Aniversario y primarias en Aporrea

Una vez formé parte de los columnistas de Aporrea, tuve el privilegio. Luego  el trabajo no me permitió seguir  disfrutando de esa oportunidad que tan amablemente me dieron, al cumplir 19 años en solidaridad con el pueblo, lo mínimo que puedo hacer es felicitarlos. No soy de los que en algún momento se molestan porque dejen de publicarle. Respeto su política. Es más no sé si estas notas las publicaran.

Cumplir tantos años manteniendo una publicación soportando todo tipo de restricciones no es nada fácil. Sabiendo que se es de inspiración socialista  él no apegarse o ser complaciente con todo lo que hace el gobierno se convierte en un búmeran muy fuerte, por el mal concepto de lealtad que pretenden aplicar en el periodismo, ese factor unido a las limitaciones económicas, necesita contar con un personal lo suficiente solido con excelente formación para saber el por qué se labora en una institución como Aporrea.

La mayor característica de Aporrea sin duda alguna que es su amplio espíritu democrático, en el tiempo que tengo leyendo y escribiendo en la prensa escrita, primera vez que veo darle tanta libertad  a sus columnistas especialmente en criticarse unos con otros. En el pasado que recuerde, solamente Rafael Poleo le dio una columna a Lina Ron en donde se criticaba ocasionalmente a la hija Patricia Poleo, casos muy puntuales.

Pero la intensidad con que lo hace casi diariamente una apreciada dama como Amaranta Rojas, realmente se pierda en el espacio, es como si tuviera un fusil con mira telescópica esperando quien se salga del carril para dispararle sin compasión y sí el aludido se hace el loco lo vuelve a tirar pero con esas conchas tres en boca para que se quede bien quieto.

Singular la actitud de esta escritora, se lee al parecer todos los artículos convirtiéndose en una auditora literaria si cabe el termino, de Aporrea, por encima de la oficina de redacción, casi manifestándoles eso no debieron publicarlo. Hasta donde será que a veces cansada, supone uno de  criticar lo que sucede a su alrededor o no consigue con que o con quien hacerlo que la agarra con sus propios compañeros de periódico. Bastante tiempo libre debe tener.

Poco a poco ella y algunos seguidores, por no decir imitadores están convirtiendo la sección de opinión, que no creo que perjudique a Aporrea, en un ring de boxeo,  en el mejor sentido de la palabra. Es   una demostración a plenitud de la libertad de expresión que allí se maneja.

La competencia por saber quién tiene razón, abre paso  a una sana competencia a nivel de elección interna buscándose candidatos como en una primaria pensando quien es el líder de Aporrea, indudablemente que a pesar de toda su fuerza, Amaranta tendría que enfrentarse a Vivas Santana, su extremada inteligencia y la inmensa valentía al aguantar tantos golpes y torturas lo convierten en el favorito de los lectores,

Imposible dejar  por fuera en ese pugilato, al profesor Eligio Damas, su pluma llena de contenidos históricos con una capacidad inagotable de actualización, hace que día a día sea uno de los más leídos.  

Felicitar a Aporrea significa darle las gracias a sus directivos y a sus columnistas por seguir en pie de  lucha, incansablemente por sobre todas las dificultades, cumpliendo con una gente que necesita leer verdades para impedir que el obscurantismo se apodere de la conciencia colectiva.

 

pedrodanieldelilla@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 727 veces.



Pedro de Lilla

Cronista e investigador social

 pedrodanieldelilla@gmail.com

Visite el perfil de Pedro De Lilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro De Lilla

Pedro De Lilla

Más artículos de este autor


Notas relacionadas