Las Familias Yukpa tienen derecho a convivir en paz

En el pueblo Tukuko están todas las lenguas que hablan del bien y del mal, incluyendo la de Nelson Sandoval, párroco de la iglesia de la Sagrada Familia, y de su Cacique Mayor quien originó su proceder la división y el desmembramiento de la unidad de las comunidades de los Yukpa Irapa del Tukuko en varios otros Centros Pilotos, para así no estar otras comunidades aledañas bajo su poder y representación. Allí en ese poblado hacen vida algunas familias Yukpa en medio de numerosas otras familias no Yukpa donde se mueve todos los factores y matices políticos, de guerra, credos, ideología y negocios. De todo se encuentra en el Tukuko, por lo tanto los conflictos entre estas familias Yukpa se debe abordar entre ellas o entre ellas con otras familias Yukpa de otras parcialidades, o sectores. No en una asamblea general donde pueden estar operando dentro y en sus alrededores factores de intereses diversos oscuros desintegradores. Esto lo deben entender los representantes tanto el Gobierno Regional como Nacional.

Es decir son las familias Jorgito/Anane, Fernández/Romero y González/Vargas las que deben acordar qué hacer, decidir si arrastran al resto de las familias del pueblo Yukpa a una guerra, o por lo contrario detenerla para abrir la posibilidad de un diálogo de paz y  darse las manos en un mediano plazo ante la mirada de los hombres del Estado gobierno, el país y el mundo.

El domingo y el lunes fueron los días de la irresponsabilidad, la violencia, las lágrimas, la rabia y la muerte, pero todos estos días venideros son los días grandes del diálogo pues vienen días mejores, de paz y de construir una nueva hermandad Yukpa convocándose todos. Y esto lo debe considerar el Gobierno de Maduro Moros como el de Arias Cárdenas en el Zulia, es hora de mirar con otros ojos a los pueblos originarios y al país; pues así nos ordena el Capítulo VII y el Artículo 260 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Declaración de las Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas y muchos años antes el Convenio 169 de la OIT.

Ayudemos a que se logre la paz, derrotemos la violencia.   



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2447 veces.



Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sociedad Homo et Natura

Sociedad Homo et Natura

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a171376.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO