¿Quién perdió el 23-N?

Al concluir el proceso electoral regional del pasado 23 de noviembre, anunciados por el CNE los resultados oficiales, los chacales mediáticos de la oposición iniciaron un bombardeo comunicacional para resaltar su victoria y hacer ver que se daba inicio al desmoronamiento del chavismo en Venezuela. Como toda noticia fraguada en laboratorios gringos, está desprovista de fundamentación, ya que al hacer un análisis objetivo observamos la contundente y arrolladora victoria de la revolución, plasmada en el triunfo de 17 gobernaciones de 22, lo que representa 77,27%.

La oposición mantuvo las gobernaciones de Zulia, Nueva Esparta y Carabobo (con otro factor) y ganó en Táchira y Miranda, mientras que el PSUV recuperó Aragua, Yaracuy, Sucre, Trujillo y Guárico, demostrando un incremento sustancial de las fuerzas revolucionarias; además tomando como base el referéndum constitucional del 2 de diciembre de 2007 como último proceso electoral, observamos que los votos bolivarianos se incrementaron 17%; aunado a esto, de las 327 alcaldías en disputa, la revolución bolivariana obtuvo la victoria en 265, es decir 81%, y de los 167 curules a los consejos legislativos regionales, obtuvimos 141, lo que representa 84%.

Como se observa, el pasado proceso electoral fue un rotundo éxito para el Partido Socialista Unido de Venezuela y vale la pena preguntarse entonces, ¿quién verdaderamente perdió? Esta lista la encabezan las encuestadoras, las cuales, lejos de suministrar información producto de la investigación científica de campo, se constituyeron en una suerte de pitonisos, quedando al descubierto que los resultados que ofrecían obedecían únicamente a la complacencia de sus clientes. La oposición, hace 4 años, obtuvo 85 alcaldías y a partir del 23 de noviembre se redujo a 57, con una pérdida de 33% de los gobiernos municipales.

Otro gran perdedor es el partido Podemos, el cual, hace 4 años, obtuvo 3 gobernaciones (Aragua, Sucre y Yaracuy) y 52 alcaldías y en este proceso electoral, tras la caída de su máscara y paso a la oposición sólo será gobierno en el municipio Roscio del Guárico y Padre Chien del estado Bolívar. AD en el año 2004 obtuvo 34 alcaldías y en este proceso electoral sólo logró 19, con una disminución de 55,88% en los gobiernos municipales. El MAS, de 2 alcaldías se redujo a cero. A este renglón de derrotados se suma la clase media, que por su inconsistencia política ha sido víctima de las campañas comunicacionales, llegando al extremo de la alienación, pues es imposible pensar que este segmento de la sociedad venezolana habiendo logrado elevar su nivel de vida en 10 años de revolución bolivariana, materializada entre otras cosas, por la reducción de los intereses, la eliminación de los créditos indexados y las cuotas balón, congelación de las tarifas de los servicios públicos, incremento de los salarios, la protección a la producción nacional y la pequeña y mediana industria a través de mecanismos justos de integración, lo haya ahora desconocido. En fin, un sinnúmero de beneficios que sólo una clase media inconsciente sería capaz de desconocer y no votar por un sistema de gobierno que la proteja, atentando contra sí misma. Pues en el capitalismo, se imposibilita el ascenso social al no permitir que ésta se supere, llevándola a la extinción.

En conclusión, en esta memorable jornada del 23 de noviembre, la revolución bolivariana sale victoriosa y más fortalecida para avanzar moralizada con paso firme a la conquista de la enmienda constitucional que le brinde la oportunidad al heroico pueblo venezolano de hacer realidad nuestro grito: "¡Uh! ¡Ah! Chávez no se va".

 


pedrocarreñoe@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4602 veces.



Pedro Carreño


Visite el perfil de Pedro Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Carreño

Pedro Carreño

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a68096.htmlCd0NV CAC = Y co = US