¡Auxilio! En la Misión Sucre (Aldea Ramón Pompilio Oropeza)

Nota de Aporrea: Pedimos disculpas a nuestros lectores por tener que publicar los artículos sic. El adverbio sic (del latín sic, así) se utiliza en los textos escritos, normalmente entre paréntesis, para indicar que la palabra o frase que lo precede es literal, aunque sea o pueda parecer incorrecta. Nos vemos obligados a publicar literalmente los artículos puesto que debido al exceso de material que nos llega, y a la premura con la que los autores quieren que se les publique, no podemos permitirnos el lujo de corregirles la ortografía, puesto que si nos atrasamos o se nos queda algún artículo sin publicar, inmediatamente nos acusan de estar aplicando la censura.
Sostienen los que saben de derecho y de otros tipos de comunicación en relación a noticias criminis, que para denunciar, criticar, zapear, echar paja o chismosear con propiedad, se debe tener muy buenos argumentos y la capacidad de síntesis necesaria, como para dejar muy explicito y bien desarrollado el tema del cual se quiere plantear, es decir, hay que estar muy seguro de las cosas que se vayan a decir al momento de hacer cualquier tipo de conjetura en base a una situación de inconformidad, en cuanto al manejo, coordinación o conducción de los centros parroquiales de educación superior; entendiéndose esta como “La Parroquializacion Educativa Superior o muy bien pudiéramos definirlas, llamarlas o nombrarlas como ya la han definido su mentores “ALDEAS UNIVERSITARIAS” de educación alternativa.

Pero cuando la realidad de algunos hechos rebasa y sobre pasan los límites de la decidía, la apatía, la desorganización, la intolerancia, la prepotencia y otros tipos de calificativos epítetos.etc y un largo caudal de todos sus derivados insidiosos, es cuando aparece, este cristiano, con todas sus criticas mal sanas y sus intrigantes comentarios, para que de alguna u otra manera, las autoridades de algunas instituciones se aboquen a la resolución de los problemas existentes en algunos espacios en donde funcionan algunas ALDEAS UNIVERSITARIAS de la Misio Sucre, es decir, cuando la realidad, rebasa la ficción, debe aparecer un mequetrefe como mi personas a tener que; convertir, un problema de rutina en un hecho noticioso de magnitudes, parroquianos, que a su vez se convierte en un chisme de grandes, como lo es el caso que se nos está presentando en la ALDEA UNIVERSITARIA, de la educación “Parroquializada” RAMON POPMLIO OROPEZA, ubicada muy estratégicamente en una zona de Valle Abajo en la zona de la estación de bomberos ubicada en el sector, es decir, somos una pequeña aldea roja rojita, rodeadas de escuálidos por todos lados.

Como verán y se podrán haber notado, no he dicho nombre de profesores, profesoras, facilitadores o facilitadoras, coordinador o coordinadoras, porque, si estamos hablando de un programa sistematizado, podríamos entender que, con el simplísimo hecho de, nombrar o reseñar el nombre de la ALDEA UNIVERSITARIA, fácilmente los representantes administrativos legales de la MISIÓN SUCRE, muy fácilmente sabrían determinar, saber y conocer el nombre del gran prócer académico en las desorganizaciones compulsivas que tenemos en dicha aldea, yo para nada, estoy en este momento denunciando, una mala administración en esa aldea universitaria, en jamás de los jamases, pero si le haría un llamado, de corazón a toda aquella persona que de una u otra manera, son los responsables directos de rendirles cuenta a nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, para que por favor se avocaran a la solución de los hechos que se están suscitando en esa aldea, para que, los triunfadores de la Misión Sucre, en esa ALDEA UNIVERSITARIA, al final de nuestra travesía educativa, no tengamos que cargar con el maleficio maligno de la maldición de BOLIVAR y tener que expresar al termino del tiempo, la distancia y el espacio que:


“HEMOS ARADO EN EL MAR”

Por favor, señores representantes legales de la Misión Sucre; no les permitan a la decidía coordinadora de esa aldea que tengamos que remontar a la historia indigna de nuestra patria, en pleno siglo XXI, para solo saber que, nosotros tampoco pudimos cristalizar el gran sueño de nuestro padre libertador SIMON BOLIVAR.

Y me voy sin citas, porque las citas de frases celebres muchas veces, son el preludio de una crónica anunciada con sus hilos de muertes repentinas de sueños, que se quedaron regados como gotas de lluvias pertinaz en las áridas arenas del conocimiento desertico. (sic)

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4664 veces.



Jesus Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social