¿Hay salida?

Adentrarse en las entrañas del proceso político y económico de Venezuela en el actual escenario, conduce inevitablemente a interpretaciones diversas. La complejidad de esta sociedad, desprevenida ante la difícil crisis,  amerita visualizar con lentes bien adaptados, los elementos que intervienen en la guerra no declarada y acelerada por la baja en los precios del petróleo.

En principio, es necesario asumir, en corto plazo,  la solución del problema de la falta de alimentos. Esto es, el abastecimiento, asunto de urgencia. Allí está el acento. Lo medular práctico y operativo. Hay industrias paralizadas o produciendo a media máquina, como consecuencia de factores políticos, adversos al gobierno. Este elemento determina la existencia de la guerra económica unida a la campaña mediática internacional sin límites, dirigida a debilitar la geopolítica construida desde el liderazgo del Comandante Chávez, quien logró relaciones y alianzas con naciones muy importantes del planeta.

La renta petrolera mermó precipitadamente y nuestra república quedó indefensa desde el punto de vista financiero, pues aún hay dependencia de la venta del petróleo para adquirir en el exterior los productos de consumo masivo, alimentos y bienes de variada utilidad.

Los hábitos y costumbres alimentarias necesariamente deben cambiar, como de hecho está sucediendo. En Venezuela hay un encuentro con sus tradicionales artes culinarias, y otros modos de elaboración en la cocina han surgido en la práctica. La creatividad  se ha puesto de manifiesto en el uso de nuestros alimentos, ahora  Tienen una mayor demanda que provocó el alza de sus precios. El factor inflación viene deteriorando los salarios y es evidente la necesidad de implantar estrategias productivas a escala nacional para detener el efecto perverso inflacionario.

Son dos fenómenos corrosivos en la sociedad, los cuales deben ser combatidos eficientemente para vencer la guerra económica. La escasez permite la especulación y el alza de los precios deteriora los sueldos y  salarios.
La salida es posible a corto plazo, si desde el Estado y sus órganos rectores se acelera la participación de agricultores del campo y la ciudad, se financian rubros principales de alta demanda agrícola y se reimpulsa la pequeña y mediana industria dirigida también a producir lo que se necesita en la sociedad venezolana.

Políticamente se debe propiciar y mantener el diálogo contra viento y marea. Hay que tomarle la palabra a los que adversan el proyecto histórico bolivariano. La posibilidad de realizar un referéndum para determinar si continúa el Presidente Nicolás Maduro sigue en el gobierno, es una manera de evitar la violencia  y convertir el proceso revocatorio en una herramienta para neutralizar los planes golpistas y tender puentes de conversación con la derecha moderada y socialdemócrata, alejada del fascismo. Seguramente, hay disposición de lograr acuerdos.

Demostrar la disposición de medirse en un proceso electoral con la oposición no  indica un síntoma de debilidad, por el contrario, es fortalecer la imagen gubernamental, deteriorada con la difícil situación actual.

Entiendo que hay posibilidades de una derrota electoral en el referéndum, debido a todos los elementos de presión, la debilidad económica surgida a raíz de la carestía, inflación y especulación. Pero un gobierno de derecha que empiece a endurecer sus políticas y a beneficiar a los poderosos de este territorio, para hacer más ricos a los ricos, no durará mucho tiempo.

El pueblo venezolano ha aprendido, tiene un nivel de conciencia política adquirida en estos tiempos de Chávez y Maduro.  Un gobierno al estilo Macri no duraría en Venezuela ni tres meses. Por lo que la rebelión popular insurgiría estableciendo nuevas realidades para construir un modelo revolucionario donde se establezcan verdaderas transformaciones.  Convertir a Venezuela en un país potencia, es la tarea a largo plazo, pero en revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social