Detrás del pote de los 400 mil bolívares hay varios ganaderos

Sabino y sus asesinos

“un asesinato que produjo gran consternación en todo el país”
“enlutó a los venezolanos este 3 de marzo de 2013”
“una persona, un Cacique Yukpa que dedicó su vida a los derechos indígenas y de los territorios ancestrales de estas etnias originales venezolanas”
(VTV, 04/07/14, 7 pm)
Miguel Rodríguez Torres
Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz.




Señor Ministro Rodríguez Torres, usted en nada se ha equivocado, Sabino Romero Izarra fue en verdad un persona, un hombre guerrero Caribe de mucha luz, de la fuerza mágica ancestral de los viejos Yukpa, vivió desde muy joven con la convicción que el rumbo de su vida estaba ya marcada, en verdad sólo vivía para quitarle a los ganaderos y parceleros invasores las tierras que le pertenece al pueblo Yukpa.

Ya los Vargas de tanto guerrear lo sabían desde hacía 40 años aproximadamente, y por último GADEMA cuando quisieron asesinarlo con sus hijos y aliados en la recuperación del fundo Medellín en octubre del año pasado, cuando salieron reculando y gritando: ¡heridos nueve ganaderos!. Ese día le juraron la muerte y comenzaron a reunir dinero en un pote colectivo custodiado por uno de sus máximos grasientos odiadores.

Manguera (Ángel Romero Bracho) se crió en el Tukuko, y enseñó a robar vaca a un grupo de jóvenes Yukpa, su hermano Muchulungo aún vive en el Tukuko, al igual que sus hijos y la mujer Yukpa con sus hermanas, con la cual convivió. Manguera se fue del Tukuko cuando por celos mató a un sobrino de Carmen, tenía parcelas en el parcelamiento La Estrella, al igual que otros matones; se asegura que asesinó con tres encapuchados más a Alexander y a su hermano José Luis, y a Leonel Ramos Romero que vivían en el parcelamiento las Flores cerca de su mamá, la valiente mujer Cacique de la comunidad Kuse, Carmen Fernández Romero, hoy solicitante con otras familias Yukpa de ambos parcelamientos, ya que la dejaron por fuera en pago de las haciendas. Se le veía en operativo encubiertos del grupo GAE o de la Guardia Nacional, lo vieron armado en el desalojo de los Yukpa de Koropo en la hacienda Rancho Alegre en junio de 2005.

Sabino se confió y así Manguera y sus compinches, lo encerraron estratégicamente en la danza motorizada de la muerte en la noche el 3 de marzo en el Tukuko cuando fue el Cacique Eterno con su pueblo a votar contra Alfonso Isnopa, como a Alexander Fernández Fernández en el parcelamiento las Flores el 23 de junio del año anterior pues, en Machiques de Perijá la muerte viaja en moto.

Ayer mismo viajó a Caracas esposado con uno de los ganaderos involucrados, este juicio de por sí es histórico ya que por vez primera ha sido detenido un ganadero en 300 años de asesinatos de indígenas Yukpa y Barí. Ya los ganaderos tienen un pote mucho más grande para seguir comprando conciencia policial, política, jurídica y a periodistas, y a sus sicarios para fiscales valientes, abogados querellantes y testigos claves. No pasarán, los derrotaremos, venceremos.


Sabino Vive, la lucha sigue



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3000 veces.



Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sociedad Homo et Natura

Sociedad Homo et Natura

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a169314.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO