Por qué votar por Eduardo Samán

1. Porque es un revolucionario que ha dado pruebas de su convicción y ética revolucionaria.

2. Porque en medio de la ineficiencia de buena parte de nuestra dirigencia, en el ejercicio de las responsabilidades que ha debido asumir dentro del proceso revolucionario bolivariano, ha dado muestras de honestidad y eficiencia revolucionaria, virtudes que escasean como las medicinas, cosa que le ha valido el ser marginado debido a las presiones de los distintos grupos de enchufados seudo revolucionarios, cuyo único interés es el enriquecerse a partir de la renta petrolera.

3. Porque ya basta de que nuestros dirigentes se paguen y se den el vuelto entre ellos mismos, a espaldas de las bases del PSUB y del Polo Patriótico. Ya basta de que actúen como si en Venezuela, los únicos revolucionarios y los únicos chavistas fuesen ellos mismos. Ya basta del ruleteo corrupto de funcionarios ineficientes (bates quebrados), a quienes se premia moviéndolos de cargos en cargo para los que no tienen la más mínima formación ni vocación, por el sólo hecho de ser fichas fieles a los intereses de poder que se mueven dentro del chavismo. Ya basta, incluso, de estas moviendo a funcionarios que se han desempeñado en algunos casos brillantemente en determinadas funciones, demostrando la pertinencia de sus designaciones, y la vocación para desempeñarse en estas áreas, sacándolos de esas responsabilidades para ponerlos al frente de responsabilidades para las cuales no poseen ninguna experticia ni vocación, como si el hecho de tener éxito en una actividad garantizara que sirven para cualquier otra, arruinando de paso todo lo que se había logrado en la anterior, al sustituirlos colocando al frente de ellas a personas con menores aptitudes para esos cargos o a personas que no están interesadas en el desempeño eficiente de la institución puesta a su cargo, sino en el beneficio personal o grupal que les pueda proporcionar. Ejemplos de este tipo también sobran.

4. Porque ya basta de someter a las bases del proceso revolucionario chavista, al chantaje permanente de no tener tiempo para discutir desde la base, de manera amplia, sin cortapisas de ningún tipo, las políticas y las nominaciones a los cargos, tanto del partido como de representación nacional. Obligando a votar como si se tratase de un acto de fe ciega. En algún momento habrá que poner fin a este chantaje. En algún momento este abuso de poder debe terminar. En algún momento la democracia de base deberá prevalecer. Fue responsabilidad exclusiva de nuestros dirigentes el que no se haya propiciado un proceso democrático amplio para la designación de los representantes a la Asamblea Nacional Constituyente, obligando a nuestras bases a votar por candidatos que casi nadie conocía, ni se conocían sus planteamientos con miras al proceso constituyentista. Hoy es responsabilidad exclusiva de esa misma dirigencia el que, frente a la ausencia de un proceso de base amplio para la discusión de las políticas y candidatos a las elecciones municipales, surjan candidaturas alternativas que puedan estar o no poniendo en peligro el control político de las mismas.

5. Porque ya basta de que nuestra propia dirigencia, parte de ella responsable en muy alta medida del desastre económico que estamos viviendo, sin haber asumido hasta ahora seriamente ninguna responsabilidad, ni individual ni colectiva por el desastre económico en que estamos, pretendan seguir eternamente repartiéndose entre ellos mismos los puestos del gobierno.

6. Porque la actual gestión de la Alcaldía Libertador, que llegó como resultado del apoyo popular a un proyecto prometedor de ampliación de la participación y el protagonismo popular, proyecto surgido de discusiones realizadas con cierta amplitud; se convirtió rápidamente en un organismo burocrático con más o menos los mismos vicios cuarto republicanos que todos conocemos. Gestión donde, a excepción hecha del trabajo de Fundacaracas, pocas cosas son rescatables.

7. Porque se necesita una apertura que permita a la ciudad el desarrollo de las inmensas potencialidades que una gestión basada en la eficiencia revolucionaria y en el desarrollo de la participación y el protagonismo popular, aunada al apoyo que los intelectuales y técnicos pueden ofrecer.

8. Porque ya basta de más de lo mismo que vemos como resultado de la gestión de la nomenklatura burocrática chavista en funciones. Si la doble candidatura a la Alcaldía de Caracas supone un riesgo para el proyecto revolucionario frente a la derecha golpista, bien haría la candidata de la dirigencia en asumir revolucionariamente la responsabilidad que esta dirigencia tiene en que no se haya propiciado un verdadero proceso democrático para la designación de las candidaturas, y renunciar en apoyo a la candidatura de Samán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1407 veces.



Alfredo Mariño Elizondo

Miembro del PSUV.

 marinoa@cantv.net

Visite el perfil de Alfredo Mariño Elizondo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Mariño Elizondo

Alfredo Mariño Elizondo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Elecciones regionales de gobernadores 2017

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones regionales de gobernadores 2017


Otros artículos sobre el tema Elecciones Municipales, de Alcaldes, Noviembre 2017

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones Municipales, de Alcaldes, Noviembre 2017



US Y ab = '0' /actualidad/a255152.htmlCd0NV CAC = Y co = US