Ramos Allup, Capriles y la MUD quisieron revivir el paro que Carlos Ortega no ha levantado desde 2002

"El nivel de logros de una persona, en la vida, lo pone ella

en función del precio que está dispuesta a pagar".

PETER BELOHLAVEK

"¡Que grato verlo, camarita!", me dijo Anacleto al verme llegar. "Por lo que leí, recibió mi mensaje la semana pasada y créame que lamento no haber podido asistir a nuestra tertulia semanal. Hoy me toca hablar sobre los hechos del 2002, en especial del paro que ‘se le fue de las manos’ a Carlos ortega y a la mal llamada Coordinadora Democrática, que de democrática no tenía nada. Y es que usted sabe que para poder defender el presente hay que conocer el pasado y sus actores principales y el binguero fue uno de ellos". Presumiendo de sus conocimientos, continuó: "Se dice que recordar es vivir, por eso y como si fuera ayer, vuelven a mi mente siempre recuerdos de los ‘partes de guerra’ de la Coordinadora durante ‘la huelga general indefinida’ y las penurias que el pueblo venezolano tuvo que pasar. No teníamos gasolina, los negocios los cerraron a la fuerza porque el que no se parara lo agredían, no teníamos donde comprar alimentos, cerraron sus propias urbanizaciones para que sus vecinos no pudieran salir ni en casos de emergencia, había francotiradores que asesinaban a quienes osaran tratar de quitar barricadas, incendiaban instalaciones de instituciones públicas, colocaron guayas asesinas y muchas cosas más. El paro disociado nunca fue levantado. Bueno, ¡hasta suspendieron el béisbol!, que es el deporte nacional. Por eso debemos hacer que a la gente no se le olvide las ‘hazañas’ de estos ‘héroes’. De ahí que haya iniciado este ciclo de charlas para los jóvenes de hoy, cuyos recuerdos no parecen estar actualizados .!Vamos a Miraflores! ¡Vamos a Miraflores!, se les escuchaba decir, pero nada de levantar el paro, sin importarles el costo humano que éste tenía". Me miró fijamente y terminó diciendo: "Si con este llamado de la MUD no están emulando los llamados del pasado, de la carroñera Coordinadora, entonces hay que llamar a Mandrake el Mago para que nos explique lo que quieren. No hay razón ni protocolo, no hay proyecto de país; sólo rabia, resentimiento, odio, violencia y mucha confusión. Lo triste es que no aprendieron nada de la experiencia pasada y siguen cometiendo los mismitos errores. ¿Será que persiguen revivir el paro que Carlos Ortega no ha levantado desde el 2002? O sea…"

La situación actual de la MUD es peor que la de la Coordinadora Democrática en el 2002. Los opositores de entonces llenaban las avenidas de Caracas y creían que de verdad sus líderes buscaban lo mejor para el país; por eso los seguían. Todos fuimos testigos del triste desenlace y de los resultados obtenidos: un gobierno de facto que apenas si duró lo que un peo en un chinchorro, porque de inmediato el pueblo olvidado salió a la calle a restituir el hilo democrático y rescatar al Gigante Hugo Chávez Frías; unos francotiradores en el Hotel Ausonia, cerca de Puente Llaguno, quienes, con rifles de precisión, tenían instrucciones de disparar en contra de ambos lados para crear una matanza entre hermanos; la disolución de todos los poderes; la autojuramentación de Carmona El Breve; la celebración en Miraflores con la participación del partido de la Conferencia Episcopal, y luego la carrera, chorriados todos, cuando el pueblo se les vino encima exigiendo el regreso del presidente por el que habían votado. Por eso a Ortega no le dio tiempo de levantar la "huelga indefinida" a la que había llamado.

Buscar un estallido social, sin pensar el costo humano que acarrea, es algo insensato. Las ansias de poder de un grupito radicalizado, que parece dominar e influir sobre casi 25 minipartidos son algo inconcebible, pero triste realidad. Henry Lisandro ansía cumplir su sueño de ser Presidente alguna vez en su vida y trabaja en eso, así sea del mismo modo que logró la secretaría general de Acción Democrática: destruyendo el partido para que nadie se le opusiera. Por eso lleva más de 20 años al frente sin llamar a elecciones. De un partido de dos millones de votos lo convirtió en uno de no más de trescientos mil. Y así aspira a ser Presidente. Por eso había que acabar con la Asamblea Nacional, para que nadie le disputara la candidatura, en vez de trabajar para lo que fue electo, y había que tranzar una alianza con pasados enemigos como Voluntad Popular, el del que fuma "marigüanita, que creen que se la están comiendo. Lo peor es que los "petimetres, lechuguinos, filipichines y mariposones" de Primero Justicia, como los llamó, no se dan cuenta de sus verdaderas intenciones: no cumplir con lo pactado en diciembre 2015 y no darle la presidencia a Borges en enero 2017.

De Capriles qué les puedo comentar que ustedes ya no sepan, porque viendo como Henry Lisandro le está tomando la delantera, quiere volver al ruedo con amenazas y bravuconadas de que "le damos al gobierno hasta el 12 de noviembre para que fije la fecha del revocatorio o llamado a elecciones generales porque sino iremos a Miraflores a entregarle a Maduro la carta de despido". ¿Ustedes lo han visto alguna vez a la cabeza de alguna marcha de importancia, si es que ha habido alguna? Ese será el primero que saldrá rumbo a su lujoso apartamento en Nueva York apenas vea pueblo en contra, sólo tenemos que escuchar lo que opinan Patricia Poleo, María E. Salazar, Franchesqui y otros, opositores acérrimos, del susodicho.

El G4 de la MUD no tiene influencia sobre la gente que dice agrupar. Por eso nadie le para. A Timoteo Zambrano, ¿no lo habían expulsado "democráticamente" del cargo que ostentaba? El "ultimátum de la MUD" de pararse de la mesa de diálogo el 12 de noviembre si no ve resultados, es un pataleo de ahogado porque saben que este año revocatorio no hay y que tampoco habrá elecciones presidenciales anticipadas. Sigue de fracaso en fracaso al igual que sus llamados a "ir a Miraflores", ante la presencia del chavismo en la calle. Las amenazas de violencia de Guevara no asustan a nadie porque el pueblo está decidido a no seguir poniendo los muertos; que los pongan otros. Sus simpatizantes le gritan improperios cada vez que se reúnen, entonces ¿qué les queda? ¿Será que reconocerán que lo del 6D fue un evento circunstancial que no han sabido aprovechar y que por sus metidas de pata se les ha devuelto?

De todo esto nos queda que Henry Lisandro, Henrique y la MUD tratarán de revivir la "huelga indefinida" del 2002 que a Ortega se le "fue de las manos" (a confesión propia) y que aún no ha levantado. ¿Tendrán éxito? Ya el paro anunciado fue un fracaso, como todo lo que hacen. Y es que el pueblo está claro: el que quiera cruzar el río que se moje los pantalones, porque, con tantas guerras a las que lo han tenido sometido, no está dispuesto a permitirles nada. Recuerden que Rondón no ha peleado y que el pueblo ya conoce a sus verdugos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1030 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a236604.htmlCd0NV CAC = Y co = US