¿Y cuál será la sorpresa de hoy?

La primera sorpresa en puerta que le dará vigencia al día, posible es que venga de Pompeo como secretario de Estado, sino se le adelanta el tesorero de los Estados Unidos por lo importante de la noticia que va a dejar a media Venezuela chillando y a la otra berreando que de una y otra forma saldrá al mundo en cualquier dimensión, pero no en rojo-rojito, sino en blanco y negro y, lo más posible es que, sea una medida de por vida sin vuelta atrás ni que Trump se muera de rabia, pues la exposición será la que a continuación con detalles se narra sin tapujo de por medio, pero debo decirles a los interesados que, antes como siguen llegando compatriotas infectados de afuera, lo más seguro que crezca la estadística de los enfermos de coronavirus que salen de otros países y nos llegan: de Colombia, de Brasil, de Perú, de Ecuador, de Chile no, porque están varados y no encuentran en qué viajar que los remolque y, de Nueva Esparta como es el estado premiado negativo con el mayor número de enfermos, se sabe que después que los margariteños perrearon con el gobernador, no quieren saber nada de coronavirus que los lleva a la firme realidad, de que es mejor morir bailando meneando las cinturas de la paces que salir nombrado de la boca del ministro Jorge Rodríguez en cualquier mal momento del presente.

Todos están conscientes que fueron y han sido los líderes de la oposición quienes salían a pedir y querían a gritos la aplicación de medidas económicas del gobierno de Trump contra el país y contra la "dictadura" de Maduro y, ahora para su satisfacción se están cumpliendo bajo la presidencia del encargado Guaidó. Pero resulta que la misma oposición está sufriendo y no se queja por guapos, apoyados y malcriados que defienden el Guaidó, quien respaldado de mentiras que lo iluminan de político audaz de ideas frágiles que nadie lo quiere meter preso en el país y, "a otro perro con ese hueso" se hacen los distraídos y, se dicen entre ellos: ¿por qué tú no lo metes preso? ¿Yo? Ni loco.

La cosa es que como Aporrea llegó a la mayoría de edad y en cuarentena celebraron #Aporrea18 años que, efusivamente ha pasado de largo dejando un Canchunchu florido de esperanzas y crecimiento que hasta de la Luna y Martes recibieron felicitaciones que ha puesto de mal humor a los gringos proTrump al ver que hay mucha alegría en ese medio aporreante como lo han declarado con pandemia y todo y, dadas las circunstancia que lo que tenga que ver con el régimen del dictador Maduro no es bien recibido en la casa blanca ni en la cabeza de Trump: se hace imprescindible, aunque molesto es que, ellos ven que hay muchos vagos pensantes que en nada reconfortan la actitud de los gringos y todo se les va en florear a Maduro y casi nada por no decir nada a Guaidó que también es hijo de papi y mami y, más comprensivo que él no hay otro.

Ha llegado el día y la hora que va en camino de suspender, tal como se oye, que motivos son los que sobran, para que en lo adelante ese medio no vulnere con sus artículos en supensos cascarrabiosos la buena voluntad de Trump a través de Guaidó de gobernar que siente por Venezuela que la tiene sin gasolina y desde el martes 19may sin Directv que, los pobres no podían ver siempre con su antena en lo alto de la casa y en algunos ranchos de la clase media sí: por lo que se decreta al aire a los cuatro vientos:

#Aporrea18años sale de paseo sin fecha precisa de regreso y que ningún aporreador con fama por demás y métodos ocultos que comprometen la libre expresión sin ofensa ninguna que, tenga que ver con el presidente Trump y su democracia mundial acabar con ese privilegio que desde hace tiempo asusta y se estaba haciendo contaminante del espectro americano.

Se deja a la intemperie todo otro proceder que vaya en reconocimiento de una causa que no es justa pero se ajusta a los métodos de Trump y, que los aporreadores busquen otra vaina que hacer para que maten su tiempo libre sin meterse con nadie y, mucho menos abusar de la sagrada libertad de expresión como un bien común de quien la quiera compartir no a su manera, sino al lado de Guaidó.

Esto se hace sin consultar y sin el consentimiento del verdugo mayor de Aporrea que es Gonzalo Gómez que, ya es hora que vaya pensando en jubilarse y, a los aporreadores nueva vida que hagan algo por el país que no sea criticar que eso se ve feo y con ello haremos acción de Patria y al no escribir y callamos.

¿Parecen cosas del coronavirus, pero no, es a lo Trump?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 759 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas