LOS MINISTROS FRENTE AL SOCIALISMO Y LAS EMPRESAS DEL ESTADO

Soy solo un viejo trabajador que lamenta mucho haber llegado un poco tarde al auditorio de Venalum el pasado lunes 05/02/2007, porque no me fue posible escuchar completamente al exponente sobre el tema que tení­a que ver con la cogestión en las empresas del Estado. Sin embargo, lo primero que pude observar al entrar y lo último que alcancé a escuchar, me indicó que la CVG sigue, lamentablemente, en el marco de la IV República donde aún existe un sistema capitalista muy marcado, no solo en lo económico, sino también en lo social, polí­tico y cultural; porque se mantiene aún una dirección o gerencia vertical, con mentalidad oligárquica sin serlo, en la que solo un pequeño grupo tiene el poder de decidir permanentemente sobre la mayoría, enquistando así­ una clara "lucha de clases" entre "explotadores y explotados", "patronos y obreros", "oligarcas y proletarios", cuando en realidad todos son trabajadores del estado y por ende de toda la sociedad venezolana, incluida la mayorí­a que votó por el socialismo.

Al llegar, noté que la asistencia al auditorio correspondí­a en un 95%, al mal acostumbrado y exagerado personal de dirección y gerencia de las empresas adscritas a CVG que, habituados al sistema capitalista, están ansiosos por mantenerse como "accionistas" de lo que realmente pertenece a todos los venezolanos, y que además se creen los únicos con derecho a la vida, a esas industrias y a la felicidad, el resto; algunos trabajadores subordinados y marginados de estas mismas factorías, que sin convocatoria previa, fueron dispuestos al debate, que al final no se dio de forma amplia y sustanciosa, porque el exponente, al patear irónicamente al socialismo, pidió café para él y no para los demás, dándose tiempo solo para cuando le avisaran que debía marcharse al aeropuerto, terminando en efecto el acto de manera intempestiva al llegarle el aviso. Todo se desarrolló a la comodidad del exponente y en beneplácito de la gerencia cuarta republicana de las empresas de la CVG.

Ya, al poner atención al acto que se realizaba, me habí­a dado cuenta que el exponente era un personaje con voz de acento extranjero, que al final de lo que expresaba, me sonaba a un representante de la "izquierda revisionista europea", que al igual que muchos de los llamados intelectuales, se aprovechan de sus acertados razonamientos en alguna que otra realidad, para continuar calificándose así ­ mismos de socialista para tratar de negarla como único sistema posible contra el capitalismo feroz que destroza al 80% de nuestra población y su hábitat. El profesor exponente, se aferró únicamente en como nos afecta una economía internacional capitalista, para concluir en que es muy compleja, por no decir imposible, la posibilidad del socialismo en Venezuela. En mi opinión, el exponente piensa que somos supremamente ignorantes. Que no estamos conscientes de que la vía hacia el socialismo es larga, dura y llena de obstáculos. Que ante los distintos ábices del imperialismo y sus lacayos, no estamos transitándola ya, en lo interno y externo, por etapas en el plano social (Industrial, educativo, sanitario, recreativo, formativo, cultural, agrario, pecuario, servicios, etc.) y polí­tico (Leyes, Normas, Reglamentos, Diplomacia, otros) mientras se crean mejores condiciones nacionales e internacionales en el campo económico y tecnológico a través de las integraciones regionales y acuerdos, como el "MERCOSUR" y el "ALBA".

El tema anunciado para ese evento; "Democracia Obrera en las Industrias Básicas" creo, no se correspondió con el exponente, la exposición, ni con los asistentes al acto pues, tal como lo señalé al inicio; el exponente no siente ni interpreta a la gran mayoría de trabajadores subordinados y la comunidad marginada, ni nada tiene que ver con las empresas estatales; el tema tratado por el exponente versó sobre la limitante economí­a capitalista internacional en lugar de la estrategia socialista de la revolución en las industrias básicas en función del protagonismo horizontal y rotativo en las decisiones de la empresa por parte de todos los trabajadores y sin excepción, por último; este acto no contó con la presencia masiva del resto de los trabajadores y las comunidades organizadas, se trató, desde mi punto de vista, de otra actividad de los representantes de la IV en la V República de la CVG para mantener su hegemoní­a.

Por lo expuesto, se nota claramente que, mientras el presidente Hugo Chávez trata de dar cumplimiento a la voluntad socialista expresada por el pueblo en las urnas de votación el pasado 3 de diciembre, los ministros, como el de MIBAM, hacen todo lo contrario ¿Hasta cuándo vamos a tener unas empresas que nos pertenecen a todos los venezolanos en manos de unos pocos que marginan a las grandes mayorí­as populares? ¿Es justicia que mientras los gerentes, jefes de departamentos, supervisores y demás trabajadores reciben tan elevados sueldos, burguesas comodidades, jugosas prestaciones sociales y altos bonos de producción, las comunidades vivan como miserables y no sean tomadas en cuenta? ¿Qué esperan, que el pueblo actúe directamente con sus trabajadores y rescate lo que por justicia les pertenece aunque para ello y por culpa de la intransigencia e inconsciencia de los ministros, se derrame la sangre?

Me hubiera gustado preguntar al exponente y al ministro del MIBAM lo siguiente:

Al expresar el profesor que la dirección o gerencia horizontal, con la participación de los obreros no garantiza el socialismo porque al final va a resultar en:

  1. Caer en la economí­a capitalista mundial (diferencia entre costo y precio del producto)
  2. La posibilidad de que el trabajador cambie de conducta y mentalidad al ser jefe.

* ¿No les parece a ustedes que están tomando en cuenta solo el aspecto internacional del comercio, dejando de lado lo social y participación obrera en las decisiones fabriles?

* ¿Cuál, de acuerdo a su criterio, sería la alternativa o ví­a hacia el socialismo?

* ¿Estratégicamente, no podemos adaptarnos a la economía internacional mientras profundizamos nuestro proceso en diferentes áeas sociales tomando en cuenta el tiempo necesario para ello?

* ¿Acaso no tenemos capacidad y voluntad estratégica para realizar ajustes micro y macro económicos que nos permita el equilibrio hacia lo interno con relación a lo externo?

* ¿Le parece mejor y justo el sistema capitalista y cuarta republicano que se aplica actualmente en las empresas del estado?

* ¿Acaso en las direcciones o gerencias verticales de las empresas del estado no existió y aún existen la corrupción, la injusticia y la ineficiencia?

* ¿Por qué no se aplica en todas las otras empresas del Estado la misma acción cogestionaria que se desarrolla tan positivamente en ALCASA con voceros del "Consejo de Fábrica" en lugar de jefes?

* ¿No puede el socialismo establecer Leyes, Normas y Procedimientos que permitan la igualdad y la justicia en las empresas del estado, rebajando la jornada diaria a seis (6) horas para obligar así­ a la producción en lí­nea a cuatro (4) turnos en lugar de tres (3) y así­ ingresar a la mayoría de los desempleados, en lugar de aumentar sueldos y salarios, pagar bonos de producción, excesivas prestaciones sociales y horas extras a pocos?

* Si se contrata a un trabajador para que preste un servicio en cada jornada a cambio de un sueldo o un salario ¿Por qué hay que pagarle además un bono y sobre tiempo para que este produzca, mientras hay otro padre o madre de familia que también tiene derecho al trabajo y está pelando bolas junto a su familia?

* ¿Por qué la CVG estimula el capitalismo y el privilegio en sus empresas filiales dejando fuera al resto del pueblo venezolano, si el objetivo del gobierno nacional que le dio la mayoría de los votantes, es el socialismo?

Estoy totalmente de acuerdo con lo manifestado y llevado a cabo por el Ing. Carlos Lanz, en ALCASA porque demuestra estar claro en la necesidad de extirpar el ovario en el que se engendra la corrupción, la ineficiencia, la injusticia y la discriminación social, comúnmente llamado capitalismo. Veamos como a través del "Consejo de Fábrica" aplicado por su presidente y sus trabajadores en ALCASA pasaron esa factoría de saldos rojos, a azules en forma sostenida, además de otros alcances a favor de la comunidad. Prefiero este sistema de participación social y horizontal en las decisiones de las empresas básicas, que a los de otras participaciones capitalistas y verticales que solo dejan privilegios en manos de pocos.

Sres. Ministros, respeten la lí­nea del Presidente y la orden de la mayorí­a del pueblo expresada en las elecciones, o se van, porque al fin y al cabo, no se ha votado por ustedes para ministro. La descripción de sus cargos es la de "Ministro para la Representación Popular" ¿O es que no se han dado cuenta?

PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE. ¡VENCEREMOS¡



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6827 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre PSUV - Partido Socialista Unido de Venezuela


Otros artículos sobre el tema Elección Presidencial 2006-VENEZUELA

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Elección Presidencial 2006-VENEZUELA


Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a30437.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO