¿Nicolás está divagando o está rectificando?

Lo vemos en las cadenas televisivas y por momentos no lo reconocemos, no por su figura física, sino por el discurso. Aquella información de que el bloqueo no podía ser la excusa para no cumplir metas y objetivos, nos hizo recordarla madrugada que Carlos Andrés Pérez pedía apoyo a su gobierno en momentos de la intentona del golpe de estado. Me preguntaba será verdad lo que estoy mirando o es un sueño.

Luego de tantos años culpando al imperio por el deterioro de la economía del país debido a las sanciones y al bloqueo. Intenta ahora obligar a los ministros a mejorar sus responsabilidades sin excusas del bloqueo. Será que se percató que Irán a echao para delante a pesar del bloqueo. No es solamente este tema, la apertura hacia la empresa privada luego de tantas expropiaciones, en buena parte es aceptar que el socialismo del siglo 21 fracasó, cuestión que no deja de ser verdad, pero entenderlo creemos que romper con el esquema revolucionario dejado por Chávez, atraer inversionistas privadas más allá de los boliburgueses es una muestra desesperada de buscar "oxigeno", claro el problema es que antes debe generar confianza.

Hasta donde el exceso de trabajo produce esos discursos discordantes, no sabemos, de repente labora más de lo normal por no contar con un gabinete de personas lo suficientemente inteligentes para resolver las situaciones y la problemática. La cacareada formación de cuadros ha sido otro fracaso, razón por lo que han tenido reforzarse con Ricardo Sánchez y Carlos Vargas. Los propios jóvenes chavistas cuando abren los ojos se van a la resistencia interna. De allí que Diosdado acapare tantas responsabilidades y el constante enroque de ministros.

Cuando en una entrevista con motivo de los 16 años de Telesur, oímos hablar a Nicolás con una joven periodista, de la felicidad del pueblo venezolano, que baila salsa y disfruta la vida como él. Sospechamos que definitivamente no sale de Miraflores, por decir lo menos, recordándonos la entrevista con aquel periodista que le enseñó en un video a las personas comiendo desechos sacados de las bolsas de basuras. O el presidente definitivamente no duerme y anda agotado imitando a Chávez que llamaba a asesores a las 3 de la mañana para aclarar dudas. Sin poder dormir planificando estrategias tomando café toda la noche, así sucedía las veces que dormía en la casa del capitán Pérez Fernández, en Guamachito Barcelona, Anzoátegui, llamando al zurdo hermano del capitán, desde la madrugada para que le hiciera café.

De repente la desesperación lo hacen mirar hacia el capitalismo, buscarle la vuelta a los empresarios conquistándolos a favor de su causa, mucha mano izquierda, pues la su mano derecha le hizo demasiado daño a la derecha venezolana. Entendió Maduro que la productividad es distinta a la producción, que los costos de producción no pueden ser mayores que las ganancias y de eso saben los que en la práctica por varias generaciones han sido comerciantes.

Hasta con lo de las vacunas divaga, casi promete que va a eliminar el 7 más 7 y de pronto se echa para atrás. No sabemos si es buscar un protagonismo a ultranza siendo el centro de atención de los venezolanos con discursos cambiantes y en ocasiones ajenos al pensamiento de Chávez. Después de 22 años ofrecer no es fácil, la gente no le cree. Chávez se pudo meter en el bolsillo al sector empresarial haciéndoles creer que lo dominarían, pero en las primeras de cambio los sacudió

Si Maduro busca rectificar, como si es tarde, hay mucho daño estructural, más allá de los seis millones que se fueron buscando nuevos horizontes. La dimensión de lo causado es incalculable. Acabar con las esperanzas de un pueblo, ver viejitos esperando la muerte, sin poder alimentarse bien ni comprar medicinas. Presenciar cuando un niño pide un pedazo de pan viejo en una panadería. Eso señor presidente, solo se cura con su renuncia al cargo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1004 veces.



Pedro De Lilla

Cronista e investigador social

 pedrodanieldelilla@gmail.com

Visite el perfil de Pedro De Lilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro De Lilla

Pedro De Lilla

Más artículos de este autor