El fascismo hinca sus colmillos sobre las reivindicaciones populares

Es una maldición que siempre ha pugnado por hacerse realidad desde que la Revolución Bolivariana se hizo gobierno y comenzó a devolverle, lenta y progresivamente la incuantificable deuda que el Estado burgués de los gobiernos de la IV República, tenían con las grandes mayorías empobrecidas por el funcionamiento mismo del capitalismo que siempre es salvaje con los trabajadores y con sus explotados que como víctimas de esa miseria no cuentan con los servicios básicos de atención social, al cual tienen derecho por la sola razón de ser venezolanos.

La perniciosa sobrevivencia de ese Estado Burgués en la V República, y que no solamente cogobierna con el presidente Chávez sino que a veces parece imponerse por encima incluso de las fuerzas bolivarianas del Pueblo pobre que insurge con su reclamo quincuacentenario, permite que con frecuencia a través de su clásica dinámica vuelva el fascismo con su ímpetu de fiereza asesina queriendo hundir sus colmillos de sable en las entrañas de los avances del Pueblo en sus sueños de construcción socialista.

Vamos a citar un solo ejemplo del cual se deriva una multiplicidad de manifestaciones que desnudan a las fuerzas fascistas que intentan por todos los medios volver a ser gobierno para salvar y reforzar a ese Estado casi semifeudal incondicionalmente entregado a los intereses del Imperialismo. Esa referencia es la del Golpe de Gobierno de abril del 2.002. Acuñamos esta nueva denominación de esa acción de facto para aclarar que en ningún momento esta se dio para darle un golpe al Estado Burgués, intacto en la fuerza de sus tentáculos, y de su práctica, sino para reforzar sus estructuras, un poco tocadas por el gobierno encabezado por Hugo Chávez, gobierno, por cierto, a quién en realidad se quería golpear en esa ocasión.

47 horas, un poquito menos un poquito más, duro aquel golpe de gobierno que por esas escasas horas se hizo gobierno; y en ese corto lapso de tiempo practicaron más de 3.000 allanamientos en todo el país, para perseguir, torturar, asesinar, encarcelar al Pueblo en revolución. Esta misma bestia fascista, semi analfabeta ella, y que acaba de ganar la gobernación de Miranda, encabezó el asedio a la embajada cubana, con la peregrina excusa de practicarle una revisión nada más ni menos que a una sede diplomática. Este engendro, mejor dicho este aborto viviente del mismísimo Hitler, ha comenzado a desplegar sus hordas por todo el estado en contra de las misiones y de la Universidad Bolivariana en todo el Estado, avanzan con su cruz gamada como única insignia para intentar recuperar para el fascismo los espacios ganados por el Pueblo en sus amores de Construcción socialistas. Ya estuvo anunciando por ahí que va a traer para Miranda comandos israelíes, que no son otros que los comandos del Mossad, la agencia de inteligencia de Israel para cumplir operaciones especiales en todo el Mundo. Esta policía secreta es en realidad una cáfila de genocidas camuflados en casi todo el Mundo para liquidar los movimientos revolucionarios socialistas que verdaderamente apunten hacia el comunismo. Su relación con la CIA es simbiótica como la del pez y la del agua.

También un ladrón, un bandido de la calaña del abuelo de los Móster, que acaba de ganar la Alcaldía mayor también amenaza con traer otro sospechoso comando de Bogotá, que es uno de los paraísos de la Mossad. También en esos espacios se está persiguiendo a los médicos cubanos, a todas las misiones, y a la UBV.

En el Zulia es para coger palco. Las hordas de Rosales han comenzado a hostigar a todos los espacios ganados por el pueblo en sus acciones revolucionarias. Ha comenzado en verdad, otro golpe al gobierno que preside Hugo Chávez. Esto es lo que realmente significa la llegada al poder accesorio de algunas gobernaciones y alcaldías estratégicas, de estos fascistas de esa misma mierda fascista de Hitler, Musolini y Franco.

Una vez más “Sólo el Pueblo salvará al Pueblo” pero el gobierno bolivariano está obligado actuar en defensa de las conquistas populares de la Revolución, de actuar prontamente, no con la velocidad de Isaías Rodríguez, de Clodosvaldo Russian o de Mundaraín. Se trata de impedir que el Fascismo nos arrope y confunda como ha confundido a las grandes mayorías de nuestro País, todavía desinformadas, y que en un importante número los ha favorecido con su voto, si estar claros que votan contra sí mismos.

Lo bueno del retorno de los fascistas al Zulia, a Miranda, a la Alcaldía de Sucre, a la Alcaldía Mayor, es que se van a estrellar solitos, y van perder sus últimas caretas para engañar a nuestro Pueblo.

tutas13@yahoo.com











Esta nota ha sido leída aproximadamente 2572 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a67822.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO