¿Revolución militar?

La originalidad como criatura nueva en el intrincado juego del lenguaje, necesita ejercitarse en el uso y la costumbre que intermedia en la práctica comunicacional, y más allá en la función del discurso que directa o tangencialmente toca realidades sociales desde el punto de vista político, económico e histórico.

Sin embargo, la Revolución Militar, no es una originalidad concebida por nuestro obrero presidente en funciones de la máxima administración del Estado burgués venezolano; se trata de una vieja categoría muy manoseada por la burguesía enfrentada a su enemiga, la clase feudal, con el propósito de adecuar al ejército en el apertrechamiento, la táctica y la estrategia, como recurso eficaz en el desarrollo de la guerra, que junto a la monopolización de los mercados, y la explotación del trabajo asalariado, le permitiera construir el capitalismo, una fase más avanzada de la historia privada.

La revolución militar, es una innovación en la concepción y el manejo de las confrontaciones ante el feudalismo muriente, o entre potencias que se erigían con pretensiones imperialistas, Surge en ella la necesidad de interpretar cualquier enfrentamiento bélico como un negocio, y por eso surgen los llamados empresarios de la guerra, que precisaban disponer de cuantiosos recursos para comprar las armas adecuadas, y por ende necesarias, y la contratación de mercenarios para profesionalizar la guerra.

La Revolución Militar, no es un proceso económico político e histórico para derrotar a un modo de producción que nos explota y nos esclaviza, en este caso el capitalismo del siglo XXI en Venezuela, sino más bien es una fachada para hacer negocios, con la manoseada retórica de la defensa de la soberanía.

El presidente constitucional Nicolás Maduro, en un acto con las fuerzas castrenses, cuya función es garantizar la seguridad y la defensa de la soberanía territorial del país, llama a profundizar una Revolución Militar en el seno de las fuerzas armadas nacionales. Pero, ¿Necesitamos, el pueblo trabajador venezolano, una Revolución de Negocios, o una revolución económico política e histórica que nos permita vencer a la burguesía en el poder, para establecer un Estado obrero dirigido por la clase obrera?

El insistente y fastidioso manoseo de la categoría Revolución, confunde, sin hacer la Revolución, es decir, sin enfrentar los intereses de la burguesía trasnacional, nacional, y ahora la "revolucionaria de Castro Soteldo; un proceso económico político e histórico dirigido por la clase obrera, su sujeto histórico, por cuanto se haya esclavizada por el modo de producción capitalista.

La revolución militar no enfrentará como no ha enfrentado el contrabando, la usura, la especulación, el paramilitarismo, la extracción de gasolina hacia Colombia, la devaluación sistemática del bolívar a través de la resolución 8 del Banco de la República de Colombia; como tampoco enfrenta las mafias que se han adueñado de la distribución de los regulados: todos estos males constituyen un ataque permanente a la soberanía de Venezuela, y son tan graves como la ocupación de nuestro espacio marítimo.

La Revolución Bolivariana, es un proceso antiimperialista, protagonizado por el mestizaje indoafroamericano, basado en la doctrina de Simón Bolívar para edificar una gran República frente al capitalismo naciente en Norteamérica en su ambición de configurarse como se configuró, como imperialismo. Este es el fundamento por el cual el bolivarianismo es la base de toda revolución que enfrente verdaderamente al capitalismo en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 874 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a274172.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO