Uribe y Chavez: sigue viva la IV República

La tan cacareada IV República sigue viva y voy más allá creo que reforzada

Recuerdo las adulancias, las presiones que se ejercían desde el alto gobierno para impedir que se divulgara alguna información, se hiciera algún comentario desfavorecedor, la satanización de alguna protesta. Pues hoy en día, en este gobierno se aplica la misma técnica solo que en vez de hacerlo hacia la oposición, son los propios partidarios del proceso los que se ven acorralados.

Personajes como Aristobulo Istúriz, Mario Silva, Vanessa Davies, Jose Vicente Rangel, por nombrar algunos, que se han caracterizado siempre por sus análisis críticos, se han mantenido callados con respecto a la venida del paraco colombiano. Y todo por no contradecir a Hugo Chávez, so pena me imagino de ser descalificados por éste tal como lo hizo con el partido comunista. Han preferido endulzar el hecho, o no tocarlo para que el mandatario no se irrite. ¿Es o no es IV Republica?.

Por otro lado, a las organizaciones sociales que se atrevieron a cuestionar este hecho, en seguida fueron regañados y señalados, logrando que muchos partidiarios se abstuvieran de ir a la protesta (abstención que puede ocurrir en noviembre al paso que se va). El partido del presidente el PSUV no dijo ni esta boca es mía, me imagino por temor o por falta de coraje para enfrentar la situación.

En ese contexto se desliza este proceso, cayendo muy rápido hacia el precipicio de la decepción. El presidente Chávez abusa de su popularidad y cree que eso le da carta blanca para imponerle a sus seguidores sus más descabelladas ideas, cree en una famosa encuesta que Jose Vicente Rangel siempre le muestra, pero cuando se haga la verdadera consulta al pueblo (cosa que debió hacerse con esta decisión) se asombrarán del grado de decepción de la población pues no se puede creer en una personaje que por solo decir este año nada más ha aprobado como 4 leyes y luego las desaprueba, ha dicho miles de cosas contra el gobierno paraco narcotraficante y asesino de uribe (muertes de sindicalistas y civiles) y luego le ofrece nuestro suelo, negocios y le da la mano a un asesino. No se sabe si sube o baja la escalera.

Ayer, un hiperescuálido con quien hablé, describió perfectamente los sentimientos que deben tener los chavistas; me dice: o están decepcionados de su presidente por tantas incoherencias o ni le paran porque no piensan.

Como yo sí pienso y a la vez estoy decepcionada he decidio renunciar al PSUV pues uno no puede pertenecer a algo en lo cual no cree. Parecerá una rabieta y como algo sin valor porque soy solo una persona, pero para mí vale más la dignidad y mis principios que permanecer sometida.

Por ahora y esperando que esto cambie, soy mas anti uribista y anti imperialista que Chavez.

iraidagonzalez_61@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2420 veces.



Iraida González


Visite el perfil de Iraida González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: