Elecciones del 9 de diciembre de 2018: Balance Político del PRT

En reunión del Partido efectuada el 10 de diciembre el 2018 en Caracas, en presencia del Comité de Caracas, con la idea de hacer los primeros esbozos sobre el evento electoral del domingo 9, se arrojaron intervenciones y conclusiones políticas sobre el evento electoral, que seguramente resultaran de interés, tanto para los registros de nuestras políticas regionales como para las políticas generales del PRT en el 2019. En dicha reunión se abordaron y concluyeron los siguientes puntos que presentamos a continuación:

Que la situación de la derecha venezolana es irreversible. Su debilitamiento no es coyuntural, puesto que no sólo ha muerto históricamente, sino que agoniza políticamente consecuencia de su desgaste ideológico a causa de los innumerables errores cometidos en los últimos 20 años. Socialdemócratas de AD y social cristianos de COPEI vagan errantes como cometas reducidos, divididos y amontonados con los despojos del MAS, Primero Justicia, Voluntad Popular, Bandera Roja y demás fragmentos de la derecha capitalista venezolana.

La alianza electoral MAS-COPEI en la reciente elecciones de concejales con su divertido <6% histórico>, porcentaje que el MAS nunca pudo superar desde los años setenta y ochenta, simboliza el desgaste político de la derecha conservadora y del viejo reformismo. Esto explica nuestras apreciaciones, en análisis anteriores, del por qué la direccionalidad de la reacción venezolana ha pasado directamente a manos de la burguesía internacional, encabezada por el imperialismo norteamericano, la Unión Europea y sus lacayos colombianos, peruanos, chilenos, brasileños y argentinos, actuando como corre ve y diles de los planes invasores y saqueadores del imperialismo yanqui, un sistema capitalista que, en crisis de estructura interna agudizada por la tensa competencia de mercado con China, Rusia, Alemania y la India, busca afanosamente saquear las materias primas venezolanas y latinoamericanas, llevando al planeta al borde de una desbastadora III guerra mundial, que inevitablemente liquidaría la especie humana.

II. Que el análisis y la línea política trazada por La Dirección del Partido en cuanto al tema electoral de diciembre es correcta y da sus frutos, a pesar de la ilegal maniobre electoral tramada por el PSUV-CNE contra el PRT, al descalificar ilegalmente nuestra tarjeta y la de otros aliados del Polo Patriótico (¿?). La política de la Dirección Nacional de no quedarnos con los brazos cruzados resulta acertada ante una coyuntura electoral cuya novedad no es el simple voto de concejales, sino la formación de una nueva correlación política revolucionaria antiimperialistas y socialistas auténticas en lucha no sólo anticapitalista sino en contra del oportunismo, la corrupción y el reformismo dentro del proceso revolucionario, cuyas ondas se extienden a las propias filas del Estado, del gobierno y del PSUV. Los resultados materializan, en un primer pincelazo, nuevas fuerzas revolucionarias frescas y renovadas en búsqueda de un gobierno obrero-campesino y comunal.

III. Sin embargo, para lograr la plenitud orgánica de esa nueva correlación habrá que superar errores iniciales, por ejemplo, superar efectos negativos en las diversas tácticas de lucha si queremos alcanzar objetivos estratégicos superiores que, pudiendo ser logrados al cien por ciento en la presente coyuntura electoral se lograron sólo parcialmente. En los meses anteriores se avanzó en el proyecto unitario estratégico, pero no se consolidó plenamente la táctica electoral unitaria del Frente Popular Antifascista y Antiimperialista, constituido oficial y previamente en varios Estados importantes del país. Estas elecciones del 9 fueron y aún lo son en sus resultados, un momento perfecto para ordenar y profundizar concretamente los avances políticos-organizativos obtenidos; se avanzó parcialmente con la unidad de varias organizaciones de lucha a nivel nacional, más no con todas las fuerzas posibles y necesarias.

Los resultados de la votación, la organicidad, confraternidad, movilización, propaganda y difusión programática en la alianza Patria Para Todos (PPT)- Partido PRT y otras fuerzas sociales en estados importantes del país, en torno, a la tarjeta electoral del PPT, produjeron una muy interesante respuesta del voto de las masas generales y de las propias corrientes militantes, que elevaron el proyecto unitario revolucionario encauzado por dicha tarjeta, al segundo lugar de votación nacional de la izquierda, después del PSUV, y al tercer lugar en la votación general, por encima de la escuálida votación de la derecha y el reformismo.

Las cifras obtenidas en unidad como las de cuenta propia, indican que, de haberse dado una confluencia general del FPAA -lo cual era y es necesario en materia electoral y no electoral para los componentes del Frente, PPT, PRT, PCV, GALLONES, UPRA y otras organizaciones políticas y sociales- la corriente revolucionaria antiimperialista y socialista podría haber alcanzado un respetable millón de votos, sabido que la unidad tiende a potencializar los resultados obtenidos que, aun así, fueron satisfactorio para el escenario actual. Esta experiencia se hace mucho más valiosa considerando la urgente respuesta unitaria frente a los planes militares de cerco, ruina y destrucción, adelantados a todo vapor por la burguesía yanqui y sus socios locales contra el pueblo venezolano y latinoamericano.

IV. La abstención. Se trata de un cuarto factor de importancia de la coyuntura, puesto que no hablamos de la conocida "indiferencia" popular por los asuntos municipales sino de tensas relaciones políticas de las clases, cuyos efectos en la alta abstención de aproximadamente un 80%, son visibles. En las condiciones de la lucha venezolana actual, la línea abstencionista no representa una formula táctica universal de la estrategia revolucionaria, al contrario, su desubicación del momento la transforma en una reacción refleja izquierdosa agotada en el pasado, con poco sustento conceptual, de un accionar inmediatista, testimonial y poco dialéctico en su análisis.

Diremos entonces: 1. La abstención del 9 de diciembre no es resultado exitoso de una línea abstencionista de la derecha como algunos quieres atribuirse (AD, Primero Justicia entre otros), más bien podría ese nuevo error de la derecha ser su lápida. Divididos, fragmentados, perdidos en el espacio y sin credibilidad popular, tanto la derecha electoral participativa como la derecha electoral abstencionista, fueron nuevamente ridiculizadas por las masas, lo cual hace inútil su esfuerzo para erigirse como triunfadores; tras la abstención se amontonaron no sólo escépticos, indiferentes irresponsables e infantilistas de izquierda etc., sino también el voto protesta contra el dejar pasar y dejar hacer del gobierno bolivariano en relación a políticas liberales venidas de sectores del Estado y del gobierno; la gente contra la anarquía capitalista, la hiperinflación de precios, el atropello bancario, la criminalidad de los laboratorios médicos; contra la ley de inversiones extranjeras y los vejámenes a la clase trabajadora; es un voto d condena a los planes burocrático reformista y al diversionismo político que no significan salida alguna a la crisis estructural del capitalismo venezolano; significa el alerta del plan privatizador adelantado por FEDECAMARAS-VENAMCHAM en complicidad con unos cuantos funcionarios del Estado respecto a PDVSA, el Arco Minero, CANTV, SIDOR y otras empresas básicas.

La alta abstención como voto protesta incidió en la baja continua del PSUV, pero sus líderes no parecen darse cuenta de ello embelesados por el sectarismo y el triunfalismo. Nuestras fuerzas ascienden lenta pero regularmente como acaba de demostrarse, gracias al esfuerzo propio del PPT y de aliados políticos consecuentes y disciplinada como es nuestra Organización.

Por nuestro lado, el PRT demostró en los acuerdos unitarios con el PPT, capacidad de trabajo con mínimo costo y más sacrificio personal, un evidente esfuerzo movilizador, orgánico con mística de trabajo; difusión directa en los medios e impresos, del programa de lucha del Partido, mensaje por la socialización de los monopolios capitalistas concentrados en FEDECAMARAS-VENAMCHAM aplicándole a esta burguesía depredadora, parasitaria y hambreadora los artículos 113 y 114 de la Constitución Bolivariana; por la congelación inmediata de precios; exigiendo castigo ejemplar para los especuladores y corruptos; por la socialización del sistema bancario, un ¡no! a la privatización de las empresas estratégicas y un firme control de cambio; revisión de la deuda externa, de la ley de inversiones extranjeras, estatización del transporte y otros puntos de nuestro programa de lucha, programa difundido con fuerza en Caracas, Portuguesa, Yaracuy, Carabobo, Sucre, Nueva Esparta, Barinas, Anzoátegui, Cojedes, Guárico, Aragua, Zulia (Machique), Delta Amacuro y otros estados.

En fin, la táctica electoral de nuestro Partido, la unidad del bloque PPT-PRT y demás organizaciones sociales, ha demostrado una vez más que el punto neurálgico para la salida a la profunda crisis capitalista de hoy no es otra que la lucha unitaria por un cambio social anticapitalista de estructura, de profundización del proceso revolucionario en función de un gobierno proletario obrero-campesino y comunal.

UNETE LUCHA VENCEREMOS

Partido revolucionario de los trabajadores

Dirección Nacional



Esta nota ha sido leída aproximadamente 798 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Elecciones Municipales, de Alcaldes, Noviembre 2017

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elecciones Municipales, de Alcaldes, Noviembre 2017



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a273322.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO