Ganar elecciones es mucho más fácil que saber gobernar (I)

Comencemos por preguntarnos: ¿Cuántas elecciones, desde que se instituyeron, han habido en el mundo a nivel estatal, regional, municipal o local? ¿Cuántas de ellas se han realizado en América Latina y el Caribe y cuántas en Venezuela? ¿Cuántos gobiernos ha habido desde que procesos democráticos han permitido que existan elecciones?

De esas elecciones: ¿Cuántas han sido legales, legítimas, han sido correctas y no han sido fraude? De esos gobiernos: ¿Cuántos y cuáles pueden considerarse gobiernos buenos o exitosos GOBIERNOS? ¿De qué depende o con qué criterios hacemos esta evaluación?

¿Estarán bien preparados para GOBERNAR los partidos, grupos o movimientos que parecen estar bien preparados para ganar elecciones? como parece que estuvo AD con el apoyo de la ex MUD –en el caso de la oposición– y, sin lugar a dudas, el PSUV –en el caso del gobierno– , si nos dejamos llevar por los resultados de las pasadas elecciones a gobernadores celebradas el 15 de octubre, en Venezuela ¿Hay alguna relación directa entre la capacidad para ganar elecciones y la capacidad para gobernar? Y que conste: gobernar no es lo mismo que GOBERNAR.

Gobernar, con minúsculas, es algo normal y tradicional, es lo que pudiéramos llamar, en el mejor de los casos: gobiernos de administración, en el que se mantienen los niveles mínimos de aceptación y de resolución de problemas de la polis. GOBERNAR, con mayúsculas, supone un gobierno exitoso, en el que no sólo se cumple lo ofrecido, sino que se revoluciona la acción de gobernar; es un gobierno de transformación y no sólo de administración. Es un gobierno en el que los políticos están más preocupados en la solución de los problemas de la vida cotidiana de la gente que en los problemas internos que genera la lucha por el poder.

¿Sabrán GOBERNAR con éxito l@s nuev@s y reelect@s gobernadores?

Al menos ganaron unas elecciones, "limpias y transparentes", en las que hubo una alta participación, con relación a eventos similares anteriores.

Ojalá la gestión, que recién comienza, de los gobernadores que ganaron las elecciones y aceptaron juramentarse ante la soberanísima Asamblea Nacional Constituyente y ante sus respectivos Consejos Legislativos, logren culminar su misión con honradez, transparencia, eficacia y eficiencia y podamos, entre tod@s, sacar adelante a Venezuela

Porque: ganar elecciones es muchísimo más fácil que saber GOBERNAR.

De eso pueden hablarnos muchos que ayer ganaron elecciones y no pudieron salir reelectos, porque no hay dudas que, es muy difícil que no sea elegido, nuevamente, por su propio pueblo, quien haga un BUEN GOBIERNO, salvo que factores externos y/o sorpresivos lo eviten. Por eso, dije muchas veces, en el caso del Zulia, que no era suficiente decir: "Gobernar es hacer". Cierto: ¡hay que hacer! Sólo que hay que HACERLO BIEN y de la mano de nuestro pueblo. Tampoco era suficiente decir, como en el caso del Táchira: "Vielma Mora construye". Claro que hay que construir. Sólo que es mejor decir y lograr: "Vielma Mora construye de la mano de su pueblo". Por eso tenemos que seguir luchando para que, como lo dijo Chávez, en diciembre de 1998: "El pueblo sea el verdadero gobernante" Ahora: Para que el pueblo GOBIERNE bien, debe formarse.

Finalmente, con aprecio a mi coterráneo y respetado colega profesor, en LUZ, Juan Pablo Guanipa, le envío este recordatorio, a pesar de nuestras diferencias políticas: valoro y admiro tu valiente, aunque peligrosa, actitud de enfrentarte al poder, constituido y al constituyente, al no aceptar, hasta hoy, querer juramentarte ante la ANC y abanderar una voz rebelde y disidente desde mi querido terruño. A vos Juan Pablo, que me honraste al asistir, aquel día, en el Auditorio Hugo Montenegro, a la accidentada e inusual conferencia sobre "Ciencias y Técnicas para el Arte del Buen Gobierno" te digo, públicamente, con todo mi respeto:

Es más fácil ganar elecciones y gobernar con éxito, en un clima de apoyo y solidaridad, que tratar de GOBERNAR, con éxito, en medio de luchas y enfrentamientos, amenazas, limitaciones de recursos, conflictos y oposiciones. De eso supo Chávez y ahora Maduro, que les tocó difícil, como le tocó a Bolívar y a tantos más en nuestra corta vida Republicana.

De manera que no te será fácil si mantienes esa actitud. Te invito a sopesar tu decisión en aras de la paz, la armonía y el equilibrio político.

¿No será mejor demostrar que sois capaz de GOBERNAR con éxito para demostrar a l@s zulian@s que hay otra manera de gobernar y GOBERNAR en paz y con eficiencia a favor de nuestro pueblo?

Ganaste las elecciones. Ahora te toca demostrarnos que sabéis GOBERNAR mejor que Arias Cárdenas y sus antecesores.

De lo contrario, la gente del pueblo seguirá pensando y diciendo que los políticos lo único que sirven es para crear problemas, conflictos, enfrentamientos y, de vez en cuando, ganar unas elecciones. En cambio: sus problemas y sus necesidades insatisfechas no se las resuelven los políticos tradicionales que sólo están preocupados por sus propios problemas. Demostranos, hermano, que no basta ganar elecciones que es necesario e imprescindible HACER, pero HACERLO BIEN: MUY BIEN.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1046 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a254341.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO