El "cambio" viene

Compatriotas, en vista de la avanzada final de la guerra económica liderada por Fedecámaras, este gremio necesita esconderse y dar paso a las voces "serias y equilibradas" de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), con el fin de abrir los canales al "cambio" que capitalizarían los partidos políticos de la contrarrevolución. Estos partidos serían los ganadores de la campaña "anónima y ciudadana" en las redes sociales para inducir al caos y a la desestabilización. Recordemos que estos partidos fueron cómplices de las violaciones de los derechos de los venezolanos durante la IV República y la venta del país al Imperialismo.

Veamos lo que dice la CEV: Las largas colas de personas tratando de comprar alimentos y otros artículos de primera necesidad y el alza constantes de los precios son para los obispos la consecuencia de la decisión del Gobierno de "imponer un sistema político-económico de corte socialista, marxista o comunista", el cual es "totalitario y centralista" y además "atenta contra la libertad y los derechos de las personas y asociaciones".

Para la CEV el totalitarismo de la revolución consiste en limitar las acciones violentas de sectores fascistas que agreden la vida en sociedad. La CEV se muestra preocupada por la "libertad" y por las "asociaciones", que en resumidas cuentas es la libertad de asocirse para explotar y saquear a la clase obrera y el bolsillo de los venezolanos.

Del mismo modo, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) reclamó del Ejecutivo que "impulse reformas que eliminen trabas a la producción, detengan la inflación y solucione el desabastecimiento y la carestía de los artículos de primera necesidad" mediante medidas que promuevan "la actividad privada en la economía, consagrada en la Constitución" y dejando a un lado "concepciones ideológicas rígidas y fracasadas, así como el afán de controlarlo todo".

La CEV solo defiende la "actividad privada", es decir, las empresas capitalistas que sabotean la economía con fines políticos. Así mismo, la CEV ve un "fracazo" en las políticas de la revolución y el socialismo bolivariano cuando se transfiere bienestar social, vivienda y vida sana a un pueblo oprimido por el capitalismo y por la burguesía que ella defiende.

Solo la unidad de las masas populares revolucionarias, la clase obrera y demás oprimidos por el capitalismo podrá derrotar la contrarrevolución disfrazada de democrática. El compatriota Presidente Obrero necesita de nuestra apoyo decidido para desarrollar los grandes objetivos del Plan de la Patria aun en oposición de todos los poderos burgueses nacionales e internacionales, ya que se trata de nuestro proyecto nacional para desarrollar las potencialidades de la patria y proporcionar felicidad al pueblo sin distinciones de credo, raza o condición social.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3799 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: