Al-Awda

Hoy más que nunca soy refugiada palestina

El Derecho de Retorno es el alma y fuego de la Causa Palestina, es lavarle el rostro a la historia de la humanidad escribiendo la noble historia del regreso de un pueblo a su tierra.

Soy hija de refugiados campesinos palestinos, sobrevivientes de Al-Nakba. Al tío de mi madre, Hassan Abdel-Aziz, le encontraron su pierna en el tejado de la casa Toda mi familia debió huir de Palestina a raíz del macabro escenario de matanzas contra la población originaria, para erigirse así el régimen colonial de Israel en 1948.

El punto específico que quiero abordar referente al Derecho de Retorno de los Refugiados Palestinos (Resolución 194 de la ONU), es que el universo del refugiado palestino, palestina, no se limita sólo a aquellos palestinos que no poseen dolorosamente nacionalidad alguna. No poseer nacionalidad no es el único requisito para ser refugiado y por ende clasifica en el Derecho de Retorno.

La Resolución 194 de la ONU es bien clara.

Ahora, el hecho de que los países árabes, quienes en gran parte acogieron a los refugiados palestinos, pero sin otorgarles la nacionalidad de la respectiva tierra donde fueron a refugiarse; los mantienen bajo estatus de Refugiados Palestinos. Esto, como mecanismo de presión y estrategia para su retorno , como simbología viva de resistencia, como mensaje de esperanza, justicia y de nunca renunciar a su condición de árabe palestino.

Igualmente algunos dirigentes árabes sostienen ¿Por qué tenemos que pagar nosotros la humillación que cometieron los coloniales israelíes? La postura Árabe no tiene nada que ver con la Resolución 194 de la ONU. Los países Árabes pudieron otorgarles la nacionalidad a estos refugiados palestinos, e igualmente, esto no altera en nada la Resolución 194 de la ONU en cuanto a la esencia del Derecho de Retorno.

La razón de puntualizar este hecho es debido a que el régimen colonial de Israel, no solo viola este sagrado derecho humano, sino que ha buscado en el seno de la ONU abrogar la Resolución 194 y todas las resoluciones pertinentes al auxilio de los Refugiados Palestinos, como la Resolución 302, para la creación de la UNRWA (en sus siglas en inglés), agencia de asistencia alimentaria, médica, escolar, jurídica, de protección social, etc., a los Refugiados Palestinos.

De la misma manera, el colonialismo israelí se ha valido de la ONU y de gobernantes Árabes, para que estos les otorguen la nacionalidad a los Refugiados Palestinos y así dar por cancelado el Derecho de Retorno.

Los Refugiados Palestinos tengan o no tengan nacionalidad, o tengan dos, tres o más nacionalidades, no es excusa para violar su Derecho de Retorno a su nativa Palestina Histórica. El Palestino, palestina, podrá tener múltiples nacionalidades, pero es el hecho de no permitirle su Derecho de Retorno a su tierra originaria lo que hace de él/ella un refugiado.

Yo tengo dos amadas nacionalidades: la venezolana y la canadiense. Fue en Venezuela donde anclaron refugio mis padres y fue en Venezuela donde empecé la vida y luego inmigré a Canadá: pienso en español y algo en francés, no pienso en árabe, pero lo árabe es mi extraño tormento de amor humano que lo hago manifiesto a través del activismo político. Soy Refugiada Palestina, y lo que hace de mi una Refugiada Palestina es el hecho que no se me permite vivir en la tierra de mis padres que fueron expulsados (que es la mía también), independientemente de las otras amadas nacionalidades que tenga.

Imaginemos que los israelíes pierdan su nacionalidad colonial-israelí porque tienen otra nacionalidad adicional. Askenazis (judío-europeo), un fiasco semita que hablan del falso retorno a la tierra ancestral, cuando su ancestralidad es indo-europea. Nos engañan con su seductora épica, ese guión del "retorno" después de 2000 años y sin embargo a los palestinos que tienen 64 años de lucha por su retorno, no se respeta.

Cierta parte de los ciudadanos del mundo ya tienen doble nacionalidad y algunos múltiples nacionalidades, y esto, no les impide vivir o les restringe su libre derecho internacional de salir y entrar a sus respectivos territorios. Sin embargo al palestino, palestina, se le quiere violar su Derecho de Retorno so pretexto que ya porta una nacionalidad determinada.

La violación de la Resolución 194 de la ONU, por parte del colonialismo israelí referente al Derecho de Retorno, no es más que un complemento de la política de limpieza étnica contra el pueblo palestino.

El palestino, palestina de la Diáspora, se ha visto en la afortunada necesidad de abrirse al mundo y también ser parte del mundo en el rincón que le toca estar. El escritor y activista palestino Edward Saïd de nacionalidad estadounidense, quien manifestaba su sentimiento de pertenecía newyorkina, fue un radical apóstol del Derecho de Retorno y no en vano veía que esa Diáspora era un pulmón que debía colocar a Palestina en el mundo y colocar el mundo en Palestina

De acuerdo a la Real Academia Española, el verbo -retornar- es: regresar al punto inicial. Es volver al lugar o la situación en que se estuvo. Por lo tanto los palestinos, palestinas expulsados en 1948 (Al-Nakba) y posteriormente en 1967 (Al-Naksa), deben volver a sus respectivos territorios iniciales. Además de entrar y salir cuando quieran tal como versa el Artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Cualquier persona tiene el derecho de abandonar cualquier país, incluyendo el suyo propio, y retornar a su país.

Además, la Resolución 194 hace uso del término -INALIENABLE-, esto coloca al Derecho de Retorno como un derecho no negociable, por lo tanto ningún Estado o la Autoridad Palestina tienen la potestad de negociar dicho Derecho de Retorno.

La Resolución 194 literalmente estipula: Se debe permitir RETORNAR a los Refugiados Palestinos, que lo DESEEN

Por lo tanto, el inalienable Derecho de Retorno de los Refugiados Palestinos, es propiedad del universo particular, individual, íntimo y privado de cada palestino, palestina. Nadie puede obligar a un Palestino a no Retornar, como tampoco nadie puede obligar a un palestino, palestina a Retornar. El retornar o no retornar es potestad de cada palestino, palestina y no de ningún Estado, Autoridad Palestina u organización.

En otro orden de ideas, el mundo árabe plagado de dictadores traidores al servicio de los intereses imperiales, y por lo tanto al colonial Israel como garantía de perpetuarse en el poder; en la que figuras de la Autoridad Palestina no serán excepción, tal como el ilegitimo presidente Abu Mazen, a quien su periodo de mandato venció hace años, y en la que prácticamente esa Autoridad se ha convertido en una representación de la Ocupación colonial israelí.

Las humillantes y criminales declaraciones del ilegitimo presidente pero oficial traidor palestino: Abu- Mazen, en la que con eufemismo estrangula el legitimo Derecho de Retorno, hace urgente re-editar la fecunda inteligencia que se ha construido en el seno de la sociedad palestina en cuanto al sagrado e Inalienable Derecho de Retorno. Y por otra parte, creo que los palestinos sabemos que estamos ante una crisis interna de carácter moral y de vacío político con Abu Mazen a la cabeza de la Autoridad reaccionaria Palestina.

Desde la Palestina errante Al-Awda

Susana Khalil palestinians_natives@yahoo.com @Susana_Khalil


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4752 veces.



Susana Khalil


Visite el perfil de Susana Khalil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a154230.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO