¿Qué pasa?

¿Será que los funcionarios no entienden qué quiere la Revolución?

¡Saludos del alma, camaradas!

Estas pregunta tiene que ver con la cotidianidad en la actuación de Gobernadores, Alcaldes y funcionarios de la Administración Pública con poder para organizar y para otorgar contratos.

El presidente Chávez lo repite una y mil veces, insiste casi hasta la saciedad de que “el poder reside en el pueblo”, mejor dicho, debe residir. Sin embargo, las autoridades competentes continúan con su esquema de la cuarta “li-ci-tan-do”, otorgando contratos de ejecución de obras a empresas grandes y regulares.

El empoderamiento del pueblo, el poder a las comunidades, no parece estar en planes ni en programas locales y regionales. Ni siquiera en la intención. Con sus excepciones.

Gobernar con el pueblo, ceder el poder al pueblo. No gobernar con amigotes, ni burgueses viejos o nuevos.

A veces vemos parciales movilizaciones, alegres movilizaciones, de franelas y gorras rojitas en calles y avenidas barriendo, limpiando y se corresponde a contrataciones llamadas veinteocheras (28 días) para no contratar fijos ni pagar prestaciones sociales.

¿Es o no al mejor estilo de la IV República?

Todavía, al mismo cuartaestilo, se reacondicionan y se reinauguran parques recordando la desidia de los gobiernos de la democracia bobalicona. Y se reparan escuelas y liceos. Y cada año es el mismo peo al inicio de clases. Que no están en buenas condiciones. Que si los techos, que los baños, etc.

Siguen las contrataciones de grandes empresas, incluso la mayoría de personeros bien de la IV, con el criterio o justificación de que hay que arrancar obras para impactar y sólo pueden hacerlo, sin contratos, los que ganaron bastante billete en la IV. Y se han metido un billete mayor en la V, porque hay más plata.

No se han fortalecido a los Consejos Comunales. No basta con crearlos. Hay que apoyarlos, asesorarlos, hacerles seguimiento constante. Vigilarlos.

Miren, camaradas, ocurrió con las cooperativas para construcción y mantenimiento, que aun no siendo el espíritu formal del cooperativismo, que regularmente es para producción de bienes y servicios, se estableció para masificar las organizaciones en los mencionados rubros. Y mientras se abarataran los costos, nuestros compatriotas contarían con una plata más o menos fija (aunque no cuenten con otros beneficios que esperemos otorgue la Ley de Seguridad Social) Una entradita semanal, pues, más con mantenimiento

Se han desatado quejas de que las cooperativas no cumplen. En Pdvsagas que se quedaron con los anticipos (50%). Algo parecido, me confiaron, con el Min. de Viv. y Háb. Cerradas las contrataciones con cooperativas.

No es la propia culpa de ellos, son los activos coletazos de la IV que siguen huracanando a nuestra población, líderes inclusive.

Las malas costumbres, todas, permean a nuestra incipiente revolución. Revolución pacifica e imbricada de mafias de todo tipo. Gente de la cuarta, pues.

Las cooperativas de construcción y mantenimiento no debieron quedarse solas, ni deben. Por el contrario, deben contar con algunos técnicos y profesionales socialistas. Hacerlas bien sólidas. No es fácil ejecutar o mantener obras de cualquier tipo sin formación técnica. Si controles de todo tipo.

Por cierto, que tenemos una gran debilidad con uno de los factores más importantes contra la corrupción, incluyendo la mala calidad de los trabajos, como son las Contralorías Sociales. Las mencionamos, nos apoyamos en que “eso será para control de ellas” y casi todos desconocemos cómo funcionan, a quién reportan las observaciones, cómo detienen las actuaciones erradas, etc.

Es más, pensábamos que se iban a controlar las contrataciones dispendiosas a grandes empresas cuando el presidente Chávez, el 22.08.08, inaugurando la Productora de Plátanos Argelia Laya, en Barlovento, “exigió eliminar a contratistas del Estado”. Pidió a las compañías del Estado, Pdvsa, Sidor, CANTV, empresas de la CVG, Electricidad de Caracas, entre otras, aplicar esa medida. Dijo: “Son parte del capitalismo más salvaje, unos tipos con su empresa, vieja o creada, contratan a los trabajadores con sueldos miserables, a veces les niegan prerrogativas establecidas, los explotan y se llevan la gran tajada”

Entonces, camaradas, averigüen cómo van las contrataciones.

Casos hay de trabajos que requieren utilización de gran parte de mano de obra y son contratadas a grandes empresas. Que sí sería lógico para obras de gran complejidad técnica. Represas, viaductos, etc.

Los anticipos de obra, las cancelaciones a nuevas empresas o cooperativas, o las que se consorcien porque son trabajos mayores, sólo requieren de mejores y mayores controles administrativos y de calidad de los trabajos. Un esfuerzo mayor, pues.

Que alquilen equipos que no tienen por qué tener. Ah, porque la IV estableció grandes empresas de “construcorrupción” con base a poseer montones de maquinarias y equipos. Se potenciaría a las empresas de alquiler con costos razonables. Hasta pudiesen ser del gobierno.

¿Quién podía o puede competir con empresas con gran poderío económico, en especial basado en los equipos? Simplemente, nadie. Ninguno.

Todavía en Pdvsa están las grandes empresas consultoras de todos los tiempos, contratando profesionales (avisos de prensa) para gerenciar y ejecutar proyectos y obras nuevas, que son muchas. Los contratan por unos montos y les agregan una serie de sobrecostos administrativos (overheads llaman).

No se ve la posibilidad de aglutinar buenos profesionales para ejecutar proyectos y obras porque las que están inscritas en Pdvsa llevan mucha ventaja, en especial por las relaciones entre ellos y los viejospdvsistas disfrazados. Y más cómodo, pues.

Esperemos que los nuevos alcaldes y gobernadores, y los que repitan, entren por el aro de la Revolución, de Chávez, con la obligación de soltar los billetes y empoderar al pueblo, a las comunidades organizadas.

Que entiendan que son unos voceros más de las comunidades organizadas y que éstas organizándose internalicen sus responsabilidades en sus barrios. Adiós a los papás gobiernos.

Pero… cuán difícil es superar ese esquema de poder cuartarrepublicano de dar contratos. Y de negocitos, dicen.



¡Patria, Socialismo o muerte! y si empoderamos al pueblo, y si todos los funcionarios trabajan con honestidad y eficiencia ¡VENCEREMOS!


edopasev@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2965 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social