¿Golpe eléctrico?

Aquí se ha intentado de todo para derrocar, desconocer o deslegitimar al Presidente Chávez. Bien se ha intentado el Golpe de Estado sin mayores aspavientos, como sucedió el 11 de abril. O bien se apeló al paro petrolero que incluyó la paralización de barcos, el show de exmises, el maruto de Maite Delgado y al sargento García en la Plaza Altamira. O bien ensayaron sus guarimbas con lamentables resultados para la oposición. O inventaron lo de retirarse de las elecciones parlamentarias para terminar reincidiendo en derrotas. Malos cálculos. Malos resultados.

Es de suponer que luego de tantos intentos fallidos y ante la posibilidad cierta de que el Presidente Hugo Chávez Frías se consolide en el poder y se enrumbe hacia el socialismo, los más radicales de la oposición se desesperen al punto de inventar cualquier aventura.

Se dan caso manifiestos de histerismos extremos, como el de Pablo Medina y el disco duro que exhibe de escenario en escenario, sin mostrar lo que el artefacto lleva por dentro. O el de Ledesma que ya nada le queda por inventar contra el CNE. O el de María Corina, cada día más fuera de sí, a punto de perder su glamour. O el de Calderón Berti que hasta sus condiciones de buen sumador quebranta.

Y como se acerca el día de las elecciones, para el 3 de diciembre se plantean varios posibles escenarios. Uno es que Rosales renuncie dos o tres días antes, alegando “fraude”, aunque no lo demuestre, pues éste no existe. A estas alturas, luego de convencer a tantos electores de que voten, una acción de este tipo no sólo enterraría políticamente al maracucho, sino a muchos de los politiqueros que le acompañen.

El otro escenario es que el tipo se declare ganador a media tarde del 3 y estallen las guarimbas por todos lados. Para ello cuentan con los medios de comunicación privados, que de inmediato se sumarían a estas acciones. Contra este escenario se mueve el desencanto de miles de opositores, quienes cansados de salir a la calle “porque a Chávez le queda una semana” no se motivarían fácilmente para armar alborotos callejeros.

Algunos asoman la posibilidad de que la CANTV pudiera formar parte de una acción contra las elecciones, sumándose a un saboteo a los resultados. Se considera que a lo mejor la empresa telefónica no se atreve ante el riesgo de que el intento fracase y el Presidente Chávez tome posteriores medidas legales pero duras contra ella.

Por varios días se habló de alguna acción desde PDVSA, pero la “roja, rojita” del ministro Ramírez parece que acabó con esa coyuntura.

En la última semana se habla de la posibilidad de un Golpe Eléctrico o de Sabotaje Eléctrico, y eso implicaría a Empresas del Estado y empresas privadas, las cuales –según los que sospechan- podrían suspender el servicio que prestan servicio para así originar un caos. Los opositores radicales, electrizados con el apagón, denunciarían fraude. Y vendría el alboroto, las guarimbas y hasta un posible general o coronel alzado en un cuartel, televisado en vivo.

¿Especulación? No sabemos, lo cierto es que no sólo el gobierno debe ponerse mosca, sino que nosotros, como meros electores también. No nos pueden electrocutar el triunfo.



salima36@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2167 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a27509.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO