Tras la derrota golpe de mercado

La República Bolivariana de Venezuela, lejos de las democracias formales y delegativas muestra su vitalidad original y entusiasta que impide a los ciudadanos, cualquiera sea su opción política, el sosiego de los cementerios.

Tras la derrota electoral de las regionales, la oposición reaccionaria hizo eclosión. Ante el triunfo demoledor del chavismo el 18 de 23 estados en disputa, la derecha entró en un espiral de acusaciones mutuas que pone a la MUD en el sepulcro, sin que ninguno de los mariscales de la derrota asuma su responsabilidad. De los 5 estados donde fue mayoría la oposición, 4 de ellas sus candidatos son de Acción Democrática (AD) y uno de Primero Justicia (PJ). Los cuatro primeros se juramentaron ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que representa el poder original y plenipotenciario. Lejos de ser un capricho chavista, este requisito está establecido en la Constitución vigente. Es lo legal, es lo constitucional. El candidato del PJ, reconocido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) como gobernador electo, entró en desacato al negarse a juramentar ante la ANC, por ende ésta, una vez vencidos los plazos, lo declara en Falta Absoluta y llama a nuevas elecciones para el mes de diciembre. El candidato en desacato argumenta que no se someterá ante la ANC por considerarla ilegal. Se niega a juramentar ante la directiva de la ANC, pero declara que no tendría problemas de hacerlo ante la OEA, que al igual que la ficticio tribunal supremo pretende gobernar desde Washington. Este libreto promovido por el imperio, pretende abonar la tesis del estado fallido y por ende justifica montar un estado paralelo.

La ANC, como garante de Paz y de la soberanía popular ha actuado con legalidad y firmeza, garantizando que los gobernadores que reconocieron la convocatoria a las regionales, e impidiendo la asunción del aspirante al cargo en desacato- El propio presidente Maduro recibió a los primeros en Miraflores reconociendo sus investiduras y abriendo un canal de dialogo y convivencia mutua. El triunfo contundente del chavismo no ha impedido que el propio jefe de estado reconozca con ética e hidalguía el triunfo opositor en sus espacios ganados. Lo que no puede tolerar la ANC ni el gobierno revolucionario que un conocido cabecilla de los actos violentos en el estado Zulia, que es un estado fronterizo y productor de petróleo, pretenda convertir en cabeza de playa del paramilitarismo colombiano y de las 7 bases militares yanquis, del vecino pais abiertamente hostil.

El día después de las últimas elecciones, como una venganza maldita, se produjo un brutal golpe de mercado que pretende someter de hambre al pueblo venezolano que habló claro y fuerte el 15 de octubre. Lo que no pudieron lograr con votos lo pretenden hacer profundizando la guerra económica, con "precios políticos", con anaqueles que se vacían, con ataques a la moneda a través del dólar terrorista, difundido por una página web llamada dólar today. De esto la oposición burguesa no habla más que para culpabilizar al gobierno, sin hacerse cargo de su papel activo en promover el bloqueo financiero y de productos importados y los actores económicos y mediáticos azuzan el anunciado "estallido social".- El amo del imperio, Donaldo Trump, insiste que E.E.U.U. se siente amenazado por la dictadura socialista y seguramente anunciará nuevas sanciones.

El pueblo chavista ha salido a las calles no solo a festejar la victoria, pero sobre todo exigir más poder popular para fiscalizar , controlar a los grandes comerciantes y empresas guarimberas y exigiendo a los poderes del estado mano dura contra los especuladores y enemigos del pueblo.

Entre la oposición que se bate a cuchillos se van delineado dos campos antagónicos. Los que dicen acatar la legalidad democrática y presentarán candidatos a las municipales y los que cortarán amarras con la dirigencia que consideran traidora y que van conformando un movimiento de "sociedad civil" con un evidente tufillo a fascismo criollo.

Nos enfrentamos a nuevos desafíos electorales que serán nuevas victorias si garantizamos la férrea unidad popular, cívico militar, la unidad de los revolucionarios capaz de enfrentar los arteros ataques de la burguesía y del imperialismo. Aquí nadie se cansa ni se rinde. Venezuela se respeta. Venceremos. +

 

rodolfocarballo@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 668 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a254400.htmlCd0NV CAC = Y co = US