¿Cuál es el clamor del pueblo?

Reanudo mis escritos, ya a pocos días en que el tiempo archivará el primer mes del año 2016, y como no hay presente sin pasado, con la anuencia de quienes tengan a bien leer este artículo, me permitiré utilizar la primera persona, para narrar lo que pude percibir en más de un mes de recorrido por algunos pueblos y ciudades de nuestro país, aunque mi intención inicial me llevaría a un solo destino, las circunstancias me permitieron: además de Guacara-Valencia, donde permanecí mayor tiempo, pero la festividad navideña y mis hijos me permitieron viajar a San Cristóbal, donde junto con mi familia y amistades pasé el fin de año, pocos días pero suficientes para el compartir y recibir las opiniones de familia y la gente en la calle, en el mercado, en las colas, el autobús o el taxi.

De retorno por imperativo debimos entrar a la ciudad de Barinas, en ésta aún conservo amistades, pues allí viví unos cuantos años; la entrada obligada por la necesidad de echar gasolina, viajaba con mi esposa y nieta, mi hija y yerno, mucha cola en las bombas o estaciones de servicio de la vía principal, nos obligó a buscar combustible dentro de la ciudad, esto me permitió conversar con motorizados, bomberos y gente del pueblo y amistades, que pacientemente también esperaban en la cola.

Así que el viaje me permitió ir a la ciudad de Maracay donde también tuve oportunidad de conversar con lugareños, luego fui en autobús desde Valencia a Caracas, en esta después de utilizar el metro bus y el metro desde la California hasta estaciones como Plaza Venezuela, (Zona Rental) donde fui a buscar unos repuestos para un carrito Chery de mi hijo sin ningún resultado favorable, Bellas Artes, Parque Carabobo (aquí vieron mis ojos 7am a unos 12 harapientos durmiendo sobre cartones en los aleros de un edificio, La Hoyada y Capitolio, caminé por Plaza Venezuela, Parque Central, Parque Carabobo, la Hoyada, Avenida Urdaneta y el Centro o Silencio, pasé por Plaza Bolívar, Capitolio, ese martes el Capitolio estaba custodiado por la GNB, había expectativas sobre la presencia del Presidente en la AN, para dar su Cuenta Anual, luego visité el piso 21 de la Torre Norte, Editorial ‘’El Perro y la Rana’’ donde reposa un borrador de mi libro, una Antología, que entregué en abril de 2014 y hasta la fecha no he obtenido respuesta oficial si este será publicado o no, según información extra-oficial este no está seleccionado, lo cierto es que he enviado correos y he ido personalmente en 4 ocasiones y este está en pasivo, según ahora me darán una respuesta definitiva.

Luego pasé a la Torre Sur del mismo Centro Simón Bolívar, piso 4, oficinas del Ministerio de Salud, para informarme en Recursos Humanos sobre asuntos de mi señora, y en Parque Central visité los pisos 17 y 22, oficina de Recursos Humanos, HCM, y la Asociación de Jubilados del Ministerio del PPPP, donde traté asuntos de interés personal y general. Inserto esta narración como preámbulo para poder entrar en el objetivo central de los párrafos por venir, siempre es importante explicar el por qué uno recoge opiniones, en cuales sitios, con que motivaciones, y sobre todo tratando de transmitir con sinceridad lo que percibimos, así reforzamos los argumentos que se deriven del presente escrito. Lógico que existen otros tantos elementos que vienen de fundamentos investigados, leídos, captados, vividos, en la cotidianidad.

EL PUEBLO EXIGE SOLUCIONES COHERENCIA POLÍTICA-ECONÓMICA

‘’Sí no hay un respeto sagrado por la patria por las leyes y por las autoridades. La sociedad es un caos, una confusión, un abismo. Simón Bolívar.

Después de las elecciones del 6D, cuyos resultados favorecieron al grupo de partidos organizados en la MUD, partidos de extrema derecha, de derecha y otras ideologías afines políticamente, pero que dentro de su pensamiento existen marcadas diferencias, no obstante juntos lograron derrotar en las elecciones parlamentarias al PSUV y partidos del Polo Patriótico, las causas ya han sido hartamente esbozadas y analizadas por la diversidad de analistas políticos, lo que en estas líneas no redundaremos.

Lo que sí sabemos es que vivimos en un mundo cargado de confrontaciones ideológicas-políticas, religiosas en lo cultural, económico por corrientes encontradas, que devienen a través de la historia con resacas positivas, sobresaliendo muchas veces las más negativas, es un mundo en constante pugnacidad, que profundizan las brechas para desacoplarse de la inteligencia humana como privilegio de la naturaleza, alejándonos cada día más de un mundo más humano, más ajustado al Derecho Internacional y los tantos documentos firmados entre países en procura de una vida en sana convivencia, al contrario se observa el predominio de un materialismo extremo, que raya en el individualismo, formando grupos o élites privilegiadas, que guerrean e imponen sus criterios contra todo pensamiento libre, dinámico, avanzado y humano, tantos conflictos que está presenciando la sociedad actual.

Que tal vez, valga traer a colación para exaltar aquel precepto bíblico sobre las terribles calamidades, que el Antiguo Testamento recoge cuando Dios a través de moisés advirtió al Faraón, que dejara partir a los hebreos de Egipto, donde estaban como prisioneros, el Faraón trató de negarse, entonces Dios infringió severos castigos, cayeron la 10 o 7 plagas de Egipto, castigo cruel, por desobedecer las leyes supremas.

‘’Hay gente que ni vale la pena mandarla al infierno porque hasta el diablo los devuelve’’. Anónimo

Venezuela, en los últimos 58 años de vida ‘’democrática’’, política y económica ha estado envuelta en serios conflictos internos por diatribas, discursos violentos, injurias, prédicas, reproches, desacuerdos, crítica negativa, censuras, violencia política en muchos casos, que han causado trágicas consecuencias, vidas sacrificadas, pérdidas económicas, estancamiento, despilfarro de recursos, desaprovechamiento de las riquezas naturales para acometer el desarrollo armónico, que nos sacara de la fuerte dependencia histórica en que hemos caído por el desacato y omisiones a las leyes de la República, ha predominado el interés individual y de grupos, que han sido los más beneficiados con la renta petrolera y demás riquezas naturales derivadas del subsuelo, estas desventajas también han facilitado a las transnacionales intervenir en el disfrute de nuestras riquezas y siempre tratan de imponer sus influencias de poder en los asuntos nacionales.

Esta historia de 58 años la dividimos: a partir de 1958, cuando fue el derrocamiento de Pérez Jiménez, y el país comenzó un nuevo ciclo con el arribo de los partidos políticos al poder, en especial el bipartidismo del ‘’Pacto de Punto Fijo’’, que gobernó durante 40 años y ya sabemos los resultados, lo hemos escrito muchas veces, los restantes 18 años de la Revolución Bolivariana, lamentablemente se comenzó con máximas expectativas de transformación y proceso de cambio, también lo hemos escrito; sin embargo los factores ideológicos adversos no han admitido el nuevo modelo democrático, construido con la voluntad del pueblo, debilidades y errores, permitieron que nuevamente esa corriente que gobernó por 40 años, retornaran con los votos del pueblo y se apoderaran del poder legislativo, sabemos las causas, los efectos que estas amenazas de perder el poder y que la corriente ideológica derechista pueda derogar la Carta Magna y demás leyes emanadas de la voluntad popular en 18 años.

A casi dos meses de las elecciones del fuerte revés, la gente confió en que las cosas cambiarían, que volverían los anaqueles a surtirse, que se acabarían las colas, la especulación, la escasez, en parte fue una expectativa creada por los voceros de la MUD, el pueblo manifestaba las esperanzas de que el poder ejecutivo, el legislativo pudieran entenderse para solventar el grave problema de las colas para adquirir los alimentos y los productos de primera necesidad, es decir que las dos fuerzas en pugna dejarían sus diatribas en beneficio del país y de la mayoría del pueblo, en las conversaciones que tuve oportunidad de sostener en las colas en Caracas, en Valencia, en San Cristóbal, Barinas y pueblos, unas 300 personas, sin distingos partidistas, solo los de la familia les conocía su preferencia, pero los demás era gente en colas y otros sitios, como si hubiera elaborado preguntas para una encuesta, pero la gente expresaba: estamos esperando que cesen las peleas de la politiquería, que los líderes políticos dialoguen y se entiendan para una definitiva solución al problema: queremos que aparezcan los alimentos, que gobiernen, que hagan cumplir las leyes y por el bien del país trabajen, basta de tantos rumores, de noticias desalentadoras, de enfrentamientos, debe prevalecer la sensatez, confieso que llegué a tener confianza en que los poderes Ejecutivo y Legislativo acatarían los clamores del pueblo.

Cuando acudió el Presidente a la AN a rendir la Memoria y Cuenta de su gestión anual, y entregó del Decreto de Emergencia Económica, y según percibimos que hubo momentos de receptividad entre el Presidente de la República y el Presidente del Parlamento, se habló de diálogo, el Presidente de la República entregó confiado en que habría una respuesta en el tiempo previsto a favor de la solución de la emergencia económica, transcurrieron los días, el tiempo se agotó, y por decisión mayoritaria de la Asamblea Nacional, 107 diputados negaron la aprobación del decreto de emergencia.

Hoy estamos ante la reanudación extrema de la diatriba, dimes y diretes, picos y palas, vuelve una especie de campaña política, los unos y los otros lanzan sus acusaciones de culpabilidad, están enfrascados en fuertes contradicciones, el Gobierno a través del Poder Ejecutivo defiende la Revolución Bolivariana y la Carta Magna, se apega a un modelo de desarrollo, que no sea el tradicional rentista, y exalta la necesidad de levantar la producción, de enmendar errores ya reconocidos públicamente, hay reprogramaciones, se formó un Consejo Nacional Productivo, logró la incorporación de importantes factores de la empresa privada, que se aprestan a emprender jornadas de trabajo para recuperar la economía, al margen del apoyo de la oposición mayoritaria en la AN, que como se sabe al negar de plano el decreto del Presidente abren mayor pugnacidad, porque se hubiera discutido, se hubieran hecho observaciones, quizás algunos cambios, pero al negarlo con un rotundo no y considerarlo que este era un cheque en blanco, desconfiaron de la sinceridad de la propuesta.

En tal sentido, pensamos que, sigue predominando el politiqueo, la pugnacidad radicalizada, crónica en la manera de hacer ciencia política, muy lejos de los reales objetivos de lo que filosóficamente contiene la ciencia política en una democracia del pueblo y para el pueblo como fue concebida originalmente y distorsionada por quienes hacen liderazgo y se ganan los votos del pueblo, pero que una vez posesionados del poder por la voluntad popular se alejan de la doctrina política de gobernar en favor de la mayoría del pueblo y en razón de los intereses nacionales de la patria, de seguirse con semejantes procederes, el pueblo irá perdiendo la confianza en los partidos políticos y principalmente de los liderazgos, que actúan al margen de la Carta Magna, las leyes, la moral, la ética y los rectos principios y valores humanos.

La Dialéctica o diálogo, se aleja cada día más cuando hay sectores radicales que solo velan por la imposición de su ideología política que profesan, dan la espalda a los altos intereses nacionales, pues el arte de llegar a la verdad por medio del choque de opiniones como dialéctica se vislumbran muy lejos, años luz diríamos dentro de esta manera en que las posiciones sesgadas no ceden, en beneficio de la sociedad como un todo.

EL DECRETO 2184 SOBRE ESTADO DE EMERGENCIA ECONÓMICA.

Está dentro de las atribuciones constitucionales del Presidente de la República, para declarar los estados de excepción y decretar la restricción de garantías según artículos, 337, 338 y 339 contemplados en la CRBV. Lo que lamentamos, es que este decreto sea posterior a las elecciones parlamentarias, cuando debió haberse procedido meses antes del proceso electoral, pues al hacerlo ahora, la oposición lo tomaría como una maniobra del Ejecutivo Nacional, y seguramente pondría las trabas con argumentos no bien fundamentados como exactamente ocurrió, vendieron ante el pueblo que si aprobaban el decreto le otorgaban un cheque en blanco al Presidente o al Poder Ejecutivo, para esquivar la contraloría y controles, además que este tenía pretensiones de expropiación a empresas, que los ministros se negaron a acudir a rendir mayor información sobre las medidas, es decir armaron su propia estrategia, que de inmediato lanzaron como noticia a través de los medios de comunicación, a fin de hacer llegar a quienes por ellos votaron la justificación de su negativa, y así sucedió, es la voz que corre por los segmentos cautivos de los liderazgos opositores.

Me permito hacer referencia a mi artículo publicado en www.aporrea.org el 19-09-15 titulado: ‘’PRESIDENTE MADURO: ESTADO DE EXCEPCIÓN ANTE ECONOMÍA DE GUERRA QUE AMENAZA LA SEGURIDAD DE LA NACIÓN, la CRBV contempla que el Estado en conjunción con la iniciativa privada, se abocarán al desarrollo de la agricultura, garantizando la seguridad alimentaria, el fomento de la mediana y pequeña industria, los ingreso que provengan de la explotación de riqueza del subsuelo y minerales, servirán para financiar la productividad, la educación, la seguridad social y la distribución equitativa de la riqueza nacional para garantizar la mayor suma de felicidad posible. No negamos, que muchos logros se han obtenido aplicando algunos de estos principios constitucionales, pero lo malo o el lunar que marca circunstancias incontrolables por parte del Estado cuando la corruptela, el derroche, la inconciencia, la inseguridad, la impunidad han debilitado las bases de sustentación y fortalezas de la revolución.

Así que sugiero leer este importante artículo, que este humilde ciudadano se atrevió a escribir para de alguna manera pedir el Estado de Excepción en la oportunidad que se decretó el cierre de la frontera, este decreto quedó incompleto al no haberse decretado la emergencia económica en esa oportunidad, era un imperativo constitucional ante la gravedad del problema alimentario, perdimos unos meses, que el tiempo en rigor nos cobró, ahora desde todos los frentes hay movilizaciones para aplicar la emergencia económica, que negó la AN, ahora corresponde al Poder Ejecutivo arreciar con todas las armas legales a su alcance para tratar de recuperar y demostrar que la guerra económica era una realidad, y que la guerra está blindada con el fuerte golpe a nuestra moneda, que hacía falta darle un vuelco a las bandas cambiarias y lograr la derrota definitiva al Dólar paralelo, que es el que durante tres largos años ha marcado las transacciones comerciales y elevado el costo de la vida.

¿CUÁL ES EL CLAMOR DEL PUEBLO?

Este clamor quedó frustrado por ahora, según opinión de mucha gente y de distintos oficios o profesiones con quienes conversamos en el sentido que se resuelva el problema de la economía, que se restablezca la normalidad en la distribución y precios de la canasta alimentaria acordes a las condiciones de salarios o sueldos de los trabajadores y trabajadoras, que se consigan las baterías, los cauchos, los repuestos sin necesidad de pagarlos, cuando se consiguen a precios muy por encima de la capacidad adquisitiva del pueblo, que se erradique y castigue la corrupción, que se cumpla la ley, que la Administración pública se acople a la eficiencia, que se alejen viejos vicios que perturban la atención eficaz al público, que se den respuestas a quienes acuden en procura de atención por prestación de servicios o solicitar trámites de la manera más rápida, sin aquellos acostumbrados trámites engorrosos, muchas veces con fines de justificar corruptelas.

No es posible seguir admitiendo un Estado agobiado por caos, por irrespeto a las leyes sociales y naturales, la política debe dar un giro de 360 grados, es decir hacer ‘’Ciencia Política’’ y no el acostumbrado politiqueo, la demagogia, el engaño, la diatriba insustancial y perjudicial a la sociedad, es la esencia de la democracia y no los malos ejemplos, que a diario observamos por parte de algunos líderes de la ‘’política’’, incluso hasta por algunos con larga trayectoria dentro de la gobernabilidad republicana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1878 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teodoro Guerrero Salas

Teodoro Guerrero Salas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a221736.htmlCd0NV CAC = Y co = US