¿Por qué Rosales reconoció el triunfo de Chávez?

Luego de las recientes elecciones presidenciales del 3-D, pudimos constatar, el anuncio público de Manuel Rosales de que había sido derrotado en dichas elecciones. Sin embargo, hubo y aún hay evidencias de desacuerdos dentro de los sectores de oposición por el planteamiento de Rosales. Ahora bien, ¿por qué Manuel Rosales actuó con aparente conciencia y madurez política? ¿Fue efectivamente una decisión que obedeció a este criterio?.

Desde el punto de vista de la difusión mediática, el anuncio de Rosales se ha vendido como eso, un acto de madurez política. Sin embargo, ¿es posible que una persona que demostró evidentes fallas en la articulación coherente de un planteamiento político convincente, en resumidas cuentas la ordenación de ideas en un discurso creíble, sistemático, de ideas claras, con profundidad política y alcance social, haya tenido un destello de madurez política?. Dejo la respuesta a los lectores y a la vez propongo las siguientes visiones que, a mi juicio, podrían explicar tal situación.

1)VISION INSTITUCIONALISTA: No haber reconocido la victoria contundente del Presidente Hugo Chávez, habría supuesto nuevamente la ubicación de la oposición, representada en esta coyuntura por Rosales, bajo el manto degenerativo de la ilegalidad. En estas circunstancias y atendiendo a que Rosales es el legítimo y legal Gobernador del Estado Zulia, estaría vulnerando dicha condición para convertirse en un mercenario político. ¿Fundado en qué criterios podría entonces argumentar que es un Gobernador Electo y exigir respeto personal e institucional y fiel cumplimiento de las leyes cuando los tribunales actuaran en su contra por rebelión?

2)VISION DE SOBREVIVENCIA: Al no reconocer la victoria de Chávez, Rosales tendría no sólo que ocupar sino asumir el rol y las consecuencias de su condición de “líder máximo” de la oposición bajo un ambiente y sujeto a condiciones excepcionales. ¿Estaba Rosales dispuesto y capacitado para asumir tal rol y tales consecuencias bajo esas circunstancias?. Una de las posibles consecuencias, ya mencionada en un artículo por mi publicado en esta misma página el viernes 17/11/06 titulado “Si ellos se Atreven”, es haber puesto en riesgo su propia vida, y no porque precisamente el Gobierno buscaría asesinarlo, sino que justamente los sectores que dieron el golpe de Estado de abril de 2002 verían la situación, el ambiente y el contexto como favorables para generar el sonado “Evento” que forzara la salida de Chávez del poder.

3)VISION COSTO – BENEFICIO: No reconocer la victoria de Chávez, supondría una vez superado el ambiente de ilegalidad generado por dicha conducta irresponsable, la desaparición total de las aspiraciones nacionales del partido Un Nuevo Tiempo en favor de las mismas aspiraciones del partido Primero Justicia. Por ello, no es casual el cambio de discurso del Alcalde Leopoldo López respecto a los resultados electorales.

4)VISION DE DESCONTROL TOTAL: No reconocer la victoria de Chávez, hubiese supuesto que Rosales fuese devorado por las ansias desmedidas de poder de sus supuestos aliados y financistas, quienes sumergidos en una vorágine de protagonismo y ambición, más que ayudar a la oposición la perjudicarían casi irremediablemente.


En definitiva, detrás de esta decisión estuvo la mente fría y calculadora de un tercero, que no necesariamente fue un solo hombre, quien(es) evidenciando la contundencia del triunfo del Presidente Hugo Chávez, convencido de que la decisión opuesta acabaría con la oposición, y conciente de que era el momento para tratar de apropiarse de ella, para darle cuerpo y permanencia “conciente” en una agenda particular para actos futuros, condujo a Rosales por la vía de la sensatez y de la democracia. Pero no precisamente por aceptación al fenómeno político que representa Hugo Chávez, sino porque ha constatado la necesidad ingente de cambiar la estrategia pues hasta ahora ésta ha sido errada y sus resultados adversos. Esta nueva estrategia pasa por reconocer que Rosales no es un líder en si mismo, sino que fue el producto de una circunstancia mediática cuya expresión popular –“la gente que votó por él”- justamente no lo hicieron por él sino contra Chávez. Ello significa, por ahora, mantener el síndrome de la campaña electoral con Rosales como cabeza visible pero con la necesidad urgente de encontrar un líder, que evidentemente sustituirá a Rosales en el mediano plazo.

Resta sugerir al resto de la sociedad que mayoritariamente votó por el Proceso Bolivariano, estar más alerta que nunca y trabajar más arduamente en profundizar los valores revolucionarios con conciencia, honestidad y desprendimiento…hay que recordar como dijo el Che Guevara: “No hay Revolución sin Ideología Revolucionaria”.

Alexander Yanez es Politólogo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8627 veces.



Alexander Yánez


Visite el perfil de Alexander Yánez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Yánez

Alexander Yánez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a28017.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO