6-D: Reflexiones y aportes para esta nueva fase

Activar la defensa minada y la contraofensiva revolucionaria

Los acontecimientos que se reúnen alrededor del 6-D, entenderlos son de suma importancia para el movimiento popular revolucionario, su iniciativa y perspectivas para el futuro. A continuación luego de varios debates asamblearios, desde el Consejo Regional del Poder Popular, presentamos un conjunto de reflexiones para develar y contribuir frente a estos escenarios:
- Introducción
- La Caída del precio del petróleo y la ruptura de la burguesía dependiente de su colaboración económica
- La Guerra económica: la batalla entre el bloque burgués y la revolución.
- Las colas como el campo de germinación del castigo
- La victoria explicativa de la derecha en las colas
- ¿Qué nos dicen los resultados electorales?
- ¿Cuál es la agenda planteada por la derecha?
- ¿A cuál escenario institucional accede la derecha?
- Las tentativas de una toma rápida del poder ejecutivo: Referéndum revocatorio, golpe de estado, insurrección contrarrevolucionaria
- Se levanta una inesperada reacción política, auge y movilidad del chavismo
- Salir de la crisis política a través de una reagrupación histórica del chavismo
- La defensa minada de la revolución y el 184 de la Constitución
- Atacar los efectos más importantes de la guerra económica: el desabastecimiento de productos de primera necesidad, sus precios y sin colas.
- A tiempo: ¡El SACO! El Sistema de Abastecimiento Comunal
- El plan de desarrollo de la economía comunalizada en el área de los alimentos.
- Librar la batalla explicativa por el sentido común

Introducción
Con la victoria de la derecha en las elecciones parlamentarias del 6-D, bajo la promesa del cambio (lo que implica conceptualmente la campaña por la salida del chavismo de la dirección del estado), queda consumado un quiebre institucional que abre los cauces a un período de gran conflictividad social que el presidente Maduro ha calificado como “crisis política”.
Tal victoria de la contrarrevolución en Venezuela, en Argentina, y las ofensivas en Brasil, no han ocurrido de manera espontanea, o como parte de fenómenos aislados y estrictamente nacionales, sino que son el resultado de una gran presión económica, comunicacional y política coordinadas por el imperialismo en la región.
Podemos inscribir tal fenómeno de asedio como parte de los esfuerzos y acciones de re-colonización que emprenden las oligarquías financieras, los trust y empresas transnacionales en el mundo para gestionar y compensar la caída de su tasa de ganancias. Esta es la crisis del capital.

En Europa, el terror y la imposición de la austeridad que se resume en recortes de políticas sociales a su población trabajadora, en el mundo Árabe, la guerra, el terror, la migración de poblaciones enteras y el más vulgar saqueo de sus recursos energéticos y naturales; y en Latinoamérica: la guerra económica (Los fondos buitres, la caída de los precios de las materias primas entre otros) como mecanismo para generar desgaste en la población trabajadora y como fuente propiciadora de la ruptura de la colaboración entre los gobiernos progresistas y la burguesía dependiente de esos ingresos.

La Caída del precio del petróleo y la ruptura de la burguesía dependiente de su colaboración económica
Al afectar severamente el precio del petróleo, principalísimo enlace de Venezuela al mercado mundial, se afecta la base material que permitía la convivencia entre el modo de acumulación de la burguesía dependiente interna y la vocación al gasto social por parte del gobierno nacional. Hasta el momento se había podido consolidar un modo de gestión de la renta nacional que permitía el impulso de políticas sociales (salud, educación, pensiones, vivienda, infraestructura etc) a la vez que se evitaba una confrontación frontal con la burguesía nacional que no se veía privada de participar de los ingresos, e incluso de ver aumentar sus beneficios gracias al impulso al consumo del pueblo venezolano.
Ante la consecuente postura del gobierno bolivariano, de mantener los esquemas de inclusión social construidos en los últimos años, la burguesía venezolana, rentista e importadora, cuyo negocio lo constituye la fuga de capitales, no iba bajo ningún principio permitir que se le marginara del reparto del ingreso; el choque se hizo inevitable. Esta postura de privilegiar las políticas sociales fue el disparo de inicio de la conocida guerra económica.

La Guerra económica: la batalla entre el bloque burgués y la revolución
Entendemos la guerra económica como el conjunto de acciones y presiones especialmente económicas, es decir, que se dan directamente en el terreno de la producción y distribución de las mercancías y las finanzas; orientadas por los comandos de los monopolios importadores, de empresas procesadoras de alimentos y otros artículos básicos, de los capitales comerciales, los sectores terratenientes y de la banca privada con el objetivo de disputarle la dirección de los ingresos nacionales al gobierno bolivariano.

Una vez que el gobierno nacional impone el control para el otorgamiento de divisas que en los últimos años ha servido para hacer gestión racionalizada de la escasez (caída de los ingresos petroleros); la burguesía no solamente siguió fugando divisas, sino que implementó el dólar paralelo como medio para calcular “la reposición de sus inventarios” (cuyo precio era referenciado por la página Dólar Today o el mercado de divisas en Cúcuta); de esta manera se pecharía a los consumidores, al pueblo trabajador, por la duda o “incertidumbre” por parte de los grandes monopolios para acceder a las divisas de la nación, aumentando así drásticamente los precios de todos los productos. El mensaje de los monopolios siempre ha sido muy claro, por encima de la estabilidad social, está preservar a cualquier costo su tasa de ganancias.

Como acción de defensa, el gobierno de Nicolás Maduro implementó los constantes aumentos salariales y la ley de precios justos que en conjunto con la Ley Orgánica del trabajo y los decretos de inamovilidad laboral constituirían el brazo de protección frente a la avanzada del capital.
La burguesía acepta, pero desconoce los controles, y gestiona la desobediencia organizando una política de boicot y de audaces mercados paralelos, en la modalidad de doble-facturación de rubros como el pollo entre otros, la fuga de productos a otros países, abastos ilegales y los denominados “bachaqueros”; también gestiona tal paralelismo de los mercados a través de sobornos a los funcionarios públicos y la defensa de los mismos con elementos paramilitares.
Tal desobediencia es ejecutada tan contundentemente que podríamos decir que la burguesía derrotó la política de precios del gobierno bolivariano, de tal manera que los artículos regulados quedaron confinados a escasos mercados privados y del estado, donde la presencia de la población trabajadora sería masiva, son estas las denominadas colas.

Las colas como el campo de germinación del castigo
Las colas, concentraron esencialmente a la población trabajadora que no podía pagar los incrementos que por la vía del hecho y de la desobediencia implementó la burguesía a los productos de primera necesidad; allí bajo el sol, muchas veces teniendo que pernoctar, en las calles frente a los comercios se apostaron multitudes que se fueron desgastando progresivamente. Allí, las medidas de protección de los precios realizada por el gobierno nacional era distorsionada y derrotada por la explicación de la derecha de la crisis, allí la contrarrevolución dirigiría impunemente y sin contrincantes su campaña hacia el 6-D, la campaña del castigo.

La victoria explicativa de la derecha en las colas
En las colas, la explicación dominante sobre la adversa situación era a favor de la burguesía, la crisis económica tenía explicación sólo como consecuencia de las expropiaciones y la baja productividad de las empresas por el estado, el escaso otorgamiento de las divisas y política hostil “a quienes si producen”; de esta manera, la burguesía lograba su conversión de verdugo de los pueblos a quienes tienen la solución para hacer aparecer los productos requeridos por el pueblo.
Además, tal explicación logró proyectar al chavismo como la personificación de la corrupción, la ineficiencia y la mediocridad; la imagen captada por este discurso de funcionarios corruptos que organizaban las colas y la seguridad de las mismas, e incluso las denuncias y las fiscalizaciones de forma irregular, servía para repeler a través del prejuicio la explicación revolucionaria.

Fuera de las colas, el gobierno bolivariano a la vanguardia del proceso social revolucionario, intentó construir y desarrollar una explicación, pero a nuestro juicio el mismo fue confuso al no valorar correctamente la situación de ruptura y desobediencia económica de los sectores burgueses.
Como mecanismo de conservación de amplias y disimiles fuerzas, el presidente Maduro evitó en todo momento señalar y atacar los comandos de la burguesía, desviaba la atención en elementos secundarios como los bachaqueros, el trafico de rubros hacia Colombia, finalmente centró la fuerza explicativa en la gestión gubernamental: misión vivienda, tablets para los estudiantes, pensiones para los adulto mayores, pero esto no respondía a la preocupación central de las mayorías de la población.

Mientras el polo patriótico era confuso, el bloque burgués era claro y preciso, en su convención anual, Fedecámaras no dudó en enfilar baterías abiertamente contra las regulaciones del gobierno, señalándolas como la principal traba para “el libre juego” de la economía.

Finalmente y en todo momento, la derecha tuvo la explicación dominante, clara y precisa para las masas trabajadoras, toda la vitalidad de su discurso fue dirigido a castigar con el voto al gobierno, hacia “el cambio” y esta estructuración discursiva conservó las fuerzas de la clase media, y ganó para sí, nuevas fuerzas del pueblo, logrando neutralizar la identidad electoral que había conseguido el gobierno sobre un porcentaje importante de sus electores.

¿Qué nos dicen los resultados electorales?
La MUD, logró con un incremento de su votación histórica la adjudicación de 112 diputados a la Asamblea Nacional por sobre 55 del Gran Polo Patriótico cuya votación cayó drásticamente; a partir de esta situación se ha dicho que el chavismo está derrotado y que las bases morales, principios e ideas políticas que lo agruparon han sido superadas; pero una lectura de los resultados indican otro mensaje, veamos.

En el 2013 con un padrón de 18.904.364 y una participación del 79.69% (que consideramos similar a la de 2015); el GPP obtuvo 7.587.532 mientras que la MUD 7.363.265.
Para las elecciones del 6-D, con un padrón de 19.504.106 (600 mil más que el 2013) y una participación del 74.17% (casi 5% menos que la del 2013): El GPP obtuvo 5.599.025 (1.988.507 votos menos que en el 2013) mientras la MUD 7.707.422. (344 mil votos más que el 2013).

Podríamos concluir que si los casi 700 mil nuevos votantes siguieron el patrón del resto; al menos 400 mil electores se inclinaron hacia la MUD y el resto se abstuvieron o votaron nulo o por el PSUV. Podríamos decir, que la MUD sólo sumó en términos generales a los NUEVOS VOTANTES. Entonces los casi 2 millones de votos que perdió el PSUV (en términos generales) NO votaron por la coalición opositora, sino que se abstuvieron. Podríamos hablar de la Abstención Castigo de ex votantes del PSUV y el Voto castigo de los nini, jóvenes y votación típicamente opositora.

Este elemento es importante para valorar lo que pudiera ser la convocatoria a otro evento electoral próximo en el que se disputaría el poder ejecutivo, nos referimos a la posibilidad del referéndum revocatorio en el 2016, en el que el chavismo si pudiera tras rectificaciones de su política recuperar a los votantes que se abstuvieron pero que no colaboraron con el voto por la MUD.

¿Cuál es la agenda planteada por la derecha?
Con la victoria electoral y la promesa del cambio, la MUD ha trazado una ruta cuyo objetivo central es conquistar la dirección ejecutiva del estado, apoyándose en el favorable clima internacional y el desgaste que ha sufrido el pueblo en la guerra económica. Para eso presentan la siguiente agenda parlamentaria:
1. Ley de Amnistía para sus cuadros políticos-militares implicados en actos de violencia y asesinatos.
2. Ley de Abastecimiento Pleno, en que Incentivará al capital importador, pese a socavar con esta medida la producción nacional.
3. Ley Marco para el Incremento de la Productividad. Eliminarán la posibilidad de intervención por utilidad pública a los burgueses. Entonces podrán vulnerar los derechos y pasivos de los trabajadores inmunemente.
4. Ley de reversión expropiatoria, consistente en devolverle las empresas del estado a los antiguos dueños.
5. DEROGACIÓN DE LA LEY DE PRECIOS JUSTOS.
6. PRIVATIZACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS
7. LEY DE FOMENTO ARRENDATARIO: permitir que los inquilinos morosos o quienes usen indebidamente los inmuebles alquilados, puedan ser desalojados.
8. Ley de anticipos de prestaciones sociales; pretenden quitar el cálculo acumulativo de las prestaciones sociales a los trabajadores.

Se tratan de soluciones, bajo el razonamiento burgués, éstas se pueden leer en la página oficial de la MUD http://unidadvenezuela.org/2015/10/oferta-legislativa-para-el-cambio/, pero también existen declaraciones parciales de miembros directivos de la coalición de derecha en la que abren la intención por derogar leyes orgánicas que protegen derechos del pueblo trabajador.

Pensamos que en el corto plazo, la contrarrevolución en situación ventajosa buscará centrarse por un lado en obtener victorias ¨simbólicas¨, como la ley de amnistía y la denuncia de presunta corrupción sobre figuras importantes del chavismo, cuyo fin es moralizar y fortalecer su posición y por el otro avanzar en el escenario de objetar la gobernabilidad del chavismo.

¿A cuál escenario institucional accede la derecha?
A partir de esta nueva configuración de fuerzas electorales, la derecha venezolana ingresa a la Asamblea Nacional con las 2/3 partes lo que les confiere la mayoría absoluta de dicho parlamento.

La declaración de intención de toma de control de los poderes públicos, junto a muchas otras iniciativas que se anuncian como objetivos al encabezar el poder legislativo, enfrentan el obstáculo de que a pesar de su importancia, la asamblea nacional está sujeta a las dinámicas previstas en la constitución para el funcionamiento independiente del resto de los poderes públicos.

Esto significa que para derogar leyes orgánicas, inhabilitar al presidente de la república y remover a funcionarios del resto de los poderes; la mayoría de la asamblea nacional requiere en todo momento contar con la calificación del poder ciudadano y la interpretación constitucional de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia; elementos con que no cuentan para desplegar las contrarreformas enunciadas por la coalición derechista.

Adicionalmente el Presidente del Ejecutivo Nacional está facultado para reglamentar las leyes y solicitar que el TSJ evalué el carácter legal y constitucional de toda iniciativa legislativa, pues posee poder de veto. Todo esto sin mencionar la capacidad de al menos el 10 por ciento de los ciudadanos registrados de convocar a un referéndum abrogatorio de una ley ya refrendada en torno a ciertas materias y competencias. Claro está que estas consideraciones se versan en el plano estrictamente legal; no se puede olvidar que hoy la derecha cuenta con una legitimidad importante dada por los resultados de estos comicios.

Las tentativas de una toma rápida del poder ejecutivo: Referéndum revocatorio, golpe de estado, insurrección contrarrevolucionaria
Después de analizar, desde la razón constitucional que aún con las 2/3 partes, la oposición aún no puede desplegar sus contrarreformas, se pone en vigencia, las tentativas de la toma rápida del poder ejecutivo.
Tal planteo debe ser analizado con mayor detenimiento, considerando que a nivel internacional se avizora una más aguda caída de los precios del petróleo, y por tanto aún mayores dificultades financieras para la República. Esto introduce el elemento a considerar de la conveniencia o no para la MUD, de lanzarse de inmediato a la toma del gobierno, o de forzar, con la crisis económica una mayor descomposición del chavismo. El refuerzo de esta valoración será el llamado a no salirse de los cauces constitucionales y llamar e iniciar las gestiones a mediados de Abril a la activación de un referéndum revocatorio, en el que puedan volcar el voto castigo, ampliado por una crisis económica y política superior para acceder al gobierno electoralmente.

Sin embargo, Las presiones y urgencias del empresariado, espueleado por la crisis del capital y ansioso de ampliar su tasa de ganancia, tienen sin duda un papel de no poco peso en determinar cuáles serán los pasos que la reacción seguirá.

Si los intereses de estos sectores burgueses (Fedecámaras, Consecomercio, Fedeagro etc) se imponen, es muy factible que la derecha, abra de inmediato los caminos del golpismo o sino tiene las condiciones favorables, acceda a combinar la presión internacional, con la denuncia y vocería legal de la Asamblea Nacional, con movilizaciones de calle y conspiraciones y amenazas militares; y con estas, arrinconar al gobierno y negociar las contrarreformas.

Es válido recordar que la burguesía interna ha actuado al margen de la ley con la guerra económica y ha logrado imponer sus intereses, por ello, aún cuando la derecha ha accedido a un espacio de poder, a un espacio de la Constitución, su vocación golpista avalada y financiada por el imperialismo no se puede descartar.

Se levanta una inesperada reacción política, auge y movilidad del chavismo
Frente a tan adverso escenario, ha servido como medio de contención del golpismo y como base critica para la salud y vitalidad interna de las fuerzas revolucionarias, el despertar espontaneo y contundente en todo el país, de múltiples asambleas populares, en las que el chavismo busca centralmente ordenar colectivamente los datos para adecuarse, enderezar fuerzas y enfrentar la nueva situación.

Tal aceleración de los encuentros populares rápidamente tomaron la iniciativa y generaban movilización, ya para el miércoles 9 de diciembre, a dos días de la batalla electoral, una marcha tomaba el palacio de Miraflores y encontraba de pie al presidente Nicolás Maduro quién aprovechó la oportunidad para confirmar la necesidad de una reagrupación histórica del chavismo como base de una contraofensiva revolucionaria.

Salir de la crisis política a través de una reagrupación histórica del chavismo
En las diferentes asambleas que hemos desarrollado, se ha vislumbrado un elemento común y vertebrador de todo el discurso del chavismo de base, y trata sobre la enorme necesidad de retomar la firmeza de los valores, ideas y principios que agruparon al bloque revolucionario con un carácter histórico es decir con el pueblo como protagonista, como constructor directo de las grandes transformaciones.

• Cuando se critica la conducta liberal y pequeño-burguesa del liderazgo institucional y se mencionan casos de corrupción, enriquecimiento, la permisividad en la entrada y protección de un funcionariado “escuálido”, es decir, con pocos niveles de politización y comprometido culturalmente con la sociedad de mercado, las bases critican la vacilación de ese liderazgo y pide firmeza y compromiso revolucionario de los nuevos liderazgos.

• Cuando se habla que el proceso abandonó veladamente los espacios de formación, y critican el asistencialismo como medio de acción política; las bases cuestionan las vacilaciones ideológicas y proponen firmeza en los planteamientos además de retomar la formación política permanente.

• Cuando se expresa que el proceso que está bajo el impacto de la guerra económica, se vaciló y fue difuso en enfrentar y señalar a la burguesía, a desmantelar las amenazas de Fedecámaras y generar acciones que hicieran retroceder al bloque burgués que impuso la guerra económica, las bases tácitamente piden mayor firmeza contra los enemigos del pueblo.

En definitiva, las bases del chavismo han impulsado contundentemente un mensaje a su dirección política/institucional, a saber, no se puede enfrentar los complejos escenarios que propone la derecha y la guerra económica, si antes no ha habido una rectificación y una renovación de la política para la liberación y eso parte porque se les transfieran competencias, mayor protagonismo e instrumentos de lucha al sujeto histórico, al pueblo trabajador que ha resurgido en estas asambleas populares. Esta es su condición de lucha.

A partir de estas manifestaciones, el presidente Maduro ha llamado a toda la dirección institucional y del PSUV a colocar sus cargos a la orden, llamó a un congreso extraordinario del partido socialista para definir los parámetros para la rectificación en los temas: gobierno, partido, economía y comunicación.

La defensa minada de la revolución y el 184 de la Constitución
Tales movilizaciones del chavismo, se han volcado igualmente a contrarrestar los ataques de la vocería contrarrevolucionaria, en las que amenazan con vulnerar los derechos de sectores puntuales del pueblo trabajador. El presidente Maduro ha efectuado una lectura audaz de estas respuestas y lejos de silenciarlas o contenerlas, las dota de mayor protagonismo confiriéndoles competencias de las instancias asediadas, lo que constituye un mensaje dinamizador hacia las fuerzas activas del poder popular. Veamos como rápidamente se desarrollan los acontecimientos:

• Frente a la amenaza de Henry Ramos Allup (vocero de AD) en desalojar al chavismo de esa televisora, sus periodistas rápidamente se movilizaron y lograron que el ejecutivo le transfiriera la competencia de propiedad y gestión del canal a sus trabajadores.
• Frente a la intención de sacar los restos del comandante Chávez del cuartel de la montaña, otra movilización social conquistaba la competencia de propiedad y administración de tales espacios de gran valor simbólico para el chavismo.
• Igualmente, una gran movilización de los trabajadores de la Cantv frente a las amenazas de diputados electos de la MUD, lograron que se les transfiriese la gestión de la dirección de la estatal de telecomunicaciones.

Con tales acciones, se configura lo que podríamos denominar las primeras manifestaciones de la defensa minada del proceso, en las que las instancias asediadas y requeridas por la derecha para impulsar sus contrarreformas, se encuentren resguardadas bajo la dirección de las organizaciones populares, de manera que cada intento de asalto a estas posiciones, repercutirá en explosiones de movilidad y condena popular haciéndoles perder legitimidad en las calles.
Esta táctica de defensa activa, tiene bases constitucionales en el artículo 184 que reza: “La ley creará mecanismos abiertos y flexibles para que los estados y los municipios descentralicen y transfieran a las comunidades y grupos vecinales organizados los servicios (salud, educación, vivienda, deporte, cultura, ambiente entre otras) previa demostración de su capacidad para prestarlos. De igual forma se cuenta con la ley de transferencia de competencias al poder popular.

Tales mecanismos legales se deben activar con prontitud, para que antes de que asuma la nueva asamblea nacional, ya las posiciones e instancias se encuentren minadas del protagonismo popular.
Una vez en marcha el reordenamiento de fuerzas del chavismo, su reagrupación histórica y avance la defensa minada, se debe virar sin vacilaciones a atacar los efectos más importantes de la guerra económica, principal demanda de los votantes y abstencionistas del castigo.

Atacar los efectos más importantes de la guerra económica: el desabastecimiento de productos de primera necesidad, sus precios y sin colas.
Tal premisa, constituye la respuesta de corto plazo que espera la población del “castigo” y que la derecha, a pesar de sus promesas de campaña no puede proporcionar. Se trata de establecer una avanzada calculada de rápido abastecimiento de alimentos.
Esto inicialmente puede llegar por un acuerdo de importación con otros países aliados, con empresa estatal bajo contraloría popular, y de esta forma generar una alternativa más sólida a los productos privados en situación de guerra económica.

Para ello, se debe pensar en un nuevo sistema de distribución de tales rubros típicamente comunal y consejista, el Consejo Regional del Poder Popular ha propuesto y ensayado durante un año y con casi mil jornadas de distribución de alimentos en el estado Carabobo la propuesta del SACO. Que puede ser una audaz apuesta para garantizar el abastecimiento de rubros de primera necesidad a buena parte del país.

A tiempo: ¡El SACO! El Sistema de Abastecimiento Comunal
Una propuesta básica que entre las comunas puede desarrollarse para evitar males como el desvío de productos de las redes de alimentos Mercal-Pdval-Bicentenario, el desequilibrio originado por las compras nerviosas, la especulación de los comerciantes y que además pueda contribuir a la planificación familiar y a la progresiva cultura de la sana alimentación, es la propuesta del Sistema de Abastecimiento Comunal (SACO).

El SACO es organizado por las comunas (constituidas o en construcción) y consejos comunales, campesinos y de trabajadores, y su dinámica se desprende de la realización de un censo casa por casa sobre las necesidades exactas en el consumo alimentos y rubros de primera necesidad por cada quincena o semana de los grupos familiares que habitan cada comuna.
En ese instrumento, la familia expondrá el consumo de los diferentes rubros: granos, harina, carne, frutas, leche etc. Toda esta información pasa al Sistema de datos (SACO) bajo control de los voceros comuneros(as), que se le entregará a las diferentes redes (Mercal, Pdval y Bicentenario), a las empresas estatales y a las EPS comunales productoras de rubros de primera necesidad con sus respectivos controles, a los fines de que estas le abastezcan de los productos que exactamente necesiten los habitantes de esa comuna.

En el instrumento cada persona encuestada manifestara la voluntad de ingresar o no al Sistema de Abastecimiento Comunal, pudiéndosele entregar una tarjeta de suscripción al sistema. Tal experiencia ha sido desarrollada en otros pasajes de la historia en condiciones similares, los soviets (poder popular) en el período denominado comunismo de guerra (Rusia 1917/1919), enfrentaron un sabotaje de la economía de alimentos con consecuencias gravísimas que condujeron a la hambruna de poblaciones enteras, las medidas que se implementaron en aquel entonces se basaron en la organización de las cooperativas de consumo, que permitían a la planificación estatal conocer exactamente las necesidades alimenticias de la población y por ende supervisar la producción para satisfacer tales necesidades.

Una vez en marcha, el SACO puede emprender iniciativas de tipo educativas en materia de nutrición y de abastecimiento de sana alimentación a los suscritos en el sistema, sustituyendo los nocivos patrones de consumo alimenticio estimulados a través de la propaganda “de la cultura nacional” (grupo Polar) o de la transculturización imperialista (cadena de comidas rápidas), como es sabido la mala alimentación es una de los principales detonantes de los accidentes cardiovasculares (principal causa de muerte en Venezuela) entre otros males.
El ahorro y la planificación familiar serán otros logros del SACO, ya que las personas no estarán sometidas a las dinámicas especulativas del mercado de productos de primera necesidad, logrando mayor estabilidad en tales gastos, también se irá estimulando a través del SACO, la producción de huertos familiares que podrán integrarse a este sistema, esto podría tener una gran repercusión, ya que en Venezuela producto de la migración campesina en la época IV república, concentra grandes poblaciones en las principales ciudades, pensamos que el desarrollo agrícola puede darse desde las mismas, una buena experiencia de este tipo, es la que proporciona el MST (movimiento de los trabajadores rurales sin tierra-Brasil) quienes aportan desde la producción agrícola familiar un porcentaje importante de los rubros de alimentos que se consumen en ese país.

Desarrollar un plan de desarrollo de la economía comunalizada en el área de los alimentos.
En el mediano plazo, la comunalización de la economía debe abarcar la producción y distribución de alimentos y productos básicos fundamentales. Esto sólo será posible si colocamos en tensión en función de un plan de desarrollo de la producción de tales rubros a todas las fuerzas del poder popular (Campesinos, Obreros, Comunas y consejos comunales, Estudiantes/Profesionales).

Para ello, las fuerzas revolucionarias debemos pensar en lo siguiente:
Transferencia de la gestión y administración de las Empresas de maquinarias agrícolas Pedro Camejo, las Agro tiendas de Agropatria, las tierras de la empresa Valles de Tacarigua y el Centro de Acopio Batalla de Carabobo a una junta del poder popular integrada por voceros campesinos, de trabajadores y comunidades. Y que a través de las mismas se pueda contribuir al plan de desarrollo productivo del poder popular dotándolos de los insumos y medios para su ejecución.
Adecuación de la empresa bajo propiedad estatal Forjas Santa Clara, para la producción de herramientas agrícolas, existen los proyectos en manos de los trabajadores para ello, y esto será de gran importancia para la activación del plan de siembre comunal hasta el apoyo con herramientas a los campesinos.

Centro de Acopio, Distribución y Nutrición Comunal, Cada comuna inscrita en el SACO (distribución planificada de alimentos) debe contar con un Centro de Acopio, Distribución y nutrición, los mismos son espacios que pueden ir de 200 a 500 mts2 (Casa o pequeño galpón), que podría ser activado a partir de la dotación de una cava-cuarto refrigerante, un espacio de acopio al frio, un espacio de embalaje, una cocina comunal y un espacio para la educación en nutrición.

Desde el CADNC se organiza: a) la llegada de los rubros de los Camiones Comunales a los espacios para el acopio presentes en el centro (acopio al frío, congelamiento y embalaje), b) la organización de la distribución de alimentos del centro a las familias, su control y administración permanente, también este espacio contara con iniciativas de tipo educativas en materia de nutrición y de abastecimiento de sana alimentación a los suscritos en el sistema, sustituyendo progresivamente los nocivos patrones de consumo alimenticio estimulados a través de la propaganda “de la cultura nacional” (grupo Polar) o de la transculturización imperialista (cadena de comidas rápidas), como es sabido la mala alimentación es una de los principales detonantes de los accidentes cardiovasculares (principal causa de muerte en Venezuela) entre otros males.

Conucos Comunales, los Patios Productivos Familiares y la Agricultura comunal en la ciudad. El SACO contribuirá a eliminar progresivamente la división entre la ciudad y el campo producto de la fragmentación propiciada por la sociedad capitalista, para ello organizará espacios para la producción agrícola en la ciudad en vías de comunalización; estos parten del acuerdo comunal, se estima que hoy día, producto de la gran concentración poblacional en las metrópolis, unos 800 millones de habitantes de ciudades de todo el mundo participan en actividades relacionadas con la Agricultura Urbana que generan ingresos y producen alimentos.

La Agricultura comunal contribuye a la seguridad alimentaria, objetivo fundamental de la revolución bolivariana. Aumenta la cantidad de alimentos disponibles en las zonas urbanas y aumenta el grado de frescura de los alimentos perecederos que llegan a los consumidores urbanos, incrementando la variedad general y el valor nutritivo de los alimentos disponibles, también al desarrollar los conucos con técnicas agroecológicas se sustituirá el uso de los agro tóxicos en el cultivo de los alimentos mejorando la calidad y sanidad de los mismos.

Por ello, el SACO creará en cada comuna Conucos Comunales, espacios de agricultura urbana que se desarrollan en suelos que van desde 1.000 mts2 hasta 4 hectáreas, y se podrán combinar en tales espacios las distintas prácticas agrícolas, la cría de animales, la piscicultura, casas de cultivo controlados, huertos entre otros.

Los Conucos Comunales se podrán replicarán en cada patio de cada casa y en cada espacio familiar, estos son los Patios Productivos Familiares (PPF), donde las familias pueden realizar pequeñas prácticas agrícolas que sumarán a la producción de las comunas. Esto podría tener una importante repercusión cultural, ya que en Venezuela producto de la migración campesina en la época IV república, concentra grandes poblaciones en las principales ciudades (sólo el 7% de los venezolanos son agricultores), pensamos que el desarrollo agrícola puede darse desde las mismas, una buena experiencia de este tipo, es la que proporciona el MST (movimiento de los trabajadores rurales sin tierra-Brasil) quienes aportan desde la producción agrícola familiar un porcentaje importante de los rubros de alimentos que se consumen en ese país.

Los productores asociados y su trabajo con significado. Los productores agrícolas se suman al SACO para superar la rebatiña injusta sobre la valoración de su fuerza de trabajo a la que los denominados intermediarios capitalistas los someten. La incertidumbre a la hora de intercambiar la producción, las dinámicas inestables del mercado de alimentos y sus variaciones de precios, son parte de las practicas que buscarán ser superadas, dado que el objetivo del SACO es cubrir las necesidades (censadas) en el área de los alimentos a partir de las sociedades comunales, esto conlleva a prefigurar el enunciado hecho por el Comandante Chávez en el Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2014): La producción con significado. Cada productor en medio del proceso del trabajo sabrá cuanto debe producir, hacia donde irá su producción y que necesidades satisfacerá.
El SACO promoverá la asociación de los productores agrícolas, y desde ella, se mejorarán las condiciones de trabajo, se OPTIMIZARÁN los procesos de preparación de las tierras, cuido y certificación de las semillas, utilización de maquinarias agrícolas, normas de seguridad laboral en el trabajo con la tierra entre otras ventajas.

El SACO- Tecnología. El SACO también debe desarrollar conocimientos científicos, tecnologías, investigaciones e innovaciones a partir de los procesos productivos, la palanca para ello, es la Unión del estudio y el trabajo. En consecuencia, se organizarán desde las universidades, aldeas e institutos politécnicos las células del saber y el trabajo, donde podrán participaran en la investigación sobre problemas científicos de la producción: los estudiantes, profesionales, los trabajadores etc.
Un centro donde se pueden almacenar, sistematizar, hacer pruebas y desarrollar tales conocimientos serán en las casas de diseño industrial que se instalarán en las comunas.
También el SACO promoverá la educación a partir de los procesos productivos, tanto en la educación básica y diversificada como la instalación de universidades para la agricultura y en la fábrica (casos: Universidad campesina y universidad de los trabajadores).

Se espera que en su desarrollo el SACO vaya ganando espacios en la economía, creciendo y tomando técnicas y medios con los que hoy produce la burguesía, desplegando una nueva zona económica alternativa al comercio capitalista en donde se prioricen las necesidades sociales y no la capacidad de pago, este será un esfuerzo de vanguardia por prefigurar la sociedad socialista a construir. Estamos a tiempo!

Librar la batalla explicativa por el sentido común E

Es inadmisible que se deje al sentido común y la ideología enemiga la responsabilidad de dar sentido a la situación creada por la crisis del capitalismo y el ataque rabioso que en consecuencia despliega la burguesía venezolana por cooptar la totalidad de la renta nacional. La guerra económica no es ni mito ni muletilla, ni un fetiche que aglutine anónimamente todo lo malo, es un hecho, precisamente un capítulo nacional de la actual guerra mundial del capital contra el trabajo, del imperialismo y las burguesías contra los pueblos y sus libertades.

Es necesario entender que hoy se debaten en Venezuela dos explicaciones de los hechos denominados como la guerra económica. La primera es la que insiste, de mano de los interés de la burguesía, en que todo es causado por la intervención estatal en la natural autorregulación de los mercados, que toda regulación debe ser levantada sin importar los derechos que se vulneren en el proceso. La Segunda, enarbolada por amplias bases populares, es que todo responde a la falta de firmeza y radicalidad en las acciones del gobierno y la dirección de la revolución, la falta de apego a las líneas y principios fundamentales del movimiento bolivariano y la revolución socialista.

La arremetida que el complejo propagandístico de la burguesía impulsa para imponer su explicación de la realidad sólo puede ser contenida por una movilización permanente del pueblo revolucionario, que busque repolarizar, repolitizar y aglutinar al pueblo descontento y agobiado por la guerra económica, que sin duda es el que más sufre en carne propia los embates de la crisis. Esta estrategia sólo puede desarrollarse a través del impulso de la participación como sujetos transformadores y creadores, de las masas explotadas del campo y la ciudad, asumiéndose dueños de su realidad.

Hacia la reagrupación histórica y victoriosa del Chavismo

¡Revolución del Poder Popular o Barbarie!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3717 veces.



Consejo Regional del Poder Popular

El Consejo Revolucionario es un espacio de Unidad y Lucha de las expresiones del Poder Popular en la concreción del Socialismo Comunal.

 poderpopularcrpp@gmail.com      @tucampana

Visite el perfil de Consejo Regional del Poder Popular para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición