El diálogo

Nuevamente de nuevo, (y valga la redundancia) ciertos "lideres" de la oposición actuando como inútiles y malcriados hijos de rico, se levantan de la mesa y le dan el patadón acostumbrado. Listo, boto tierrita y no juego más, me regreso a mi guarida con el bate, el guante y las pelotas. En el caso de nuestros héroes capitalistas, los artículos de primera necesidad, las medicinas y demás, cuya producción, importación y distribución, por inocencia, descuido o conveniencia de algunos, aún siguen estando en sus manos. (Algo que debe ser revisado por el pueblo en este proceso constituyente, al igual que las asignaciones y el uso de las divisas que produce el estado y que nos pertenecen a todos)

Estos honestos y sacrificados representantes de los partidos de oposición, llegaron como siempre exigiendo .En ningún momento tuvieron, ni tienen, la intención de dialogar para buscarle soluciones a los graves problemas, inducidos o no, guerra económica o no, que hoy afectan a todos los ciudadanos venezolanos.

Llegaron exigiendo impunidad para los políticos presos por delincuentes, algo que ellos bien saben es casi imposible. Todos tenemos grabadas en la memoria las imágenes de algunos de ellos asaltando embajadas, llamando continuamente a la violencia y al golpe de estado, y lo peor, la traición continua y descarada de pedir intervenciones y sanciones contra la nación de Bolívar, en los grandes centros de poder de la derecha fascista transnacional.

Por supuesto, no hay que pensar demasiado para saber cuáles son sus maquiavélicos planes, o más bien cuáles son las órdenes de sus amos y señores: sabotear, bloquear, impedir cualquier acuerdo que ayude a despejar el camino hacia el progreso de la patria .El mandato del triunvirato militar que gobierna los Estados Unidos, expresado por su administrador imperial, el payaso anaranjado, es claro: desestabilización, bloqueo, sanciones y violencia indiscriminada, que de ser posible nos lleve a una guerra fratricida, ya sea entre venezolanos o con los hermanos de algún país o países vecinos.

Que falta hace que de las filas de la oposición surjan nuevos líderes con un sentido crítico y nacionalista de cómo hacer política con p mayúscula, con p de pueblo, y no unos corruptos arrodillados ante el amo imperial, dispuestos a vender hasta su madre por unos dólares más, como los actuales autoproclamados ( a lo Carmona) lideres opositores.

Hoy el mundo se enfrenta a una guerra de pranes, todo está relacionado, nada es casualidad; la política imperial de occidente en el sudeste asiático con sus bases militares y su constante despliegue de fuerzas, al igual que la invasión cultural, la persecución ideológica y la continua injerencia ejercida por los poderes hegemónicos occidentales después de la segunda guerra mundial, tienen, como motivo principal, impedir la unión de los países asiáticos. De la misma manera, el caos en Afganistán y en todo oriente medio y África es para impedir la unión, y detener el avance de los nuevos poderes Euroasiáticos (Rusia y china)

En este mismo contexto, tenemos las siete bases gringas en la república de Colombia (el Israel de latino América) y las demás bases en latino América y el Caribe, enclaves desestabilizadores con un propósito principal, impedir la unión de nuestros pueblos, y el avance de los intereses de los gigantes euroasiáticos en lo que el gobierno gringo considera su "patrio trasero".

El ataque imperial obligó al presidente Maduro a tomar la decisión de alinearse aún más drásticamente con sus socios rusos y chinos, además de tomar la muy correcta pero peligrosa decisión de comerciar los recursos del país en otras monedas, (recordemos lo sucedido a Gadafi al tratar de comerciar el petróleo en dinares oro, fue asesinado brutalmente y una Libia prospera y en paz fue despedazada y dejada en ruinas.)

Observemos con imparcialidad, ni los rusos ni los chinos tienen bases militares y brigadas del ejercito regadas por todo el planeta, ni acostumbran (salvo excepciones, la unión soviética en Afganistán, para apuntalar un gobierno socialista que en esa época le trajo al pueblo afgano verdadero progreso y en el caso de china, el Tíbet, que ellos consideran su territorio) invadir territorios militarmente para apoderarse de sus recursos, lo hacen con una muy bien planeada política comercial, siempre ofreciendo relaciones beneficiosas para todas las partes y respetando las leyes y normas internacionales.

Los estados Unidos y sus socios en el crimen de la OTAN han bombardeado, invadido, y desmembrado naciones en su desesperada y diabólica ambición de dominar al mundo entero; Han estado en guerras de conquista desde su creación, acabando con los pueblos nativos y robando sus tierras, han invadido sin motivos reales a más de cien países, causando millones de muertos, y desde hace más de una década se han declarado en guerra permanente .Por cierto fueron las hordas guerreristas del pentágono quienes utilizaron por primera vez armamento atómico sobre blancos civiles, en un cruel y absurdo acto de terrorismo, que aún permanece impune.

Hoy en día, ya ni siquiera se cuidan de guardar las apariencias, apoyando y financiando descaradamente al terrorismo, alcahueteando la corrupción y el tráfico de drogas y tratando de salvar por medio de la violencia y el caos generalizado al mafioso sistema financiero capitalista y sus elites oligárquicas.

Los pseudo líderes de la oposición, se ven naturalmente atraídos a esta cultura de la muerte y la destrucción, por eso su genuflexión permanente ante las fuerzas corporativas imperiales. Estos vende patria son capaces de destruirnos a todos para recibir la limosna que estas elites le entregarían en el supuesto negado de la derrota de la revolución Bolivariana.

Que nadie se equivoque, las elites corporativas y sus brazos armados, no cesaran en su empeño de destruir a la revolución bolivariana y apoderarse de nuestros recursos.

Es deber de todos impedir la realización de los macabros planes de la dictadura corporativa global y sus arrastrados secuaces, para nuestra patria y para la América, No a la guerra, no al caos y a la violencia!

Pongámonos todos a trabajar juntos, hombro con hombro, corazón con corazón para cambiar todo lo que tenga que ser cambiado y salvar a la patria y al mundo de la demencia y el suicidio colectivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 557 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a252879.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO