Genocidio en Perú: Una de las tantas caras del capitalismo

Los hechos lamentables ocurridos ayer, en la población de Bagua, en contra de un grupo de indígenas peruanos sólo se pueden comprender en el contexto del proceso de mundialización del capital. El capital busca apoderarse de todos los rincones de la Tierra. Especialmente en estos momentos de crisis en los países capitalistas centrales, la expansión del capital es aún más vital. Nuestros países están ahora en la mira del capital, quien arremeterá contra nosotros con más fuerza que nunca. Su necesidad de nuevos mercados, de nuevos productos es insaciable. En el caso de Perú se le facilitan las cosas porque el Presidente Alan García es un aliado del capital.

El origen de la masacre se encuentra en las leyes que se derivan de la aplicación del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Perú. Según algunas de estas leyes, grandes extensiones de terreno en la Amazonia peruana serían divididos en lotes para ser entregados a empresas transnacionales, eufemismo por empresas de nacionalidad estadounidense. En esas tierras viven miles de indígenas, los cuales serían desplazados para abrile paso al progreso y al desarrollo.

Para el Presidente García: “Detrás de los sucedido en Bagua hay intereses internacionales para que Perú no salga de su subdesarrollo” (Fuente: http://boliviasol.wordpress.com/2009/06/06/masacre-deja-25-indigenas-muertos-en-peru/). Esas fueron parte de sus declaraciones donde sólo lamentó la muerte de varios policías. La versión oficial habla de “.. un secuestro de efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado por parte de los indígenas y de los ataques que causaron varias bajas de la policía. ..” (Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2009/06/06/actualidad/1244300923_637826.html). En otras fuentes señala que “Las fuerzas de seguridad peruanas liberaron a 22 policías, que fueron tomados como rehenes por grupos indígenas en la Amazonía”. El mayor ataque mediático contra los indígenas fue lanzado desde el periódico el Expreso. En su página prinicpal se puede leer en la parte superior el encabezado: “¿Quiénes son los genocidas?”, seguido de una lista de afirmaciones: “12 policías asesinados” “8 nativos muertos” “”149 heridos entre policías y pobladores” “”38 policías secuestrados”. Vemos aquí claramente la manipulación de la información y la intención de movilizar a la opinión de clase media en contra de los indígenas, los policías son “asesinados” mientras que, en el caso de los indígenas, se trata de “muertos”. Luego en el centro, en letras grandes el titular: “¡SALVAJES!”. Inmediatamente se encuentra un foto de un grupo de policías cargando un cadáver acompañada de la siguiente leyenda: “Todo comenzó con emboscada de nativos a patrulla con 6 policías abordo, les quitaron sus armamentos, los flagelaron, los atravesaron con sus lanzas, dos de ellos fueron quemados y arrojados a un abismo de 300 metros y un oficial arrastrado y descuartizado en la plaza principal de Bagua” (Fuente: http://www.expreso.com.pe/edicion/index.php?option=com_content&task=view&id=53523&Itemid=9). En la parte interna del mencionado periódico se presenta la siguiente declaración de un policía:

“Estábamos formados al costado del peaje 'Bagua Grande-Nueva Vida' esperando la orden para iniciar el operativo, subimos al cerro para hacerles frente con sólo bombas lacrimógenas, cuando de sorpresa y por detrás, nos sorprendieron aproximadamente entre 200 a 300 nativos que nos hicieron frente (...) En la parte más alta del cerro continuó otros tantos nativos rodearon una patrulla de 8 policías y les quitaron su armamento, los flagelaron, comenzaron a atravesarlos varias veces con sus lanzas y luego los incendiaron, para después arrojar sus cuerpos a un abismo de 300 metros. Recién en la tarde de hoy (ayer) hemos podido rescatar sus cuerpos.” (Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2009/06/06/actualidad/1244300923_637826.html)

A todo lo anterior se suman las declaraciones del Jefe del Estado Mayor de la Policía Nacional, general Martín Hidalgo, quien dijo que: "El contrincante es un oponente que ha tenido preparación militar" (Fuente: http://www.diario-expreso.com/ediciones/2009/06/06/mundo/liberan-a-22-policias-secuestrados-por-indigenas/Default.asp). Por otro lado, Yehude Simon, presidente del Consejo de Ministros, dijo días atrás que estaba "dispuesto a ir al lugar donde sea para demostrar a las comunidades como las están engañando" (Fuente: http://metrolatinousa.org/article/Latinoamrica/Latinoamrica/Perxfa_indxedgenas_amazxf3nicos_firmes_con_protestas_en_defensa_de_sus_tierras/95702).

Otro aspecto de la lucha mediática en contra de los indígenas es minimizar su sufrimiento. Para el Gobierno peruano sólo habían muerto tres indígenas y 11 policías fallecidos (Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2009/06/06/actualidad/1244300923_637826.html).

Todo lo anterior nos muestra como se construye un caso en contra de los indígenas en rebeldía. Desde la perspectiva de la derecha, se trataría de comunidades confundidas, manejadas desde el extranjero por los enemigos del desarrollo, entrenadas militarmente, salvajes, secuestradores de policías y dispuestos a asesinar cruelmente a sus oponentes. Los medios de comunicación en manos de la derecha, que son los más poderosos, son los encargados de difundir esa imagen de los indígenas.

Estamos ante una expresión de la lucha de clases. No caigamos en las interpretaciones que se limitan a lo fenomenológico, las cuales hacen referencia a lo étnico o al racismo. Analicemos la siguiente oración: “Villa Stein ordenó la captura de Pizango.” En le contexto de la situación aquí tratada, en el seno de la sociedad peruana, ¿quién es Villa Stein? ¿quién será Pizango? ¿Por que uno ordena la captura del otro? Bueno, acertó, si así es. Javier Villa Stein es el Presidente del Poder Judicial y Alberto Pizango es líder de la organización indígena Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonía Peruana (AIDESEP).

No hay duda de que el Presidente García ordenó el ataque a los manifestantes. El propio presidente firmó ante la prensa que: “llegó el momento de abrir las carreteras y abrir los ríos y asumir las responsabilidades”. (Fuente: http://boliviasol.wordpress.com/2009/06/06/masacre-deja-25-indigenas-muertos-en-peru/).

Es urgente un pronunciamiento del PSUV manifestando su solidaridad con los hermanos del amazonas peruano y sus justas luchas. Lo propio debería hacer las organizaciones sindicales, el Partido Comunista de Venezuela y otras organizaciones progresistas venezolanas. La solidaridad internacional con los oprimidos en una de las principales características de toda revolución.

La lucha de los hermanos indígenas peruanos es nuestra lucha.

julio_mosquera@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6278 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a79430.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO