Avanzamos o retrocedemos en la construcción del PSUV

Las cartas tienen rato que fueron echadas, son muchos los meses que han transcurrido desde que el presidente puso el tema del Partido Socialista Unido de Venezuela en el tapete. Se pudiera creer que el presidente comenzó hablar sobre la conformación de esta organización a partir del 03 de diciembre, luego de su reelección, pero no es así. El presidente habló de la articulación de esta estructura unitaria, hace más de dos años. Solo que hubo compatriotas que no se percataron, quizás de forma intencional, de que les tocaba jugar y decidieron tomar la decisión de mover sus piezas cuando se vieron colocados en 3 y 2. Decisión que imagino resultó increíble para el primer mandatario, porque quien puede esperar que con todo lo que ha hecho el presidente para mantenerlos a flote, a pesar del inmenso rechazo que el pueblo siente por ellos, estos tomaran esta decisión. Y aquí traigo a colación aquella vez que protestábamos un grupo de estudiantes Universitarios en un Aló Presidente que se hizo en Cumaná, contra el Gobernador Ramón Martínez, el presidente dijo tajantemente: que el único líder en este estado era este señor, y que no iba a apoyar a los grupitos regionales… esto a pesar de todo lo que se conoce de este individuo.

El presidente a pesar de que nos pide que debamos ser radicales, muchas veces repiensa las cosas antes de accionar, ejemplo de esto es su actitud ante las posiciones tomadas por estas tres organizaciones. Muy a pesar de que tiene todo a su favor, porque fácilmente pudiera convertirlos en cascarones vacíos si se lo propusiera, o simplemente desaparecerlos como le ocurrió a el partido MAS. Que era una organización que se robusteció con el insurgir del presidente, pero pensaron que su fortaleza provenía de lo interno y terminaron quedando casi extintas.

En estos últimos días nos dimos cuanta de la caída de algunas máscaras, gente que diariamente se autocalifican de socialistas, desestimando la posibilidad de conformar una estructura partidista única para la revolución. Parecieran ser de aquellos que utilizan el término como un simple eslogan del que pueden beneficiarse, pero que ven en su aplicación un peligro para sus intereses. Personas que les gusta vivir y mantener un liderazgo a costa de un eslogan, pero que al igual que le pasa a la burguesía les aterra el solo hecho de vivir en un sistema de justicia social, donde sus privilegios y su status sean equiparados con los de la totalidad de la sociedad. Resulta increíble que nuestros “socialistas” no reconozcan que aquellas sociedades que más se han acercado al socialismo, han debido pasar por la construcción de una unidad de dirección única. Parecieran estar seducidos por los falsos socialismos que existen en muchos países de Europa, en Chile. Que más que socialismo son en realidad un sistema neoliberal. Las palabras pronunciadas por algunos de estos los ubican dentro del pensamiento socialdemócrata. No se han deslastrado de su pasado, lo cual resulta peligroso para la consolidación de esta revolución.

Tremenda empresa la que se ha propuesto el presidente, cuando plantea llevar a nuestro país a la conquista de una sociedad mas justa, hacia la consolidación del socialismo. Pero nos dimos cuanta que no todo el recurso humano que conduce esta ardua tarea esta en consonancia con lo que se quiere. Y vamos hacer un repaso por lo que han dicho hasta ahora para respaldar esta posición.

El partido Podemos en el acto “quien dijo miedo” a través de su presidente y su secretario general emitieron algunos planteamientos que dejan mucho que desear y que nos lleva a preguntarnos que diferencia hay entre los que hacen ahora la oposición y los que la harán próximamente, ellos plantearon entre otras cosas lo siguiente; “no participamos ni participaremos jamás de un pensamiento único”, “no creemos ni en socialismo, ni en capitalismo de estado, creemos en socialismo democrático”, “las fuerzas oficialistas no deben acorralar a la oposición democrática debemos incluir a la oposición para llevar adelante los debates sobre el socialismo del siglo XXI”, “ patria, socialismo democrático o vida, además proponen una constituyente de cúpulas para conformar el partido. Ya muchos han dicho que es difícil diferenciar estos planteamientos con los de la oposición. Escucharlos pronunciar estos planteamientos es como oírlos pronunciar: con la educación de mis hijos no te metas, nos están cubanizando, politizan nuestra educación, se esta creando una dictadura castrocomunista. De verdad que no hay mucha diferencia. Y cuando Ismael García plantea lo de sentarse con la oposición para preguntarle como debe ser nuestro socialismo, no es nada nuevo. Ya que estos compatriotas vienen sumando a su partido a lo más rancio de la oposición desde hace años. Tienen rato preparándose para el gran salto. No hay un estado donde esta estrategia de inclusión opositora no se halla puesto en práctica. Y siguen financiándolos hasta el día de hoy, a pesar de que en su gran mayoría votaron por rosales en las elecciones recientes. Es una estrategia muy usada en el estado sucre. Y lo de socialismo democrático y vida expresa que el no va ir hasta el final por la mejora del nivel de vida de todos, cuando llegue el momento de negociar para mantener la vida o sus intereses lo harán y venderán a quien tengan que vender. “En esa frase expresa un altruismo extremo”.

El partido comunista de formación marxista leninista, a través de su presidente expreso: que no se disuelven porque tienen más de 76 años en el mercado, además poseen una marca y que los partidos comunistas existen en todo el mundo. Pero habría que ver si el valor que experimento la plusvalía de su marca, se mantiene cuando queden fuera del PSUV. Porque siendo sincero el único valor que tenían esas siglas era el valor sentimental, mas ningún otro. Y simplemente se pusieron a valer cuando se incorporaron al polo patriótico. Hasta hace poco eran simplemente un accesorio más de nuestra política nacional. Una arquitectura más de museo de nuestra política nacional. Sin ningún tipo de influencia y con un pasado reciente que contrasta con sus años de guerrilla.

El partido patria para todos ha sido el mas cuidadoso y plantea un comando ayacucho que llamaremos frente antiimperialista. Como que si el fin del PSUV se limitara a tan poco. Creen que sus cuadros por ser los “mejores” deben dirigir la revolución. Pero la votación sacada en Guárico refleja todo lo contrario, al parecer no son tan mejores.

A pesar de la negativa el presidente mantiene el llamado para que se incorporen y hasta ha extendido los plazos para el alistamiento. Pero habría que evaluar los discursos reveladores y llenos de odio que fueron emitidos y verificar si estos compatriotas realmente creen en lo que creemos los revolucionarios o si por el contrario sienten mayor atracción por los planteamientos de la derecha.

(*)Lcdo.

PEDRO.G.FIGUEROA@GMAIL.COM


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1945 veces.



Pedro Figueroa(*)


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a31705.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO