Lo que se oculta ante el llamado a una Ley de Amnistía

No tengo dudas y estoy completamente convencido, que ese llamado de la oposición a una ley de amnistía tiene un propósito muy diferente a que solamente se les otorgue la libertad a los que ellos se han empeñado en llamar presos políticos.

Hagamos el siguiente ejercicio: supongamos que la fulana ley de amnistía se apruebe; ¿qué creen ustedes que harán Leopoldo López, Escarano y Ceballos, por citar a los más nombrados, apenas pongan un pie en la calle?. Por supuesto que volverán a sus andanzas guarimberas buscando la forma de causar desestabilización en su incansable propósito golpista, contando en esta oportunidad con el regreso de los ahora amnistiados autoexiliados, comandados por el filosofo del Zulia que lógicamente tendrá el aval de su lindísima esposa convertida por obra y gracia de los testarudos electores marabinos en alcaldesa. Tendremos de nuevo esa pléyade compuesta con estrellas como el peligroso “cabeza e motor”, el violador Nixon Moreno acompañado de su no menos peligrosa consorte, que de seguro verá muchas puertas abiertas de esa prensa neofascista para descargar su veneno con arrechera en sus columnas, inventando cuanta porquería ella es capaz.

Entonces la paz que todos anhelamos y que el gobierno ha buscado con gran esfuerzo comenzará a tener fisuras y volveremos a la misma vaina, trancas, barricadas, violencia y más muertos.

Pero el asunto puede tornarse muchísimo más peligroso; no podemos olvidar que esos presos están entre rejas por haber causado un montón de muertes. Ellos y únicamente ellos son los culpables y eso lo todo el mundo lo sabe, los de acá y los de allá. Como también estamos claros que esos muertos tienen dolientes y que no verían para nada con muy buenos ojos que los victimarios vayan a salir en libertad por obra y gracia de una ley que no merecen.

Si hasta ahora ese pueblo que ha sufrido en carne propia y pagado con muertos la violencia de esa ultraderecha fascista ha estado tranquilo, esperando con paciencia y obediente que se haga justicia, es porque confía en que el estado aplicará la ley con todo su peso a estos delincuentes asesinos, tanto materiales como intelectuales. Así mismo al ver a sus victimarios en libertad no es de extrañar que se armaría el verguero. Entonces es allí donde al gobierno si es verdad que podía venírsele el mundo encima y convertírsele en abismo, como dice la canción. Eso lo saben los dirigentes de esa oposición fascistas, por eso están pidiendo una ley de amnistía, que en el supuesto negado de ser aprobada les pondría la cosa en bandeja de plata para sus fines intervencionistas. Por eso es imposible que esa fulana ley pueda siquiera ser discutida. Simplemente no va, a los asesinos y delincuentes guarimberos que continúen en cana.

hermoj28@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1761 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermos4848@yahoo.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a186969.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO