El imperialismo y el bloqueo contra Cuba

El imperialismo parece acosado, como herido de locura; su actual dirigencia es el fascismo más radical; ante la evidente pérdida de una buena parte de los mercados del mundo, y frente al avance arrollador de la alianza chino-rusa, también capitalista lamentablemente, reacciona hoy promoviendo en gran parte del mundo gravísimos desajustes en la ya precarizada relación entre los salarios del proletariado mundial, y los precios que necesariamente se tiene que pagar por los alimentos de la vida. Por esa vía el capitalismo, en su fase extrema se ha robado las prestaciones sociales, y la calidad de vida de la clase obrera, casi que en todo el planeta.

Ese imperialismo, que después de la segunda guerra mundial conformó todo un aparataje institucional, supuestamente dirigido por organismos multilaterales, uno de ellos, Las Naciones Unidas para arbitrar al mundo capitalista en sus relaciones de intercambio económico, comercial y financiero, mediante la aplicación de un rasero que privilegia la defensa de los intereses trasnacionales, a costa del hambre y la miseria del proletariado, y la aplicación del modelo social demócrata, de gobiernos sumisos a los dictámenes del Departamento de Estado de los EEUU.

Esa racionalidad idealista, del pensamiento burgués, lanzó la guerra fría, sobre la extinta Unión Soviética, hasta derrotarla, después de haberla calumniado. Es ese mismo pensamiento el que utilizan hoy, los EEUU e Israel para impedir el levantamiento del criminal bloqueo contra la Cuba de los héroes y heroínas por la independencia, la libertad y el socialismo de la más grande de las Antillas, y en América Latina, el Caribe y una buena parte de la madre África.

El demencial idealismo del sueño americano, de reposicionar en el mundo el capitalismo como fin de la Historia, se siente impedido por la dignidad ejemplar de la Cuba revolucionaria. En consecuencia, al Imperialismo no le importa hacer el ridículo otra vez ante la plenaria de la Asamblea General de Las Naciones Unidas, que ya parece que no controla, a partir del 2016.

Estamos esperando la histórica intervención del camarada Bruno Rodríguez Parrilla, en representación del heroico Pueblo de Cuba; Una vez más la tribuna de oradores de Las Naciones Unidas, escucharán el clamor de la Justicia revolucionaria para la Isla de Martí, y para el Mundo; es el mismo clamor de Fidel, del Che, de Raúl, y del Canciller de la Dignidad, Raúl Roa.

En el colmo del descaro, el imperialismo hoy no puede pretender la absurda imposición de lograr con el voto suyo, y el de Israel, aplastar otra vez la votación favorable a Cuba que le brindará la amplísima mayoría de la Asamblea.

Por fin, hoy debe terminar para siempre el criminal bloqueo contra Cuba.

La justicia habrá de prevalecer frente al oprobio.

Venceremos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 490 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Mármol

Eduardo Mármol

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a271332.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO