 
Ya hace tiempo escribí un mensaje titulado “Sumando escuálidos y restando bolivarianos” y lamentablemente esa operación sigue acelerándose. El presidente no quiere reconocer que no tiene tino para elegir a quienes deben fortalecer el proceso. A su alrededor mantiene a muchos que se codearon y les creció rabo de paja junto a esa rancia oligarquía contra la que lucha el proceso bolivariano. Muchos de ellos no son capaces de evitar la corrupción, ni el burocratismo que la alimenta, ni los intentos de desestabilización de sus poderosos amigos con quienes compartieron noches de tragos y farras, con los que se copiaron en los exámenes cuando estudiaron juntos, con los que los llenaron de halagos y los hicieron ascender en su vida particular y política, son muchos los agradecimientos que los amarran a esta casta privilegiada y que permiten que la justicia no se cumpla.
 
Mientras tanto una inmensidad de verdaderos bolivarianos han sido desplazados y marginados del proceso, los intrigantes, los vivos, jala bolas, pedilones y aprovechadores de oficio, están socavando al proceso por dentro, quien no calle irregularidades y proponga soluciones va para fuera como contrarrevolucionario. Se escogen currículos del pasado que contribuyeron con la IV, o silenciaron sus desmanes, sabiendo que muchos de los escogidos convivieron con los que llevaron a Venezuela al borde de un pozo séptico, desechan aquella verdad de Bertolt Brecht, de que los hombres que luchan toda la vida son los imprescindibles.”
 
Este, articulo del 2008, pareciera escrito en el presente; porque se refiere a la ineficacia de contrarrestar a los depredadores de la Patria:
 
“Decir que no hay problema con el abastecimiento de alimentos y ver los supermercados vacíos sólo puede entenderse de una manera: la oligarquía sigue mandando y los encargados de quitarle ese poder han fracasado totalmente. No hay duda que las últimas desaguisadas e inconsultas decisiones, retiradas más tarde, pone en evidencia que quienes las plantearon no conocen en sí la idiosincrasia del venezolano y han entregado a los buitres del oposicionismo a ultranza, carne jugosa para alimentarse y crear más escepticismo en los bolivarianos que ven como los planteamientos del gobierno son bateados contundentemente por los detractores de siempre.” http://www.aporrea.org/ideologia/a58720.html  (3317 lecturas)
 
Cierro con una opinión de septiembre del 2010, porque tal como lo dije ayer está sucediendo  hoy.
 
“Sin embargo, los manejadores de gente pueden llevar a conductas como las siguientes:
A negar la virtud de la conciencia y la ética, al aconsejar  votar por el partido y no por quienes lo representan, no importa que este haya sido un fracaso en su gestión, no importa su incapacidad ni su ineficiencia, ni su caradurismo al no cumplir lo que haría un verdadero revolucionario; renunciar en bien del proceso y seguir la lucha donde sea bueno, y hasta rechazar un cargo para el que no se sienta competente, así sea el mismísimo Comandante quien se lo ofrezca”.
 
Para finalizar tengo que insistir en mi llamado a los intelectuales y estudiosos de la conducta humana, que nos motivaron en el pasado y el presente, con sus opiniones revolucionarias cargadas de esperanza y que hoy parecen amordazados no sabemos porque causas, dejando sin orientación al Pueblo en estos momentos tan necesarios, ojala los lectores se sumaran a este clamor, tal vez la voz de muchos les de la fuerza y la valentía para quitarse el bozal que los mantiene en silencio.
 

“Reitero mi pedido, a que se manifiesten los intelectuales y estudiosos de la conducta humana y sobre todo a los siguientes ciudadanos: José Vicente Rangel; Luis Brito García; Walter Martínez; Eleazar Díaz Rangel; Vladimir Acosta; Diógenes Carrillo; Los Roberto; Pérez Pirela;  los integrantes de Zurda Conducta; Mario Silva; Vanessa Davis; y muchos otros periodistas, comunicadores sociales, líderes locales, etc., a que den su opinión pública referente a este necesario planteamiento de una Auditoria Pública y Ciudadana y en los casos planteados en el presente escrito, sin olvidar el caso de la desaparición de Alcedo Mora.”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1542 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social